¡Atención!

Qué es la neumonía bilateral, la afección que afectó a muchos pacientes con COVID

Afecta a más alvéolos de ambos pulmones y hace más dolorosa la respiración. La explicación de los especialistas para despejar dudas.

La neumonía es un tipo de infección respiratoria aguda que afecta a los pulmones. Hace que los pequeños sacos de los pulmones, que se llaman alvéolos, se llenen de pus y líquido. Por eso, la persona puede pasar a tener dificultad para respirar y se limita la absorción de oxígeno. Las neumonías más frecuentes eran por la bacteria del neumococo. Pero emergió el nuevo coronavirus y empezó a provocar un tipo de neumonía diferente a la clásica: es más grave y aún se investiga en profundidad de qué se trata.

Se trata de la neumonía bilateral por la infección por el coronavirus. "A diferencia de la neumonía clásica, la neumonía por la enfermedad COVID-19 es más grave", advirtió Laura Pulido, coordinadora de enfermedades infecciosas de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria y especialista del Sanatorio Delta de la ciudad de Rosario. Pulido con otros médicos investigadores publicó el año pasado una de las primeras descripciones de las neumonías bilaterales en los pacientes con COVID-19 en Argentina en la revista Medicina.

La afectación de los pulmones por el coronavirus es generalmente bilateral. Si la enfermedad tiene mala evolución, los pulmones se ocupan progresivamente con mayor cantidad de fluidos. Es como si hubiera un "taponamiento" para la circulación del oxígeno que el organismo necesita para llevar adelante el proceso de la respiración.

"Es normal que luego del COVID-19 algunos pacientes sufran falta de aire o tos durante varios meses luego de la enfermedad. Una internación por esta afección promedia entre cuatro y cinco semanas. Son necesarios estudios de función pulmonar y hasta realizar rehabilitación pulmonar para mejorar este tipo de cuadros", sostiene Ana Putruele, jefa de la División de Neumología del Hospital de Clínicas.

Otra diferencia entre las neumonías clásicas con el trastorno causado por el coronavirus es que la imagen que se obtiene a través de la tomografía tiene menos densidad. "Es como un vidrio esmerilado", ilustró Schonfel, quien lleva adelante un estudio sobre COVID-19 en la población de Puerto Madryn, provincia de Chubut. Para diagnosticar la neumonía bilateral, el personal de la salud hace un estudio de cada paciente en función de los síntomas, el examen clínico, una radiografía y, si se encuentra disponible, una tomografía. Los síntomas pueden ser fiebre, tos, dolor en el pecho y dificultad para respirar.

"También se le hace al paciente un análisis de sangre, en el que se pide la prueba de la proteína C reactiva", comentó la doctora Pulido. Esa proteína es producida por el hígado. Se envía al torrente sanguíneo como respuesta a una inflamación, que el mismo organismo produce para proteger los tejidos cuando ocurre una lesión o una infección.

Para evaluar cuál es la situación de severidad del COVID-19 y la neumonía, se hacen estudios de sangre como la prueba de la proteína C reactiva. Esta prueba permite conocer el nivel de inflamación en el organismo y determinar cuál es el tratamiento adecuado según la situación de cada paciente (EUROPA ESPAÑA SALUD / BLUEBERRY DIAGNOSTICS) "La prueba de la proteína C reactiva se indica para evaluar cuál es el estado del paciente con COVID-19. Si el nivel de la proteína es alto, indicaría que la inflamación del organismo también lo es. Por lo cual, el paciente debería recibir antiinflamatorios, como los corticoides", explicó Pulido a Infobae.

En tanto, si el paciente tiene COVID-19 y neumonía bilateral y "oxigena poco", se le indica terapia con oxígeno. "Al tener recibir terapia de oxígeno, a través de cánulas u otros dispositivos, se aumenta la presión de oxígeno y se optimiza las zonas de los alvéolos que están sanas. De esta manera, el paciente puede respirar mejor, mientras las otras zonas afectadas por la enfermedad son tratadas con medicamentos", señaló la doctora Pulido.

Muchos de los pacientes con neumonía bilateral se recuperan. Pero semanas atrás, un estudio publicado en la revista The Lancet Respiratory Medicine, alertó sobre la posibilidad de que algunos afectados por la neumonía bilateral por el coronavirus sigan con efectos en sus pulmones más de un año después.

Un estudio realizado con pacientes de Wuhan, en China, donde se originó la pandemia, encontró que un tercio de los pacientes sigue presentando indicios de efectos en los pulmones un año después de la infección.

Esta nota habla de:

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Salud

¿Quiere recibir notificaciones?
Subcribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante