Salud
Bajo la lupa

Obras sociales y clínicas mostraron su cara más perversa en la pandemia

Día a día se multiplican las denuncias de afiliados salteños por la falta de atención y cobertura médica.

Matías Isola

Que Pasa Salta

El rol de varias obras sociales y clínicas durante la pandemia de coronavirus roza lo patético en Salta. Demostraron una falta de ética alarmante y la situación explotó por los aires. Las denuncias se multiplican a diario por la falta de atención a sus afiliados y hubo casos extremos como el de Eduardo Chañe. La viuda del reconocido periodista deportivo apuntó contra el IMAC y contra el IPS, y habló directamente de que a su esposo "lo dejaron abandonado". Días después su pulmón colapsó y murió en el hospital San Bernardo. El fiscal penal Ramiro Ramos Ossorio ya tomó cartas en el asunto e inició una investigación.

VER TAMBIÉN: "[URGENTE] Se suicidó un policía dentro de su casa"

A medida que pasan los días se van conociendo más casos de salteños que no encuentran respuestas por parte de las obras sociales. Pagan religiosamente sus cuotas y no reciben la cobertura médica correspondiente. No sólo para casos de coronavirus, sino también para otras patologías (hay urgencias que no pueden esperar). Esta semana, Que Pasa Salta dio a conocer la historia de Bastián, un nene de 3 años que no pudo operarse de una infección renal porque IOSFA no le pagó a la clínica. Uno de los tantos ejemplos de desidia. Su mamá está desesperada y ya no sabe a dónde recurrir.

En otro caso desgarrador, se conoció el audio de un hombre con COVID-19 que acusó al IMAC de dejarlo completamente abandonado y a la deriva. Es una de las clínicas que más denuncias acumula hasta el momento. El drama es superior si se tiene en cuenta que muchos pacientes con obra social que deberían estar internados en el sector privado, acudieron a hospitales públicos para recibir atención. De esta manera, las camas se saturan y el sistema sanitario se encuentra al borde del colapso.

Con un tuit elocuente, el médico Sebastián Schanz dejó en claro que hasta las obras sociales más caras están haciendo agua y que la situación afecta a personas en distintas posiciones socioeconómicas: "Situación en Salta, Argentina. Paciente febril persistente, falta de aire, desaturación. No consigo dónde internarlo. Sistema colapsado de casos! No importa si tenés OSDE (es el caso) o no tenés obra social. Por favor RT para que se sepa". Más claridad imposible.

El PAMI también deja mucho que desear. Tiene en Salta unos 130 mil afiliados y sólo firmó convenio con tres establecimientos (Clínica Azul, Sanatorio Modelo y Hospital Militar). Demasiado poco para una Emergencia Sanitaria. ¿No hubo tiempo acaso para firmar la mayor cantidad posible de convenios? ¿Qué se hizo en los meses en que Salta casi no tuvo infectados? La falta de previsión está a la vista de todos y las consecuencias pueden ser dramáticas. Los enfermos sobran y las camas faltan.

Ahora no hay tiempo que perder y lo importante es salvar la mayor cantidad posible de vidas en todo el territorio provincial. Pero llegará el momento de evaluar el desempeño de obras sociales y clínicas. La salud privada es un gran negocio y genera ingresos millonarios. Se pueden ver edificios faraónicos y modernos en Salta, que no se condicen con el servicio que prestan. Afiliados que pagan sumas importantes de dinero por coberturas que brillan por su ausencia en plena pandemia. Mucho marketing, mucha publicidad, mucha prensa, pero cuando las papas quemaban se borraron y dejaron abandonados a sus afiliados. ¿La Superintendencia de Servicios de Salud? Bien, gracias.

Cada caso en particular deberá ser investigado por la Justicia. Hay un clamor de la sociedad para que no haya impunidad. Y hay una salud pública que necesita descomprimirse para evitar el tan temido colapso. A través de una acción de amparo presentada por el Gobierno provincial, las clínicas deberán atender a pacientes con coronavirus. Algo que deberían haber hecho desde un principio. El negocio será redondo para muchos, pero el abandono de personas lo deberán cargar en sus conciencias por el resto de sus vidas. 

Esta nota habla de:

Comentarios

  • Salteño

    Hablan de las clínicas privadas generalizando, hay clínicas que desde que empezó la pandemia están atendiendo covid. Pero su infraestructura no les permite asistir a todos ni disponer de uti. Den nombre de las clínicas, aunque se sabe que son las privilegiadas por los diputado.

    Ver más

    Responder
  • Cala

    Dede siempre con el viejo cuento. si ahondamos llegamos a los grandes negociados de las obras sociales., empresas farmaceuticas, laboratorios etc.."la cadena del terror"

    Ver más

    Responder
  • Iofa

    Una vergüenza nacional, el gobernador te pide si tenés obra social, concurrí a la clínica que tiene convenio, pero, ni sabe si esa obra social está al día con el pago, teniendo el socio que deambular y mendigar atención medica. Asimismo, aquí el la provincia somos varios radicados, pertenecientes a las fuerza armadas y fuerza de seguridad federal. La salud de una persona sobretodo mayor no se hace esperar, .

    Ver más

    Responder
  • Chaqueño Palavecino

    El IMAC está guardando camitas para los que pongan mas $$$

    Ver más

    Responder

Tucomentario

Nombre

Más de Salud