Niñas, no madres

Providas no dejaron abortar a una nena de 11 años abusada por su abuelo

La pequeña fue víctima de abuso sexual y lo descubrieron cuando comenzó a sentir "movimientos" en su vientre.

Un nuevo caso de abuso sexual a una niña conmueve a toda la sociedad. No ocurrió en Salta, sino en Bolivia, pero la gravedad de los detalles que giran en su entorno hace que la conmoción llegue hasta este lado de la frontera. La víctima tiene apenas 11 años y está embarazada. El violador es su abuelo de 61 años. 

La pequeña quedaba al resguardo del abusador debido a que sus padres salían a trabajar. 

El hecho se registró en Yapacaní, en la región oriental de Santa Cruz luego de que la niña le contara a su prima que sentía "extraños movimientos en su vientre". Ante esta descripción, la prima le contó a su madre, tía de la menor abusada, quien hizo la denuncia, reveló a EFE la directora ejecutiva de la Casa de la Mujer, Ana Paola García.

A raíz de esta denuncia el hombre fue encarcelado y la menor, que tiene 21 semanas de gestación, fue internada en un hospital maternológico cruceño.

La madre había pedido la interrupción del embarazo, pero luego cambió de opinión por pedido de un grupo católico que habló con ella. La niña también quería abortar, ya que expresamente dijo: "No quiere ser madre", por lo que se le suministró una primera dosis del medicamento para interrumpir la gestación, explicó García. Sin embargo, una abogada que la organización religiosa le puso a la madre un memorial de desistimiento junto a una carta manuscrita en que la menor supuestamente cuenta que ya no quiere abortar, situación que frenó el procedimiento. "Es un crimen lo que se está haciendo con esta criatura porque, en un país justo, las niñas no son madres", sostuvo García.

El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, opinó que se debería evaluar psicológicamente a la menor y en caso de que ella decida interrumpir su embarazo, "se le debe generar todas las condiciones materiales para que así lo haga".

La Iglesia repudió "la brutal violación" pero defendió "ambas son vidas humanas" en tanto un feto de cinco meses ya es una criatura "bastante formada". "Un crimen no se soluciona con otro crimen", aseguró.


Esta nota habla de:

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Sociedad

¿Quiere recibir notificaciones?
Subcribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante