Internacional
Un horror

Entró a la catedral, acribilló a cuatro fieles y se suicidó: "Había sangre por todos lados"

La masacre ocurrió en la ciudad brasileña de Campinas y hay gran conmoción en todo el país.

Un hombre mató a cuatro personas e hirió a otras tantas al invadir la catedral de la ciudad brasileña de Campinas, en el estado de San Pablo, durante una misa poco después del mediodía y disparar contra los fieles antes de suicidarse frente al altar.

El tiroteo causó escenas de pánico en la agitada zona central de Campinas, tercer mayor municipio paulista, con 1,2 millones de habitantes. El entorno de la Catedral fue cerrado al tránsito mientras equipos médicos y de bomberos retiraban a las víctimas de la iglesia construida en 1883. La policía, que investigaba el motivo del crimen cometido con una pistola y un revólver calibre 38, identificó al atacante como Euler Fernando Grandolpho, de 49 años, residente de la cercana localidad de Valinhos.

"Era cerca de la hora del almuerzo y hacía cinco minutos que la misa recién acababa. El hombre llegó con un arma en la mano y empezó a disparar. Siempre pensé que la iglesia era un lugar seguro", señaló el testigo Pedro Rodrigues, quien se hallaba dentro del templo.

Según publicó La Nación, las víctimas fatales aún no fueron identificadas; una de ellas llegó a ser socorrida con vida por el servicio de urgencia médica, pero falleció camino al hospital. De acuerdo a los primeros informes, entre los heridos había dos mujeres y dos hombres; todos fueron de inmediato trasladados a hospitales cercanos, donde eran sometidos a cirugías para la retirada de los proyectiles.

"La mayoría de las víctimas son ancianos, personas inocentes, contra las que el sospechoso disparó. La escena es desesperante, una tragedia muy grande", dijo a la prensa el agente de la guardia municipal Alexandre Moraes.

En el momento del ataque, varias patrullas policiales estaban movilizadas para responder a un robo a un banco cercano.

"Oímos muchos tiros, más de 20. Yo entendía lo que pasaba hasta que unas personas entraron corriendo y gritando dentro de la tienda", relató la comerciante Patricia Silverio, gerenta de una joyería a pocos metros de la catedral.

A través de un comunicado, la Arquidiócesis de Campinas lamentó la tragedia y señaló que las razones del ataque son desconocidas. "En cuanto dispongamos de más informaciones las haremos disponibles. Contamos con las oraciones de todos en este momento de profundo dolor", apuntó.

3Comentarios
  • V
    vk

    que paso amiguito no era q dentro de la iglesia diosito los cuida? :V

    Ver más

    11/12/18
    2
    5
    Responder
    • D
      DIOS

      JUSTO ME HABIA IDO A HACER UNA SOPITA DE CABELLO DE ANGEL

      Ver más

      13/12/18
      0
      0
      Responder
    • E
      elchaqueño

      El tirador era una herramienta divina... elegido para llevar a personas inocentes al paraiso... dios actua de formas misteriosas.. ridiculas y extremadamente violenta.. pero siguen habiendo pelotudos que creen que es amor..

      Ver más

      12/12/18
      1
      1
      Responder

Tu comentario

Nombre