Policiales
Muy triste

Su hijo murió en el terrible choque del joven que manejaba borracho: "Tiene mi perdón"

Guillermo Rossi es el papá de Franco (18), uno de los dos jóvenes que murió en el siniestro vial de Tigre.

Guillermo Rossi es el papá de Franco (18), uno de los jóvenes que murió el domingo a la madrugada en el terrible accidente ocurrido en Tigre. Lejos de mostrar rencor por la muerte de su hijo, el hombre aseguró que "ya está todo perdonado" con respecto a Joaquín Duhalde Bissi (19), el conductor que se encontraba en estado de ebriedad al volante.

Franco Rossi, que iba en el asiento del acompañante y Joaquín "Jojo" Alimonda, que viajaba sentado atrás, también del lado derecho del vehículo, murieron en el acto. Duhalde Bisi -que está detenido por el hecho e imputado por doble homicidio simple- y Mateo Lezama, "El Colo", que iba detrás del conductor, sobrevivieron al impacto.

"Hoy me llamó el padre del que manejaba y sólo le dije que cuide a su hijo hasta el último día. No tengo rencor. Es más, pido que salga. No era un mal pibe, tiene mi perdón", escribió el Guillermo Rossi en su cuenta de Twitter. "Ya está todo perdonado, eran amigos y no tengo ningún rencor", concluyó.

"Hoy dejé a Franco en el Jardín de Paz y vino el padre [N.d.R: se refiere a Martín Duhalde]. Yo no lo pude ver. Seguramente mañana o pasado iré a su casa para apoyarlo. Su hijo está desconsolado y yo por él. Eran amigos, muy amigos. Nada de lo que ocurrió es culpa de nadie", expresó. "Su padre vino al entierro a pedirnos su perdón y el mío ya lo tiene", le aclaró también a otro usuario que insultó al joven detenido.

Según consignó Infobae, Guillermo Rossi también se refirió al supuesto festejo que se produjo antes del accidente en un barrio cerrado de Rincón de Milberg, donde los jóvenes, que habían asistido juntos al Colegio Santa Teresa de Tigre -y un quinto que ya fue identificado por la Justicia- se juntaron a beber.

"Lamento el escrache, mi hijo no tenía alcohol en sangre. Manchan su memoria", escribió.

"Eran cinco amigos, solo estaban jugando al ping-pong. El último mensaje con él y su madre fue una hora antes de la tragedia. Le dijo que lo pasaba a buscar, Franchu le dijo ‘no, me lleva Joaco'. No le tengo rencor, solo pasó", contó sobre el último contacto que tuvieron con Franco. Pasada la medianoche, el grupo efectivamente había salido con dirección a Benavídez para llevar a uno del grupo.

Guillermo también criticó en sus mensajes las restricciones dispuestas por el Gobierno para contener la segunda ola de coronavirus, que prohíben la circulación en el horario en que se produjo el accidente. "Yo le otorgué el derecho a que nunca le impongan restricciones inservibles que solo aceleran desgracias", dijo, y concluyó: "Para mi Franco era esencial".

Esta nota habla de:

Comentarios

  • Gladysborja06@gmail.com

    No puedo creer q culpe al gobierno por esta tragedia inauditoooooooo

    Ver más

    Responder
  • Marcos

    Lamento mucho lo que pasò, todo mi corazon con ese padre. Pienso que era totalmente evitable. Y creo q esta equivocado: las restricciones no aceleran ninguna desgracia. El no cumplimiento de ellas provoca mas tragedia y mas dolor por cada vida que se apaga en un hospital.

    Ver más

    Responder
  • El Gaucho Lunari

    El alcoholismo mata. Sea cerveza, vino o vodka, ninguna de esas porquerías sirve para que la alegría de una reunión no termine en tragedia. Si querés regresar vivo a tu casa después de una fiesta, tomá gaseosa. TE ASEGURO QUE TE VAS A DIVERTIR IGUAL EN LA FIESTA. El alcohol no es necesario para la alegría.

    Ver más

    Responder

Tucomentario

Nombre

Más de Policiales

¿Quiere recibir notificaciones?
Subcribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante