Política
Matías Isola
Que Pasa Salta
#SaltaEligió

La oposición en Salta quedó desarticulada y sin fuertes liderazgos a la vista

El triunfo categórico de Sáenz obliga a un replanteo de las fuerzas opositoras que quedaron muy relegadas.

Desmembrada y desarticulada. Así quedó la oposición en Salta tras las elecciones del domingo. Si bien el Frente de Todos quedó constituido como la segunda fuerza política, el caudal de votos obtenido no colmó las expectativas. Los 193.494 votos que separaron a Sergio Leavy de Gustavo Sáenz (casi un 30% de diferencia) lo dejaron muy mal posicionado como potencial referente de la oposición.

La estrategia de Leavy fue muy criticada tras las PASO y la ecuación no varió mucho en la campaña rumbo a las generales. Fueron soldados de la misma tropa quiénes cuestionaron al "Oso" por nacionalizar la elección y esquivar el contacto territorial con los vecinos para llevar sus propuestas. El empecinamiento del tartagalense, sumado a la magra elección, lo desposicionan como líder del Frente de Todos. Su rol como senador nacional lo alejará más aún de los cotidianidad de la Provincia.

Por su parte, el urtubeycismo parece haberse agotado en Juan Manuel Urtubey. Ya en las elecciones nacionales se había visto un síntoma del retroceso de ese espacio, y en las provinciales se terminó de corroborar. Los candidatos no hicieron pie y deberán replantearse en lo inmediato su futuro. El actual gobernador se alejó de la política local y en cierta forma se desentendió, enfocado en su proyecto nacional que ahora tendrá un impase.

El PJ es otro de los grandes perdedores en Salta. Perdió territorialidad y presencia en las bancas legislativas. Supeditado en el último tiempo al liderazgo de Urtubey, el PJ quedó vacío de contenido y sin grandes recambios dirigenciales. Hizo una de sus peores elecciones y necesita urgente un replanteo para recuperar protagonismo. Otro ejemplo es Pablo Kosiner, dirigente partidario. No pudo renovar su banca como diputado nacional y volverá al llano. Manuel Santiago Godoy es de los pocos que seguirán con un cargo, pero probablemente con un rol no tan protagónico como hasta ahora por la nueva composición de la Cámara. Mientras que Miguel Isa aún no confirmó que hará: ¿seguirá vinculado a la política?

Alfredo Olmedo era otro que aspiraba a perfilarse como un opositor fuerte. Sin embargo, el hombre de la campera amarilla evidenció un claro retroceso electoral. No alcanzó su histórico piso de 20% y perdió casi 25 mil votos en comparación con las PASO. De esta forma, su proyecto quedó en una posición incómoda. Su estilo de hacer política, basado en su centralidad y en el poco afecto a la construcción colectiva, puede haber llegado a un límite. El empresario arrancó el año con aspiraciones presidenciales y terminó tercero (y cómodo) en Salta. Lejos de sus aspiraciones originales.

Ni hablar de la UCR y el PRS. Partidos que quedaron subsumidos en frentes electorales esporádicos que sólo garantizaron buenas noticias para ciertos dirigentes, por ejemplo Miguel Nanni, Mario Mimessi o Cristina Fiore. Perdieron representación parlamentaria y lo que es más grave aún, identidad. Son partidos históricos, con miles de militantes, pero con una identidad cada vez más borrosa y confusa. Las estructuras partidarias parecen estar a disposición del mejor postor de acuerdo al contexto. La UCR fue aliada del PRO en su momento, ahora de Olmedo. El PRS de Urtubey y ahora de Olmedo. Difícil de explicar a sus confundidos afiliados.

A su vez, la Izquierda salteña realizó una pésima elección y volverá al ostracismo por los próximos años. El PO perdió todas las bancas en juego y también deberá replantearse su futuro. Es probable que los electores se hayan cansado del poco recambio en las listas y se imponga una oxigenación en ese sentido.

El panorama marca que en Salta gobernará un frente con una notable base de sustentación política. Sáenz se impuso en 20 de los 23 departamentos y logró un aplastante triunfo con 377.027 votos. Un caudal que le otorga fortaleza para arrancar su gobierno el 10 de diciembre. Todo lo contrario a la oposición, que a esta altura parece acéfala en cuanto a liderazgos. Por el bien de la democracia y de las instituciones, es necesario que ese espacio se articule para controlar y evitar una hegemonía parlamentaria que nunca resulta saludable. Es un tema de equilibrios.

1Comentarios
  • C
    CARLOS

    SIEMPRE FUE ASI, EL CIRCULO ARISTOCRATICO DE PODER QUE GOBIERNA SALTA, DESTRUYE CUALQUIERA QUE LE HAGA SOMBRA, Y ESTO VA SER ASI POR 12 AÑOS COMO SIEMPRE, PARA QUE LOS SALTEÑOS SE DEN CUENTA FALTA MUCHO TIEMPO, EN ESTA ELECCIONES, EL PODER MANEJA TODOS LOS MEDIOS CANAL11 - 7 Y CABLE , Y INTERNET, SOLO PARA PUBLICIDAD DE ELLOS. EL DOBLAJE A LEAVI FUE ALEVOSO, SI UNO DEL PUEBLO QUIERE PONER ESO EN LOS MEDIOS NO PERMITEN TAL CALUMNIA, PORQUE TODO PASA POR SUS MANOS, TODO PERIODISTA ESTA VENDIDO, RECIBE MENSUALMENTE UN SOBRE. Y ASI ESTAMOS, A LOS SALTEÑOS NOS HACE FALTA UN "LIDER" COMO "PERÓN"

    Ver más

    Hace 5 días
    0
    0
    Responder

Tu comentario

Nombre