Medio ambiente

Un enorme basural a cielo abierto, la herencia que Güemes busca enterrar

Está a apenas 1500 metros de la ciudad y al frente de la cárcel federal.

A poco más de un kilómetro, Guemes tiene el foco infeccioso más grande de la ciudad, el Vertedero Valle del Sianca frente a la cárcel federal y cercano al río Mojotoro, dónde 30 familias día a día trabajan como recicladores juntando cartón, plástico, vidrio, etc. Es un basural a cielo abierto, herencia de los anteriores gobiernos municipales. 

"Apostamos fuerte, porqué después de 17 años vertiendo todo tipo de residuos a cielo abierto, el basural significa tener a escasos metros, el mayor foco infeccioso para nuestra población y el medio ambiente. Consolidamos el trabajo de base, recuperamos el consorcio, logramos la expropiación de las tierras, gestionamos y conseguimos algunas maquinarias necesarias para instalar un punto verde, planificamos cursos y preparamos el terreno para lograr sobre bases firme, encarar el trabajo en serio y en forma definitiva", contaron desde la Municipalidad. 

En las últimas semanas con los 30 trabajadores del reciclaje establecieron un plan de trabajo en conjunto. Se están dando cursos de capacitación en el manejo de las maquinarias existentes, se está ordenando por playas en el basural los desechos, reforzaron las defensas a orillas del río mojotoro para proteger a la población del Paraje Torzalito y los recicladores están en continua capacitación para una mejor perfomance. 

Esta nota habla de:

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Salta

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante