Ni Disney la dibujó tanto

Imputan a ex intendente y un venezolano por una clínica de mentira en Salta

Aseguraban que se contruiría un mega proyecto de 8 pisos y última generación en uno de los pueblos más pobres del norte salteño.

Matías Giliberti

Que Pasa Salta

Este martes se llevarán a cabo las imputaciones contra el ex intendente de Aguaray, Jorge Enrique Prado, y el venezolano Wuisthon Antonio Díaz Solano. Están acusados de cometer estafas agravadas y adulteración de instrumentos públicos y privados. Todo esto por la promesa de contruir una clínica de vanguardia y gran infraestructura en uno de los pueblos más pobres del norte de Salta. 

El caso está en manos del fiscal penal de Salvador Mazza, Armando Cazón. 

Mientras su gestión era sacudida por el escándalo del robo de caños del gasoducto NEA, Jorge "Quique" Prado anunció que se construiría en Aguaray un centro médico de 8 pisos y tecnología de punta. Para ello contarían con el apoyo del grupo Banesco, con sede en Caracas (Venezuela). La inversión sería de 50 millones de dólares.

Sebastián Solano Guzamana la entidad bancaria era Díaz Solano, que en ese momento dijo llamarse Sebastián Solano Guzamana, de profesión médico y politólogo. 

En el concurrido acto realizado en octubre del 2020, Prado anticipó que el Ejecutivo solicitaría la autorización del Concejo para que los indispensables equipos e insumos médicos pudieran ser acarreados en un vuelo desde Panamá al aeropuerto de General Mosconi. De pasada, el intendente adelantó que el Concejo tendría que autorizar la donación de un predio de dos hectáreas ubicado sobre la avenida Mitre, a pocas cuadras de la plaza principal de Aguaray, por que allí se construiría el complejo médico con una inversión que, al cambio de hoy, supondría la friolera de $9.000 millones.

"Ahora lo tenemos para amontonar arena", enfatizó Prado, en referencia al predio que fue transferido desde el Sindicado Unido de Petrolero del Estado (SUPE) al municipio de Aguaray durante la gestión de Juan Carlos Alcoba, exintendente que falleció por COVID-19 un mes antes del rimbombante anuncio de la clínica del primer mundo.

El 6 de octubre de 2020, solo dos días después del anuncio que realizó con bombos y platillos, el Ejecutivo ingresó al Concejo los pedidos de autorización. Con estos ribetes, el montaje ilícito tuvo escandalosas derivaciones penales que hoy se extienden desde el norte salteño hasta Caracas.

A partir de notas que publicaron en su momento, como así también de un comunicado con él, Banesco Internacional se comunicó con Agenda/Salta y negó cualquier vinculación con el supuesto representante que apareció junto a Prado y las supuesta clínica del primer mundo anunciada en Aguaray.



Comentarios

  • kirchneristaskorruptos

    y siga el choreo total los giles pagamos impuestos para estos hdps

    Ver más

    Responder
  • Che

    Argentina pais generoso!

    Ver más

    Responder

Tucomentario

Nombre

Más de Política

¿Quiere recibir notificaciones?
Subcribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante