Cobarde accionar

Brutal patoteada a un jugador norteño en los vestuarios: "Le reventaron la cabeza a patadas"

Sucedió tras el partido entre Club Progreso y Deportivo Trancas mientras un jugador ingresaba a los vestuarios. Desde el club tucumano buscan a los responsables de la brutal agresión.

Otro hecho cobarde de violencia se hizo presente en las canchas del Norte argentino. Durante el partido entre Club Progreso y Deportivo Trancas, fueron expulsados dos jugadores, uno de cada club, cuando Aldo Alexander Suárez (31 años), de Progreso, fue brutalmente agredido.

El cobarde hecho se produjo mientras el jugador del club rosarino se dirigía hacia los vestuarios y fue atacado por varios individuos (dos de ellos jugadores rivales e hinchas locales) que lo dejaron inconsciente, y, no conformes, continuaron golpeándolo hasta producirle múltiples fracturas de cráneo.

Suárez tuvo que ser trasladado de urgencia para ser atendido. Por este motivo, directivos del Club Progreso pidieron una sanción ejemplar a la Liga de Fútbol de Rosario de la Frontera para los responsables del Deportivo Trancas, que integra la liga de la Ciudad Termal.

Néstor "Chiquito" Chávez, vicepresidente de Progreso y testigo de la agresión de Suárez, manifestó a El Tribuno que:

"He trabajado veinte años como árbitro de fútbol; fui jugador, ahora dirigente y jamás en la vida vi una situación tan grave como la que le tocó vivir a Aldo".

Esta nota habla de:

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Tiro Libre

¿Quiere recibir notificaciones?
Subcribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante