Escapando a la rueda de la rata

Escribo este artículo la misma semana que el dólar blue llegó a un techo de más de doscientos pesos argentinos.

Arturo Grande

Emprendedor

Luego de las elecciones bajó, de forma inesperada, a 198. En definitiva casi "dos gambas". En una Argentina en donde la jubilación mínima está en 26 lucas. Es decir, apenas 131 dólares al precio del blue. Imaginate que te pasaste toda tu vida aportando al estado. Pagando tus impuestos. Aportando a tu jubilación. Lo hiciste así, porque tus padres hicieron lo mismo y probablemente tus abuelos también. 

Cuando eras pequeño te enseñaron que en la vida hay que estudiar para trabajar y trabajar para jubilarte. No te ofrecieron otro camino. No te enseñaron inteligencia financiera en la escuela. Jamás te contaron sobre un tal Robert Kiyosaki, padre de la educación financiera. Ni de la carrera de la rata. La metáfora hace alusión a una rata que da vueltas en un círculo vicioso. Que corre mucho, pero avanza poco y no va a ninguna parte. 

Es la idea de lo que representa tener un trabajo o un empleo, esperando la paga mensual, y una vez que llega seguir corriendo sin cesar debido a las deudas acumuladas durante ese mismo periodo de tiempo con la sensación de que nunca es suficiente. Cuando parece que sos capaz de generar un poquito más el sistema consumista en el que vivimos te empuja a gastar más. 

No existe la cultura del ahorro, ni de la reinversión. ¿Que vas a subir a Stories si no estas gastando la plata en algo?¿Alguna vez pensaste que harías con tu vida si dejaras de trabajar? Entiendo que esta pregunta te puede dar pánico o peor aún, llevarte a preguntas más incómodas. ¿Qué harías con tu tiempo libre?¿Te aburriras?¿Encontrarías algún pasatiempo productivo que no sea vivir para trabajar? 

En fin, es a lo que nos tienen acostumbrados. Ahora volviendo al primer ejemplo. Te pasaste toda tu vida sin cuestionar el paradigma tradicional. No hubo mes que no pagaste tus impuestos en tiempo y forma. Y sin embargo ahora en 2021, cuando te habían reiterado que debías confiar en el estado. Que cuando fueras grande, ibas a tener una jubilación para poder retirarte tranquilo. Ahora no te alcanza para nada. Y yo te pregunto. ¿Es tu culpa? Si, vos confiaste y cumpliste. ¿Fuiste engañado? 

Afortunadamente hay un escape a la rueda. En el año 2021 existe lo que conocemos como descentralización financiera. Un concepto que se puso en auge durante la última década con la aparición del Bitcoin, la primera criptomoneda. Una moneda digital que resuelve desventajas del dinero físico. Un recurso escaso, que no puede ser impreso, ni generar inflación como los billetes a los que estamos acostumbrados. 

Probablemente no lo sepas, pero antes de 1971, el dólar estaba respaldado en el oro. Otro recurso escaso. Pero claro, después del conflicto con Afganistán, USA fue golpeado por una crisis financiera y la Reserva Federal pasó a tener la potestad de imprimir miles de millones de dólares sin ningún tipo de restricción. El dólar dejó de estar respaldado en el oro y pasó a estar respaldado por la confianza. El dinero se convirtió en una ficción. Y nosotros nos creímos todo el cuento. 

Porque claro. Cuando tu propia economía nacional parece irse a pique no imaginamos salir de la burbuja y mirar los mercados internacionales. Probablemente no estas ni enterado que una quinta parte de todos los dólares que circulan en el mercado se imprimieron en el año 2020, ni de la profunda crisis financiera que atraviesa Estados Unidos. En los medios locales el título siempre es el mismo "SUBIÓ EL DÓLAR, NUEVO TECHO HISTÓRICO". Pero el valor del dólar no está subiendo, lo que se hiper devalúa es nuestra moneda. De hecho el dólar también se está devaluando. 

Pero te dije que había una salida. Y esa salida, como te iba anticipando, es la descentralización. Simplemente porque en un mundo en donde un grupo de personas tiene la potestad de imprimir una moneda sin restricciones, el hecho de tener una moneda que es un recurso escaso, no gobernado por nadie, lo hace más valioso. Es la misma razón por la cual nuestros antepasados eligieron comerciar con oro y no con las piedras que encontraban en el río. De estas últimas había un montón, no valían nada, como las monedas argentinas. Si fundís una moneda Argentina probablemente vale más el material en bruto que la moneda que representa. Pero el oro no lo tiene cualquiera. Lo mismo va a pasar con el Bitcoin dentro de unos años. 

Pero no solamente se trata de un recurso escaso. Se trata de una tecnología basada en blockchain. El blockchain es como un gran libro de cuentas. En un banco centralizado ese libro lo tiene una institución, que se encarga de llevar esas cuentas. En un sistema de blockchain todos los nodos o unidades que integran el sistema tienen el mismo libro de cuentas. Y lo más interesante de todo es que no puede ser hackeado. Además una vez que una persona declara una billetera digital como propia nos permite trazar todas las transacciones desde esa cuenta. Son de público conocimiento. ¿Te imaginas si pudieras ver en tiempo real todas las transacciones que hace el propio estado?¿A quién envían dinero?¿Cuánto dinero envían?¿Quizás tendríamos un poco más de transparencia sobre qué se hace con nuestros impuestos no?

 Bitcon fue solo el comienzo. Luego empezaron a aparecer criptomonedas alternativas, las denominadas "altcoins". Así nació Ethereum. Una plataforma libre y pública que permite la creación y ejecución de Aplicaciones Descentralizadas (dApps) por parte de desarrolladores independientes sobre su propia blockchain. La principal funcionalidad de Ethereum es la creación de Smart Contracts. 

Nosotros fuimos criados en una época donde la justicia es una ficción que la mayoría de las veces (por no decir casi siempre) favorece al que más poder tiene. Si vos y yo tenemos un acuerdo y yo lo rompo, pero tengo el poder suficiente para llegar a un buen abogado que a su vez tiene contacto con jueces, da igual si yo no cumpli las condiciones del contrato. Lo más probable es que pueda aprovecharme de esta ficción que llamamos justicia para mi propio bien. En un smart contract no existe la subjetividad. Lo que está programado, se ejecuta como una línea de código. 

Eso nos permite soñar con nuevos paradigmas. En Marzo 2021 Democracy Earth y Kleros lanzaron un nuevo protocolo que permite a cualquier persona del mundo, sin importar edad, sexo, nacionalidad, o lugar de residencia, cobrar una Renta Básica Universal ó Universal Basic Income (UBI), por el solo hecho de ser un Humano. 

Este Universal Basic Income, es pagado en una criptomoneda llamada UBI, que puede ser intercambiada por cualquier otra criptomoneda o incluso dinero fiat como dolares o pesos argentinos. 

Al momento de escribir este artículo, 1 UBI es igual a $0.26 Dólares Americanos. Eso significa, que en caso de mantenerse el precio, estarías recibiendo 720 UBIs x $0.26 = USD 187 x mes en tu Wallet. Por no hacer más nada que estar vivo. Para. Haber si entendí bien. ¿Solamente por estar vivo puedo cobrar más que lo que cobraría a través de una jubilación? Si. Exactamente. Así como lo lees. ¿Y por qué nadie habla de esto en los medios? ¿Y por qué nadie te dice que jugando a un jueguito en la computadora podés ganar hasta 1000 dólares mensuales?¿Y por qué cuándo intento conseguir un salón en Salta para dar clases gratis sobre este tema nadie me ofrece un espacio? En algunos lugares me negaron la sala por COVID. Pero no veo que les nieguen el predio a L-Gante, ni a la fiesta BRESH. Por eso es consumo. No es ahorro, ni inversión, ni educación. Temas que no son prioridad en la agenda. 

¿Será que nos acostumbramos a la rueda de la rata? Mucha gente puede que sí. Yo sueño con una Salta diferente. En donde cada individuo pueda planificar su propia libertad financiera. En una Salta de emprendedores con capital para hacer realidad sus sueños. Que sea líder en un mercado global interconectado a través de la descentralización financiera. Sueño con que Salta algún día se convierta en un Crypto Valley, capital argentina de turismo pero también de innovación, en donde la gran mayoría haga transacciones en crypto. En donde el estado no vea el enriquecimiento individual como un problema, sino como una oportunidad de traer capital del mundo a nuestra provincia. 

¿Soñar no cuesta nada no? Para eso sirven las utopías. Para caminar. Empecemos ese largo recorrido hacia la libertad. Por un sendero que ya han caminado Nelson Mandelas y Pepes Mujicas. Un camino lento, pero seguro. En donde la educación es el arma más poderosa. Y en donde la descentralización del poder financiero es simplemente inevitable. 

Comentarios

  • el viejo vizcacha

    un aporte importantísimo para esta Argentina decadente en varios aspectos entré ellos el económico, los jubilados también queremos aprender respecto a estas nuevas tendencias digitales, avisa cuando puedas dictar las conferencias, saludos

    Ver más

    Responder
  • el caniche toy

    gracias por la información Arturo, esperemos que pronto puedas conseguir un lugar donde puedas disertar referente a esos temas importantes y de actualidad y que este medio digital difunda tus actividades, saludos cordiales

    Ver más

    Responder

Tucomentario

Nombre

Más de Salta

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante