QPS / Política

Economía / Por mayor inflación, en el último año el poder adquisitivo de los salarios cayó un 8%

La inflación acumulada en el primer semestre fue de 25,4%, frente a una suba salarial de 16,5% en promedio para los trabajadores del sector privado registrado.

Por mayor inflación, en el último año el poder adquisitivo de los salarios cayó un 8%

En medio del tironeo por la posible apertura de paritarias que reclaman los gremios, los últimos datos disponibles muestran que la pérdida del poder adquisitivo fue fuerte en lo que va del año: el salario en términos reales (esto es, teniendo en cuenta el impacto de la inflación) cayó un 8% en junio cuando se considera el sector privado registrado.

El número surge de cruzar los datos oficiales. Por un lado, el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) del Ministerio de Trabajo, que arrojó que los salarios del sector privado registrado, conocido como "en blanco", subieron un 16,5% en el acumulado a junio, en comparación con el primer semestre del año pasado. Por el otro, los precios, según el promedio de las provincias que toma el Banco Central, treparon un 25,4% en el primer semestre, explicó Juan Ignacio Fernández, de la consultora Oikos.

También desde Invecq Consulting calcularon un escenario complicado para el bolsillo. En el caso de esta consultora, toman el dato de SIPA (el promedio del incremento salarial surge en base al dato de más de 6 millones de trabajadores registrados) y, para la inflación, un promedio de los datos del Indec, Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, San Luis y Neuquén, explicó Matías Surt. "La dinámica de la caída del salario real es un poco inferior a la de 2014; así como la recesión es parecida a la de dos años atrás, también la evolución real de las remuneraciones", recordó y agregó que "la inflación interanual a junio dio 43,2% y el aumento salarial al mismo mes fue del 31,8%. De esta manera, la caída real arroja un 8%".

En el caso del sector público, la pérdida del poder adquisitivo fue peor: en junio los salarios reales cayeron un 10,1%, el peor retroceso en lo que va del año, calcularon desde Oikos. Para el caso de los trabajadores no registrados ("en negro"), que viven una situación de mayor vulnerabilidad, no hay datos, pero se estima que es peor.

El presidente Mauricio Macri aseguró el lunes desde China que esta año no se van a reabrir las paritarias debido a que "ya fueron negociadas". Justificó además con la frase de que "la inflación va a la baja". Que los precios estén registrando una desaceleración, es real, aunque de todas maneras los analistas estiman que en el año los salarios, sin nuevas negociaciones, quedarán por debajo de la inflación.

Si bien aún no hay datos oficiales del SIPA para julio y agosto, se prevé que la evolución de los salarios nominales mejoró levemente durante estos meses por un motivo: empezaron a impactar las segundas cuotas de los acuerdos de las paritarias. Y, por otro lado, la inflación de julio fue menor a la de junio (según el Indec, de 2%) y se pronostica que la de agosto (aún sin el impacto de la baja de tarifas de gas, por el freno en la Justicia) será todavía más baja. Aún así, desde Oikos estiman que 2016 va a cerrar con remuneraciones con entre 5 y 10 puntos por debajo de la inflación, según la suba salarial que cada sector pactó.

La caída del salario real tiene también otra explicación: la pérdida de puestos de trabajo, que dieron un menor poder de negociación a la hora de pactar remuneraciones. "Hay sectores que empeoraron mucho por la pérdida de puestos de trabajo, además", detalló Fernández.

De hecho, el propio ministro de Trabajo, Jorge Triaca, reconoció el miércoles en su exposición en Diputados que "en los últimos meses se han creado 35.000 puestos de trabajo y se han perdido 120.000. En su mayoría, en dos sectores: la construcción, porque la obra pública se detuvo a partir del tercer trimestre del año pasado y la recuperación empezó a darse a fines del segundo trimestre de este año; y la industria manufacturera".

Santiago Rossi, economista de Oikos, detalló que "los trabajadores de la construcción son los más castigados, entre junio 2015 y junio 2016 se perdieron más de 61.000 puestos de trabajo (-14,4% interanual), en línea con la contracción que muestra el sector, cuyos últimos datos revelan una baja de entre el 13% y 14% a julio, según se tome el índice de Indec (-14.1% interanual) o la medición privada elaborada por el Grupo Construya (-13.6% interanual)".

La expectativa está puesta, sin mediar una reapertura de paritaria, en 2017. "Las urgencias políticas de cara a las legislativas de 2017 y las mejores perspectivas para el año próximo apuntalarían los salarios, ayudando a recuperar parte del terreno perdido durante 2016. No alcanzaría para recomponer el total, pero sí se pueden esperar avances en términos reales de entre el 3% y el 7%, según el sindicato", agregó Rossi.

Efecto yaguareté

El billete de $ 500 alivió los cajeros y redujo las colas

El billete de $ 500 alivió los cajeros y redujo la... 2

Turismo

La salida de argentinos al exterior subió más del 20% y la llegada de turistas al país bajó casi 3%

La salida de argentinos al exterior subió más del... 1