QPS / Política

Agarrate / El Gobierno dividirá el aumento de gas en tres meses para moderar el impacto

El aumento de hasta un 62% que habían pedido las distribuidoras se partirá en abril, octubre y abril de 2018.

El Gobierno dividirá el aumento de gas en tres meses para moderar el impacto

El impacto que tendrá el aumento de las tarifas en el bolsillo del consumidor se volverá a medir en abril. Luego del aumento de la luz, el segundo trimestre del año arrancará con una suba del gas tras realizarse todas las audiencias públicas.

Pero como había sucedido con la energía eléctrica (cuyo aumento se dividió en febrero y marzo), el Gobierno buscará moderar el impacto de la suba del gas y el aumento que estaba planeado en la parte de distribución para el próximo mes, y se dividirá en tres tramos: abril, octubre y abril de 2018.

"Las empresas habían pedido un aumento en el marco de las inversiones que habían proyectado. Vamos a determinar los meses en base al criterio de gradualidad que planteó el Gobierno", aseguró a Infobae el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, tras exponer en un panel en el marco del foro Argentina Summit 2017, organizado por la revista británica The Economist.

Aquí entran en juego los aumentos que habían pedido empresas como Metrogas y Gas Natural Ban, que en la última audiencia pública habían pedido aumentos de entre un 27 y 62 por ciento según el caso.

Esta recomposición que había pedido era para el período 2017, con lo cual en este régimen no entra en juego la recomposición de tarifas de gas para los próximos años.

Los tiempos de la política. El 31 de marzo se conocerá definitivamente el impacto final en las facturas de la luz que les lleguen a residenciales y a las empresas, cuando se haga el anuncio en una conferencia de prensa.

El análisis que hace el Gobierno es que si la suba se divide en tres meses, el impacto en el índice de inflación será más moderado, y de esta forma será más fácil cumplir con las metas de inflación del 12% al 17% que marcó el Banco Central para este año.

Pero mientras que la primera suba de abril es un hecho asegurado, la de octubre podría correrse incluso un mes más. La política entra en juego y una suba de tarifas antes de las elecciones legislativas es un riesgo que el Gobierno no estaría dispuesto a correr.

Con todo, el impacto en las facturas por el tramo de generación tendrá un mayor impacto en abril.

En la audiencia pública del año pasado para la generación, se había planteado bajar el costo que subsidia el Estado del 81% al 50%, y en abril ese subsidio a la oferta por parte del Estado bajaría cinco puntos más.

El plan para las tarifas de gas indica que luego de las subas de 2017, las tarifas deberían aumentar dos veces por año hasta finales de 2019. Pero con esta división de la suba de 2017 en tres partes, el gas tendría tres aumentos en 2018.

En nueve puntos del país, este viernes se llevará a cabo la última audiencia por el gas antes de las subas que empiezan a regir en abril. Aranguren se presentará en la sede de la ciudad de Buenos Aires para discutir los nuevos precios del gas natural en el punto de ingreso al sistema de transporte (PIST) y del gas propano por redes.

Lo que viene

La CGT busca descomprimir y hay presión para ir al paro el 4 de abril

La CGT busca descomprimir y hay presión para ir al... 0

Inminente

Después del blanqueo de activos viene el sinceramiento laboral

Después del blanqueo de activos viene el sincerami... 2