Salta, la insegura

Qué es el "Pozo de la Muerte", el lugar más peligroso de Salta

Denominado así de forma vulgar, el pozo de la muerte es un espacio de horror, violencia, narcos y adictos.

Josi Giménez

En las sombrías entrañas de Villa Lavalle, un barrio de la capital salteña, yace un sitio que ha ganado notoriedad por razones macabras: el "Pozo de la Muerte". Esta denominación, que evoca terror y desolación, se aferró a un lugar marcado por la violencia, la delincuencia y el oscuro comercio de las drogas.

Este oscuro enclave, ubicado a apenas 300 metros de la comisaría del barrio, en las márgenes del río Arenales, fue testigo de atrocidades que  estremecieron a los salteños. Un brutal ataque en 2014, en el que una mujer fue víctima de golpes y violaciones, dejó una cicatriz indeleble en la memoria colectiva.

La suegra de la víctima, en una valiente declaración a una radio local, reveló los horrores que acontecen en este lugar. Habló de una red de venta de pasta base, alimentada por la complicidad policial, y prometió en ese momento, regresar para "terminar con la droga".

El relato es estremecedor: entre pitbulls hambrientos y jóvenes consumidos por la adicción, el "Pozo de la Muerte" se erige como un monumento a la decadencia y el desamparo. Casas convertidas en puntos de venta de droga, y la constante amenaza de la violencia, convertieron a este lugar en un infierno en la tierra.

La situación es aún más desgarradora cuando se conoce la historia de la mujer que fue brutalmente atacada. Golpeada por una turba de hombres, violada por diez de ellos, y perdió su embarazo en medio del horror en el 2014. Su pareja, presente en el momento del ataque, sufrió múltiples puñaladas.

Pero la tragedia no terminó ahí. Cuando la mujer buscó justicia, encontró más tormento. Fue detenida y, en un giro perverso del destino, aquellos que la habían agredido saquearon su hogar. El "Pozo de la Muerte" devoró su vida y sus sueños, dejándola en un abismo de dolor y desesperación.

Este lugar, que una vez fue conocido simplemente como "El Pozo", ahora es sinónimo de muerte y desesperanza. Es un recordatorio sombrío de los males que aquejan a nuestra sociedad: la violencia, la drogadicción y la impunidad. Y mientras este oscuro rincón siga existiendo, la justicia y la paz seguirán siendo esquivas en Salta.

En medio del lamentable crimen a un joven supuesto chorro de la zona, donde un jubilado lo habría ultimado de un disparo, recordamos a este lugar, pocas veces accesibles, ya que se encuentra en un lugar estratégico y propicio para la delincuencia, a pesar que son unos pocos los que realizan estas prácticas y los vecinos, deben sufrir las consecuencias. 

Esta nota habla de:

Comentarios

  • yo t'i dicho

    entrá si queré, salí si podé

    Ver más

    Responder
    • A ella le están entrando

      Jajaja carnero.

      Ver más

      Responder
    • Antiyutos

      Marikas salen corriendo cuando ven a un cana solo con los abuelos se hacen los machos.

      Ver más

      Responder
    • Vecino

      Vas a terminar como el yuto ultimado.segui nomas así.

      Ver más

      Responder
      • maver

        Maver, maver. te espero a la salida. te voy a hacer chalchalear

        Ver más

        Responde a @Vecino
        Responder
        • Vecino

          Uh que miedo salí ahora hacete el macho! Estas escondido yuto.

          Ver más

          Responde a @maver
          Responder
  • Pozo de la muerte

    Es la Argentina del desquiciado hdmp

    Ver más

    Responder
    • Jajaja

      No te cansa de ser tan pelotudo?

      Ver más

      Responder
  • Terminator

    Dame un lanzallamas, y no queda ni uno.

    Ver más

    Responder

Tucomentario

Nombre

Más de Salta