Yo no lo sabía

La desgarradora razón por la que El Chavo del 8 era huérfano y su nombre

Se revelaron detalles de la triste vida que tuvo el personaje antes de llegar a vivir en el barril en la vecindad del Señor Barriga.

QPS Zapping

El Chavo del 8 es el personaje más icónico de la televisión mexicana y casi que te diría de todo el continente. Se sabe que vivía en la vecindad del Señor Barriga, en un barril, donde jugaba con sus amigos Quico, La Chilindrina, Noño, Popis, y los demás. Lo que pocos conocían es el motivo por el cual era huérfano.

Como describió su creador, Roberto Gómez Bolaños, en el libro El diario del Chavo del Ocho -texto póstumo del actor que murió el 28 de noviembre de 2014 a los 85 años- su historia familiar es digna de un culebrón mexicano. En el spin off de su vida, el Chavo podría contar que nunca conoció a su padre y que solo mantiene un puñados de recuerdos de su madre, una mujer que hizo lo que pudo. Que lo dejaba en una guardería porque maternaba sola y trabajaba muchas horas para cubrir los gastos familiares. Que cada noche al terminar su jornada iba a recogerlo, aunque debido al cansancio a veces no se daba cuenta qué niño le entregaban y se llevaba a otro, dejándolo solo en la institución. Hasta que una noche no pasó a buscarlo, y pasó otra noche, y días completos, y ya nunca más se supo de ella, y el Chavo finalmente terminó alojado en un orfanato.

Su nombre real

Rodolfo Pietro Filiberto Raffaelo Guglielmi jamás recibió una visita mientras estuvo en el hogar. Tampoco apareció una familia con intenciones de adoptarlo. Por el contrario, padeció el maltrato de la señora Martina, una celadora que no quería a los chicos. Cansado de llorar y de ver a sus compañeros tristes, entendió a muy corta edad que debía valerse por sus propios medios, entonces tomó coraje para enfrentar a su cuidadora y habló en representación del grupo, le dijo que se iría de ahí si no dejaba de maltratarlos. La amenaza salió mal, porque sin un dejo de humanidad, la mujer le abrió la puerta y le respondió que si no le gustaba, podía marcharse. Y el Chavo se fue.

Su llegada a la vecindad

Recién llegado vivió en el departamento número 8, donde lo adoptó una señora mayor porque aseguraba que le recordaba a su nieto. Tiempo después, la mujer falleció, llegó un nuevo inquilino a la vecindad del Señor Barriga y el niño tuvo que mudarse a viejo barril ubicado en el patio de entrada al complejo.


Comentarios

  • Señor barriga

    El vivía en el 8! El barril era su refugio. Insinuaron que su papá era vendedor en el parque. Hubo un vendedor muy parecido a el, muy torpe y exasperante.

    Ver más

    Responder

Tucomentario

Nombre

Más de Zapping

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante