Sociedad
Más asco imposible

Compró medialunas en una conocida panadería y le vino con gusanos

Desde el local le informaron que podía pasar así le devolvían la plata, pero ya era tarde.

QPS Sociedad

Una mujer se fue de viaje con su hijo, paró a comprar medialunas y horrorizada se dio cuenta de que estaban rellenas de gusanos. El hecho ocurrió en una panadería en la localidad de Granadero Baigorria, Santa Fe. Asqueada y con bronca decidió escrachar al local en Facebook.

"El jueves me iba de viaje y pasé a comprar a las 6.45 AM facturas a una panadería de Granadero Baigorria, enfrente de la estación de servicio, para comer en el camino. Mi hijo en la oscuridad del auto comió esta porquería; luego yo sin darme cuenta. Desde ese día siento un asco terrible a todo lo que estoy por comer y ni hablar del disgusto y malestar. ¡Un verdadero asco!", aseguró Palacio.

Si bien la mujer no tenía pensado hacerlo público, luego reconoció que al hablarlo con su médico y tratándose de comida, decidió publicarlo. Según Palacio, ella llamó por teléfono al local, pero no le creyeron. "Cuando ellos cortaron una medialuna rellena por la mitad, empezaron a decir que yo tenía razón", agregó.

Desde la panadería le informaron que podía pasar así le devolvían la plata. La mujer no fue porque "ya estaba a varios kilómetros".


Esta nota habla de:

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Sociedad