¡Grosa!

Tiene 38 años, nació sin brazos, cría a su hija y hace todo con los pies

Conocé la historia de Sarah, la joven que se volvió viral en las redes sociales.

QPS Sociedad

"Artista, madre y creadora de contenido". Así se define en la descripción de sus redes sociales la mujer belga Sarah Talbi, quien tiene 38 años y es madre de Lilia, de 3 años. Para complementar esta amplia definición que se da a sí misma, la mujer suele compartir en sus redes sociales (Instagram, YouTube y TikTok) infinidad de fotos y videos de sus espectaculares trabajos y obras.

El detalle es que Sarah nació sin brazos por una situación particular y una malformación congénita que los médicos no han logrado determinar todavía; ni cuando nació ni hasta el momento. Claro que esto no ha significado ningún impedimento ni excusa para que pueda desenvolverse con naturalidad. Higienizarse, maquillarse, comer, pintar y hasta criar a su hija son algunas de las actividades que hacen al día a día de la mujer. Y para las que, a falta de brazos, ha aprendido a manejar con gran destreza sus piernas.

La historia de superación de esta talentosa artista y madre no deja de conmover a gente de todo el mundo, a tal punto de que cuenta con 50.000 seguidores en Instagram, 151.000 en TikTok y 242.000 suscriptores en YouTube.

Superación

"Me maquillo, me visto, cocino, me ducho y cuido de mi hija. Puedo hacer todo lo que quiera", sintetizó con simpleza Sarah Talbi en diálogo con The Mirror al reconstruir un día en su vida, en su rutina que la pone a prueba todos los días y en las que ha encontrado dos aliadas fundamentales: sus piernas, las cuales maneja con sorprendente destreza.

El misterioso cuadro que derivó en que la mujer, que vive en Bélgica, naciera sin sus brazos desarrollados sigue desvelando a los médicos. Pero Sarah optó por dar vuelta la página -usando sus pies, por supuesto- y no tararse en esa limitación.

Ya de chica se acostumbró a hacer todo con sus pies, comer, vestirse, cepillarse el cabello y hasta escribir. Por lo que, actualmente, todas las actividades que lleva adelante son ejecutadas con sus extremidades inferiores, desde cortar verduras hasta maquillarse, incluyendo la crianza de la pequeña Lilia, quien cumplió 3 años hace unos días.

"Puedo hacer cualquier cosa con los pies, siempre que no lleve zapatos. Me maquillo, me visto, cocino, me ducho y cuido a Lilia", destacó con humildad la mujer al medio británico Mirror. Incluso, siendo una niña, Sarah nunca se vio a sí misma como alguien distinto. "Como un bebé que toma todo con las manos y lo desordena, yo hacía lo mismo con los pies, así que mi cerebro se conectaba a ellos", agregó.

Y aunque siendo niña todos sus compañeritos de escuela la miraban raro y le preguntaban permanentemente por qué no tenía brazos, Sarah reconoce que ella lo tomó como algo normal desde el primer día de su vida.

Una vida normal si brazos

Sarah Talbi no duda en decir que su hija Lilia es "su mayor logro" en la vida. Como cualquier madre, la mujer la acompaña y ayuda en todos sus quehaceres cotidianos. De hecho, la niña -que ya ha normalizado que su madre la asista con sus pies para todo- hasta se aferra de la manga de la mujer para cruzar la calle.

"Puedo hacer todo con mi hija, me toma de la manga cuando vamos por la calle, es increíble, me agarra como si fuera una mano", describió Sarah, quien estudió traducción de inglés y español en el Instituto Superior de Traductores e Intérpretes (ISTI) de Bélgica.

Además, entre sus pasatiempos preferidos sobresale la pintura que, por supuesto, ejecuta con sus pies. También en sus redes sociales comparte sus trabajos y, según confesó al citado medio, su próximo anhelo es poder hacer una exposiciones con sus trabajos.

Esta nota habla de:

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Sociedad

¿Quiere recibir notificaciones?
Subcribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante