Salta
Que se haga justicia

Caso francesas: torturas, pruebas desaparecidas y 8 años sin justicia

El acceso a la justicia no es para cualquiera. Santos Clemente Vera Contó en una producción audiovisual de La Ventana, los detalles de su agonía.

Emi Alonso

Columnista

Un 6 de agosto de 2011, la Brigada de Investigaciones solicita a Santos Clemente Vera que sirva de guía para las tareas de reconocimiento que realizaban a poco del hallazgo de los cuerpos de dos jóvenes francesas, Cassandre Bouviere y Houria Muomni. Vera jamás habría pensado que al poco tiempo una cuadrilla llegaría a buscarlo a él.

"Estaban mis sobrinos jugando afuera y ellos me dijeron ‘tío le buscan los milicos'. Ahí empezaron a golpearme mientras mis sobrinos lloraban, me empezaron a reducir y les dije que no lo hagan delante de mis sobrinos. Ahí me amenazaron: ‘que nadie sabe de vos, quien te va a defender negro de mierda, hacete cargo', yo les decía cargo de qué, no hice nada", lo relata como si lo estuviese viviendo y se hacen eco las duras palabras de sus captores "Bueno si no hiciste nada igual hacete cargo. Vos ya sabes si no te haces cargo te va a pasar lo peor".

Lo que en 2011 golpeó a todos los salteños, con el pasar de los años se fue transformando en una herida que no cierra: la impunidad. El viciado proceso que guio el juez Martín Pérez derivo en un juicio que terminó por absolver a Santos Clemente Vera, como el mismo se define, un baqueano de San Lorenzo. A los pocos meses de la decisión de Angel Longarte, Bernardo Ruiz y Carlos Pucheta, un tribunal de impugnación integrado por Rubén Arias Nallar y Luciano Martini condena a Vera a la máxima pena.

En declaraciones para La Ventana Salta, el baqueano de la villa veraniega asegura haber tenido esperanzas en la Justicia local, pero que estas se diluyeron al ver lo que a él le estaban haciendo. "El doctor Pucheta mismo dijo ‘no somos independientes' lo escuche por la radio hablando diciendo que ellos no deciden las cosas, que hay alguien de arriba que les dice hace esto o hace lo tal", cuenta. Más de una vez, aquel emblema de la Justicia de Salta se pronunció sobre su inocencia.

"El plan de ellos se me hace que era: a Vera lo metemos en esto, acá se termina todo porque no va a poder hacer la contraprueba, no va a poder seguir por que no va a tener plata para realizar la contraprueba", sostiene el condenado.

Su mujer, Beatriz Yapura, quien también depositó su fe recibió un revés con la determinación de Nallar y Martini. "Si ya estaban decididos a condenarlos por qué demoraron tanto, no había nada nuevo para que lo incriminen", explicó. Hoy, después de 8 años, permanece intacta la esperanza de que esto va a terminar: "Esto se tiene que terminar y se tiene que saber la verdad", dice convencida de la inocencia de su esposo, pidiendo solamente que "los hombres que trabajan ahí -refiriendose al Poder Judicial- hagan su trabajo, con eso basta".

"Hace la contra prueba", pero la prueba ya no está

Qué agobiante puede resultar querer defender tu inocencia en el medio de los peores atropellos, luego de haber recibido apremios por parte de la Policía y mientras tu vida se va yendo en el interior del penal. Juntando moneda tras moneda, y gracias a la ayuda de su patrón pudo cubrir el costo pero algo peor estaba por llegar. Eduardo Raimondi, abogado y miembro de la Fundación Inocence Project llegó a Salta en busca de las pruebas para analizar pero la respuesta no fue la esperada.

"Cuando vino Raimondi, pidió la muestra y Martin Pérez estaba en Francia ya. Pérez me dijo que hay 5 hisopados y que por ley me tenía que dar uno. Cuando vino Raimondi, no estaban. Se han deshecho las muestras, no sé qué se han hecho", agrega sorprendido, y es que la responsable habría sido la Policía, a la que tiempo antes denunció por torturas.

"No están, la policía los tiró, se han deshecho, estaban en el juzgado a cargo de Pérez".

El concatenado de los hechos, la insidiosa necesidad de encontrar un culpable y una hipótesis que no abandona la mente de los salteños es la vinculación del poder. Un documento prontamente censurado expuso nombres que siguen resonando. En la opinión de Vera la vinculación es una realidad: "Algo tienen que ver, por como pasaron las cosas, me metieron preso a mí. Me buscaron de punto, solamente por ser pobre y nadie me iba a defender".

Del poder al retorno

En lo concreto, la hipótesis de la vinculación del poder dio paso a la existencia de un acuerdo económico, nada más alejado de la realidad. Y el contexto donde se realiza la entrevista así lo demuestra. Beatriz contó una anécdota: "Me preguntan ¿a usted lo tratan igual?, ¿ustedes saben algo?, creen que me gusta venir a hacer fila con mis hijos los domingos, traer comida? Comemos frio, no estamos en mi casa, si yo supiera algo no tendría que estar acá, hubiese ido y lo hubiese dicho".

Mientras tanto, Clemente agradece a quienes todavía creen en él, y nos sobran motivos para decir que la mayoría de los salteños lo hacen. Y su mensaje a la sociedad será transcripto textualmente: "Yo soy inocente, no me gustaría que lo pasen ellos, agradecer a los que creen en mí. Que los que piensan que yo soy, o los que andan diciendo que me pagaron espero que nunca les pase algo tan doloroso como lo que me pasó a mí, es muy doloroso muy feo, no tener los recursos no tener como poder luchar y como salir de esto".

"Yo le dije a Martin Pérez, somos pobres, pero yo a la contraprueba la voy a hacer, ¿con que plata me dice?, hay gente que me conoce de verdad y voy a pedir apoyo a esa gente, eso era antes me dice, ahora vos estas acá y si vos te vas todo el mundo se va a enterar que vos has estado aquí, y esa gente ya no te va a ayudar", cerró.

Hoy Vera puede ser cualquiera, hoy vera somos todos. En documento audiovisual logrado por la Dra. Belen Rizzo, Emilio Alonso, Mauro Bravo y Alejandro Quinteros parecen no quedar dudas, las dudas solo se vuelcan a un sistema judicial vetusto y caótico al servicio de quien ostente el poder. Hoy, la Corte de Justicia de la Nación analiza el expediente que busca la libertad de Vera, en un intento de corregir el papelón latente de la Corte salteña. Sobran voces para gritar libertad a Clemente Vera YA.

Esta nota habla de:

Comentarios

  • Enzo

    Algunos políticos se cubren las espaldas,el pudor y la vergüenza les gana,cobardes todo se sabe tarde o temprano

    Ver más

    Responder
  • gerva

    Bueno hablemos del entonces ministro de seguridad, el infame ALDO ROGELIO SARAVIA, un nefasto personaje, oscuro y insidioso, que contaminó toda la investigacion con su sucio despliegue de poder, tipico y fiel reflejo como los escupitajos verde de coca masticada que arrojaba cuando "mandaba" a los canas como el queria, defecando sus mas intimos resentimientos de incapaz y al que el sorbo de poder lo ahogaba sin limite. Este indio ministro junto a otros corruptos del poder de turno que amaban las orgias con turistas extranjeras, travestis, gays, animales, etc. son lo peor que tiene Salta, y no creo que los puedan vencer asi nomas

    Ver más

    Responder
  • pero...

    mirala a la edionda de la caletti con que cara lo mira a vera, como diciendoles NO HABLES, esa era funcionaria d ortobe y ahora de saenz. Olvidate de la justicia chango

    Ver más

    Responder
  • Bolsonaro

    Hay políticos y policías involucrados, habla Urtubey HDP

    Ver más

    Responder
  • El Zorro

    El comisario Mamaní sabe todo de este crimen, quienes son los verdaderos asesinos-

    Ver más

    Responder
  • DANTE

    QUE OLOR A KK ESOS JUECES QUE CONDENARON AL POBRE VERA.

    Ver más

    Responder
  • MEMORIA

    NO ME FALLA MI MEMORIA, A ESTE S/INOCENTE, NO LO DEFENDIO ARANCIBIA?, QUE MIRA DE CARITO QUE ES, DE DONDE LA PLATA. ES CIERTO QUE EL GOBER ANTERIOR DEBE DAR RESPUESTAS Y NO SOLO A ESTE HOMBRE, SINO TAMBIEN A LA MADRE DEL COMISARIO QUE MURIO QUIEN SABE EN MANOS DE QUIEN, INVESTIGANDO ESTO.

    Ver más

    Responder
  • observador

    tanta influencia y poder tenían algunos en ese entonces que pudieron cubrir a los auténticos autores del crimen y diseñar una parafernalia con muchos recursos para acusar e inmiscuir a otros, todavía Salta sigue siendo un feudo con privilegiados que pueden abusar de cualquiera impunemente, ese crimen no puede quedar irresuelto, alguien que sabe lo que sucedió realmente en algún momento tendrá que poner por escrito anónimamente la exposición de la realidad de lo ocurrido

    Ver más

    Responder
  • 1910

    creo que tiene que hablar es Urtubey,,,que fue el responsable en el mandato en esa fecha,,,el es el responsable de las dos mujeres francesas...

    Ver más

    Responder

Tucomentario

Nombre

Más de Salta