Se le cumplió el sueño

Le pidió al Señor y a la Virgen que la adoptara una familia: la historia de Mili

Esperó durante muchos años el amor de una familia y finalmente se cumplió su sueño.

Facundo Rodríguez

Que Pasa Salta

Quién dice que los sueños no se cumplen. Finalmente una niña huérfana que buscaba amor consiguió cumplir el sueño más anhelado: la adoptó una familia. Para alegrarte el día te vamos a contar la historia de Mili, la nena de 13 que soñaba con formar parte de una familia.

La menor permanecía en un Centro de Inclusión Transitorio de la Capital. Cada vez que le preguntaban que quería, respondía sin dudarlo una mamá, un papá, abuelos y vivir en una casa se hizo realidad.

Este sábado, Mili celebró su cumpleaños, un festejo distinto rodeada ahora de mucho cariño y afecto, en el que todos disfrutaron de un maravilloso día.

"Un día leyendo las noticias por internet nos dimos con la publicación que buscaban postulantes para la guarda con fines de adopción de una nena de 12 años y la describieron a Mili. Le dije a mi esposo: 'Mirá, ¿Qué te parece? ¿Estas de acuerdo? ¿Mando un e-mail?'. Y él me respondió: 'Ya, por supuesto que estoy con vos'", relató Luz María Maldonado, una mujer de 33 años, en compañía de su esposo Bruno Sebastián Gómez Rivelli, de 36. Ella se desempeña como preceptora en un colegio y el hombre es empleado en la Municipalidad de Salta.

Una vez que el tema se habló en profundidad en la pareja, el 20 de junio pasado la familia envió el correo electrónico presentándose como postulantes, indicó El Tribuno de Salta.

Desde el momento de la postulación, el mayor deseo era que los llamaran rápidamente, aunque sabían que el trámite podía ser lento y podría presentarse alguna dificultad.

"Pero pusimos todo siempre en manos de Dios y confiamos en su decisión", afirmó Luz muy emocionada.

Al momento de la entrevista convocada por el juzgado, "tanto Bruno como yo sentíamos que la conocíamos, que iba a ser igual que un parto. Nos preparamos para ver su carita".

Tras esa importante entrevista para ellos, Matías, un licenciado, les indicó que en los próximos días iban a recibir el llamado de la jueza para comunicarles por sí o por no. "Dijimos listo, es el momento de parir. Sentimos nervios, angustia, miedo, alegría, un millón de sentimientos", comentó la mujer.

Hasta que por fin sonó el teléfono. "Lo atendí yo, estaba sola y lloré al escuchar que la jueza decía que ese martes conoceríamos a Mili. Sentí mucha alegría, pura emoción", contó Luz.

Casi inmediatamente, Luz le llamó a su marido Bruno y le contó la buena noticia. "¿En serio? ¿Escuchaste bien?", le preguntaba su marido del otro lado del teléfono.

"No voy a hacer una broma con esto, se dio lo que tanto esperamos", le respondió su mujer con mucha alegría.

Ese martes que no llegaba nunca nos vio en un momento esperando la audiencia con la jueza, que nos había convocado. "Conocimos a Mili. Se acercó tímida. Le llevamos un regalo, pero no le importó, solo corrió a nuestros brazos y nos dijo ­'¡Mi mamá y mi papá!'. Lo sentimos como lo más hermoso que nos pudo pasar en esta vida", confesó Luz, y tras ese momento, todos se abrazaron y lloraron de emoción.

Esta nota habla de:

Comentarios

  • TRONCHATORO VERGATIESA

    Los muñecos con peluca de la Catedral Basílica de Salta no tuvieron nada que ver con este resultado. Las adopciones se rigen por la ley respectiva en la Argentina. Los postulantes cumplían con los requisitos que la ley establece para poder adoptar. Es el ser humano, no los dioses, los que construyen su destino en esta vida.

    Ver más

    Responder
  • Jajajaja !

    No nena ellos son antisismicos ! Te ayudo otro "yesito mechudo" a Vos ! Jajaja !

    Ver más

    Responder

Tucomentario

Nombre

Más de Salta

¿Quiere recibir notificaciones?
Subcribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante