Aberrante

"Yo la maté, son las 3.45, ahora me mato yo": tragedia en Gesell

El hombre, de 80 años, le disparó en la cara a su esposa, de 75. Luego se pegó un tiro.

Un hombre de 80 años mató de un disparo en el rostro a su esposa de 75 en Villa Gesell y, tras el femicidio, se suicidó luego de dejar una carta en la que admitió el crimen.

El femicidio se registró el miércoles por la madrugada, en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en una casa situada en Paseo 115 entre avenidas 3 y 4 de la ciudad balnearia. 

El nieto de la pareja muerta encontró a su abuela, Elsa Revello (75), muerta sobre la cama de una de las habitaciones por un disparo a la altura del ojo izquierdo, y a Alfredo Poggio (80), mecánico jubilado, en la cama matrimonial, con un tiro en la sien derecha y una pistola Bersa calibre 9 milímetros en una de sus manos.

El hombre, de 80 años, le disparó en la cara a su esposa, de 75. Luego se pegó un tiro.El fiscal de la causa, Walter Mércuri, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 de General Madariaga, dispuso que se realizara la autopsia, cuyo resultado confirmó que se trató de un femicidio seguido de suicidio.

El hombre había dejado una carta en la que escribió: "Yo la maté, son las 3.45. Ahora me mato yo".

Además, le envió un audio de WhatsApp a uno de sus hijos alrededor de esa hora de la madrugada en el que le dijo que había asesinado a la madre y se iba a suicidar.

"La mujer estaba en la cama de una plaza, aparentemente dormida por la forma en la que estaba ya que tampoco tiene ningún signo de defensa", precisó un vocero encargado de la investigación. Tras ello, el agresor fue a su habitación y se suicidó con la pistola de la que era legítimo usuario para portarla.

Esta nota habla de:

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Policiales

¿Quiere recibir notificaciones?
Subcribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante