Internacional
Se salvó de milagro

"Pensé que terminaba como puré de papas": el juego que casi termina mal

Nenito salió de su casa y en menos de unos minutos estuvo al borde de la muerte.

QPS Internacional

Un episodio que casi termina mal. Un nenito salió de su casa para jugar a la escondida y estuvo al borde la muerte. "Pensé que terminaba como puré de papas", dijo el nene que salvó su vida de milagro.

Elías Quezada se salvó por unos segundos de ser aplastado después de esconderse en un contenedor de basura mientras jugaba con sus amigos frente a la casa de su abuela en Florida, Estados Unidos.

Cuando llegaron los recolectores de basura, recogieron el enorme recipiente y lo arrojaron a un camión de saneamiento: el nene estaba adentro. 

Lo que comenzó como un juego cambió de color: "Me recogieron y me arrojaron al camión. Pensé que terminaba como puré de papas", reconoció el pequeño ya más tranquilo en una entrevista para un canal local.

Los conductores son entrenados para observar cada lata en la cámara de vigilancia del camión cuando la arrojan a la parte trasera, Waldo Fidele, uno de los trabajadores, vio caer algo e inmediatamente apagó la cuchilla del camión y ante la duda de lo que era llamó inmediatamente al 911.

"Salgo, lo veo, parecía feliz. Dije que está bien, ahora estás bien", señala el hombre al portal estadounidense. Carmen Salazar, la abuela del afortunado Elías, recordó que el niño había salido solo por unos minutos antes de que de pronto escuchara el sonido característico de la camioneta de recolección de basura.

"Estoy muy agradecida de que estuviera mirando esa cámara en ese momento y actuó tan rápido", dijo con alivio Salazar. "De lo contrario, él no estaría aquí", concluyó.

Esta nota habla de:

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Internacional