Angustia total

Fingió que estaba embarazada y le robó un bebé de 10 días a su amiga

Al no encontrarlo, lo primero que pensó la mamá fue que sus otros hijos le estaban haciendo una broma. Sin embargo, se lo negaron rotundamente. La ladrona quedó detenida en la comisaría. 

La localidad bonaerense de Carlos Spegazzini, en el partido de Ezeiza, se vio conmovida en las últimas horas por el robo de un bebé de apenas diez días. Poco después, se supo que la mujer que se lo llevó sin permiso fue una amiga de la propia madre del chiquito que había fingido un embarazo y cometió el ilícito para tapar su mentira.

El dramático episodio ocurrió este lunes en una casa ubicada en el fondo de un terreno sobre la calle Río Turbio. Allí vive María Ester, quien además atiende un comercio en el frente del domicilio. Fue en horas de la mañana cuando estaba descansando en su casa y se levantó para amamantar a Amadeo, su cuarto hijo que había dado a luz diez días atrás.

Al no encontrarlo, lo primero que pensó fue que sus otros hijos le estaban haciendo una broma. Sin embargo, se lo negaron rotundamente. Confundida, fue hasta la casa de su madre. "Le pregunté si lo había traído y me dijo que no", contó en declaraciones televisivas.

Todo se empezó a develar gracias a un gorrito blanco con pintitas verdes que llevaba puesto el chiquito. Un vecino de la zona vio al bebé en brazos de otra mujer cuando la prenda se le desprendió de la cabeza.

"Señora, se le cayó el gorrito al bebé", le dijo el joven. Del otro lado, la respuesta generó sospecha: "No importa, voy al hospital". En ese momento, la mujer salió corriendo. No obstante, el vecino llegó a reconocer a Amadeo por lo que le dio aviso a madre.

Tras la situación, María Ester realizó la denuncia en la comisaría N°3 de Ezeiza. El bebé pasó cuatro horas desapegado de su madre hasta que los efectivos lo hallaron en la casa del hermano de la sospechosa que resultaba ser una amiga con la que se conocía hacía 16 años.

Primero, la mujer negó lo ocurrido hasta que una persona que estaba con ellos exclamó ante los efectivos: "Rosita, decí la verdad". "Ella sostenía que había dado a luz. Amadeo estaba frío y todo sucio en una pieza. Después de todo el caso, el bebé está bien y tranquilo, gracias a Dios", relató María Ester a TN.

La causa fue caratulada como "Averiguación de paradero". Intervino la Unidad Funcional N° 1 de Ezeiza, dependiente de los tribunales lomenses.

"Estuvo planeado"


La madre del chiquito contó que Rosa, su amiga, había planificado todo. Relató que no se veían hace mucho y que apareció en la casa cuando le quedaba poco tiempo para dar a luz.

"En la comisaría me dijeron que venía siguiéndome de hace rato. Ella apareció después de muchos años en mi casa cuando estaba embarazada de 7 meses y medio y volvió a los 8 para pedirme un favor", explicó.

Ese favor se trataba nada menos que la prestación de una ecografía de su panza. "Me dijo que era supuestamente para un trabajo, para no ir más", detalló. También le dijo que estaba de cuatro meses. "Le toqué la panza y la felicité. A su familia le dijo que estaba de ocho meses, igual que yo".

La mentira llegó hasta las últimas consecuencias. La suegra de la mujer hasta le había organizado el baby shower, el clásico festejo que se realiza previo al nacimiento de un bebé. En tanto, el pequeño fue devuelto a su familia. "Fue de terror vivir esta situación", concluyó María Ester. /Clarín

Esta nota habla de:

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Policiales

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante