Policiales
Abuso de poder

Lo tiraron al piso y le reventaron la cabeza: grave denuncia a policías salteños

El joven señaló que estaba sentado afuera de su casa cuando los efectivos comenzaron a tratarlo mal.

Salteño estaba sentado afuera de su casa cuando llegó un patrullero con varios policías que comenzaron a agredirlo. El muchacho denunció que lo subieron al móvil esposado sin darle una explicación.

La fiscal penal de Derechos Humanos, Verónica Simesen de Bielke, requirió ante el Juzgado de Garantías 6, la elevación a juicio de la causa que tiene como imputados al oficial ayudante Rodrigo Gabriel Betanzos Abán, de 22 años, al sargento ayudante Olver Eduardo Casimiro, de 43 y al agente Diego Fernando Mamaní, de 28; todos con revista en el Destacamento Policial de Villa Los Álamos, acusados de los delitos de vejaciones calificadas por el uso de la violencia y lesiones leves, todo en concurso ideal.

La investigación se produjo tras la denuncia radicada el 3 de octubre de 2020 por la víctima, quien sostuvo que el 31 de julio de ese año, cerca de las 7, estaba frente a su domicilio ubicado en Villa Los Álamos de Cerrillos, cuando se presentó un móvil policial. Al acercarse para consultar a los efectivos qué necesitaban, fue reducido sin mediar palabra por éstos, quienes lo tiraron al piso con los brazos hacia atrás y le pisaron la cabeza. Sostuvo que se trataba de tres o cuatro efectivos y que no pudo ver sus identificaciones.

El denunciante dijo que cuando les pidió una explicación, le respondieron que se callara y lo subieron a un móvil esposado con las manos hacia atrás, donde lo golpearon en el abdomen, los testículos y la cara.

Relató que luego pasaron por el Destacamento Los Álamos, donde dos efectivos se quedaron y otros tres lo llevaron hasta el hospital local, para que lo revisara un médico. Luego, emprendieron el regreso al destacamento, donde continuaron las agresiones.

Una vez allí, lo bajaron y los mismos efectivos que antes lo agredieron, lo golpearon en las costillas y lo arrastraron hasta un pasillo de la dependencia, donde uno de los efectivos le colocó la rodilla en el cuello y otro lo golpeaba en las costillas. Sostuvo que en un momento comenzó a escupir sangre, por lo que los agresores limpiaron el lugar y lo dejaron allí.

Asimismo, el salteño agregó que en la tarde del mismo día, fue trasladado al hospital de La Merced, donde lo asistieron porque tenía dolores en el pecho, las costillas, el cuello y la cabeza. Donde lo medicaron con inyectables y luego fue trasladado nuevamente al día siguiente, para repetir los medicamentos.

Al radicar la denuncia, la víctima no pudo precisar dato alguno de los efectivos que participaron de su detención y traslado y tampoco pudo aportar mayores características o detalles fisonómicos de los involucrados. Solo refirió que eran de tez morena y que al momento de su demora, no había nadie en las inmediaciones por lo que no podía aportar testigos.

Entre los elementos valorados por la fiscal durante la investigación, figuran la denuncia y la declaración testimonial de la víctima, el informe médico emitido por el hospital Santa Teresita de Cerrillos, el informe con la nómina del personal policial interviniente y la copia del libro de guardia emitido por el Destacamento Los Álamos, entre otros.

Esta nota habla de:

Comentarios

  • Facho

    Como siempre el choro la víctima viva peronia y los DDHH

    Ver más

    Responder
  • El joker

    Pobre no estaba haciendo nada.... Jejejejeje jejejejej.... Dejate de joder... Como siempre la pendejada de ahora se hacen los malitos y despues andan llamando a la MAMI y haciéndose las LADIES GAGO...

    Ver más

    Responder
  • Marce_SLA

    Otro caso que quedará en la NADA, mientras el enano peposaenz sigue haciendo tapar/callar la cantidad de situaciones de INSEGURIDAD que a diario se viven (mal viven) en Salta. Este HdMP pretende que Salta aún es ciudad segura. Trato como siento me tratan los políticos.

    Ver más

    Responder
  • El Gaucho Lunari

    Todo el contenido de esta nota apunta a una acción patoteril por parte de los policías, como su estuviéramos en un gobierno de facto. Lo bueno sería oír la otra campana: todo lo que hizo el delincuente, que seguramente debe estar en la causa en donde ÉL ES IMPUTADO. Porque no es un bebé de pecho.

    Ver más

    Responder
  • Ave negra

    Los jueces y fiscales cobran $800000 mensuales de nuestros impuestos para defender a toda clase de delincuentes y ademas se vienen las elecciones

    Ver más

    Responder
  • chorizo

    tengo varios años encima y recorrí varios países pero nunca tuve problemas con la policía por eso me llama la atención que este pibe diga que estaba "sentado en la puerta de su casa"...

    Ver más

    Responder
  • Jorge Rafael

    una cagada no le viene mal a estos yutos

    Ver más

    Responder
  • A ver

    Seguro que es un bebé de pecho como siempre y más en ese barrio... Lleno de faloperos y gente de mierda.

    Ver más

    Responder

Tucomentario

Nombre

Más de Policiales