Argentina
¿Te los pondrías?

"Justicialistas": cuánto cuestan los zapatos que están de moda en la Casa Rosada

Alberto, Kicillof y varios funcionarios del gabinete son clientes de una marca creada por dos militantes cordobeses.

El proyecto arrancó con un perfil marcadamente antimacrista. En 2016, Nicolás Mendizábal y Germán Bolatti, dos militantes cordobeses, armaron la fábrica de zapatos "Justicialistas" y crearon todos modelos alineados con la historia y la cultura peronista: Descamisados, Duarte, Gelbard, Jauretche, Walsh, Cooke y Presidenta.

Entre su clientela más fiel figuran Alberto Fernández, Axel Kicillof, Wado de Pedro y varios ministros del gabinete. A pesar de la pandemia, hoy distribuyen unos 1.500 pares mensuales, con precios que van desde los $ 3.950 a los $ 5.700.

Los últimos en comprar, explica Mendizábal, fueron el jefe de gabinete, Santiago Cafiero y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. Ambos se inclinaron por los Scalabrini (Raúl Scalabrini Ortiz) y los Arregui (Juan José Hernández Arregui), dos de sus líneas de vestir. "En general, los funcionarios eligen calzados formales, pero Alberto a veces también lleva botinetas Resistencia, que son para uso casual", detalló el emprendedor. El más entusiasta de todos es el vocero presidencial, Juan Pablo Biondi.

El emprendimiento surgió por casualidad y por el infortunio del "padre de un amigo que fue despedido de un taller y recibió máquinas como indemnización", relata Nicolás, politólogo de profesión y cuñado de Bolatti, un administrador de empresas. La militancia compartida y los negocios se fusionaron, tienen compras online de todo el país, fueron sumando nuevos productos y líneas para hombre y mujer -Presidenta, Presiden TA, Duarte y 1947 (por la ley del voto femenino)- y están a punto de exportar a Barcelona "en abril o mayo".

"Justicialistas", cuentan en su home page, "nace como resistencia a las políticas de destrucción de la Industria Nacional del gobierno conducido por Mauricio Macri". Y así surgió la idea de crear "una marca que exprese que no sólo resistíamos sino que también estabamos dispuestos a defender lo que quedaba de nuestra Industria". Mendizábal enumera que la empresa centraliza el trabajo de 4 fábricas de confección de calzado y accesorios y 2 curtiembres, que operan bajo las premisas de fomentar el empleo formal y el uso de insumos locales en toda la cadena de valor.

Nicolás dice que la mayoría de los pedidos se distribuyen principalmente entre Buenos Aires (40%), Capital (15%), Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos. "¿Si todos los que compran son peronistas? La mayoría creo que sí, pero hay de todo. Hay mucha gente que no lo es y que nos conocen por recomendaciones en los redes sociales", señala. Con respecto a los planes, asegura que la prioridad es consolidar un modelo de negocios basado en el cuero y sobrevivir los efectos de la pandemia. "Hoy nos concentramos en la empresa y en el desarrollo de la marca, que es una forma de militancia", subraya.

Con el correr del tiempo, el catálogo se diversificó, pero respetando siempre la impronta de nombres asociados al peronismo, muchos de ellos ligados a la década del 70. Cada producto (zapatos, sandalias, zapatillas, accesorios, cinturones y billeteras) lleva estampada la marca y el logo de una estrella con el símbolo de "Perón Vuelve" (una V y la P) en la parte superior. Mendizábal argumenta que el peronismo es una identidad política y un fenómeno muy arraigado en la cultura popular. "Asociar un producto a una extensión social o un hecho político -añade- es una tendencia entre las marcas".

"Con nuestros modelos recordamos hitos que hacen a nuestra identidad política en algunos casos, o bien homenajeamos a hombres y mujeres de nuestro movimiento socializando sus ideas y pensamiento en personas que quizás, sólo buscaban un buen calzado", remarcan en el portal. Así desfilan nombres de otras épocas como Cooke (John William), Gelbard (el ex ministro de Economía del gobierno de Héctor Cámpora "que apoyó mucho a las pymes"), Bermann (por Sylvia, ex militante de Montoneros) o Fadul (Esther, ex diputada peronista de Tierra del Fuego).

Con otros focos, existen otras variantes similares más asociadas al merchandising, como Indumentaria Peronista (que venden llaveros, tazas y remeras con leyendas partidarias) o Vinos peronista, una bodega mendocina que promociona "un vino pensado para el gusto nacional y popular". Más ecléctica es la marca "Demócrata", de nacionalidad brasileña o la tienda de indumentaria "Burgués", que apunta a los segmentos medios y altos. /Clarín

Esta nota habla de:

Comentarios

  • Basta de peronistas...

    Les faltan las series de: "polenta para todos", "grasa con carne", "aumento del 20% a jubilados", "planeros 100%", "gobierno de científicos" y, por supuesto, "zaraza". Esos son hitos que les recordarán su identidad política.

    Ver más

    Responder
  • diego

    ojala se fundan hijos de mil puta

    Ver más

    Responder
  • El Zorro

    Emiliano comprate esos zapatos, vos que sos alcahuete de los peronistas, te va a quedar bien porque sos de la misma laya.

    Ver más

    Responder
  • El gaúcho lunari

    Imaginenme desnudo con esos zapatitos UwU

    Ver más

    Responder
  • devueltapaquito

    Vayan a cagar animalitoooossss.

    Ver más

    Responder
  • Giula

    Volvió a aumentar la nafta esos precios están desactualizados

    Ver más

    Responder
  • Gabriel

    Y vos buscando ofertas para comprar asado

    Ver más

    Responder
  • Tu gobierno

    Un influencer compra camionetas y los políticos eligiendo zapatos que no usan para trabajar jajaja

    Ver más

    Responder
  • RepubliKa

    Ahora que marca de papel higiénico,digno de un país poco serio

    Ver más

    Responder
  • Google

    Como no van a trabajar en algo tienen que perder el tiempo

    Ver más

    Responder

Tucomentario

Nombre

Más de Argentina