QPS / Política

Economía / ¿Cuál es el rubro que está complicando los planes del Gobierno para bajar la inflación?

Los números de las consultoras privadas dan cuenta de que la suba de precios aún es un problema a resolver para el equipo económico. Un sector en particular empuja al alza al índice que miran de cerca Prat Gay y Sturzenegger.

¿Cuál es el rubro que está complicando los planes del Gobierno para bajar la inflación?

Mientras que en el equipo económico debaten sobre si la inflación "ya no es un tema" que preocupe al Gobierno, tal como indica Alfonso Prat Gay, o si más bien hay que seguir el indicador de cerca porque aún "no hay una reducción sostenida", como postula Federico Stuzenegger, las consultoras privadas dan cuenta de que los precios siguen al rojo vivo. 

Según el relevamiento del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO), en agosto la suba de los precios de supermercados de agosto fue del 2,1% para el nivel general, y un 5,6% para la canasta básica alimentaria.

El índice de precios de supermercados (IPS-CESO), que realiza el relevamiento de más de 15.000 precios de productos online, muestra una aceleración de la inflación de supermercados respecto a julio, donde los aumentos habían sido del 1,1% en la general y del 3,5% para la canasta alimentaria

Los mayores incrementos mensuales se registraron en los rubros Marroquinería (+15%),Muebles (+11,8%), Gastronomía (+9,7%), Panificados (+9,1%) y Carnicería (6,2%).

Al considerar la canasta básica alimentaria, es decir el costo de vida para no ser indigente, medido a la última semana de julio totalizó $2.033 para un adulto equivalente y $6.282 para una familia tipo de cuatro integrantes, representando un aumento mensual del 5,6%, y un aumento anual del 47,9%. 

En el acumulado desde diciembre de 2015 la suba de la canasta básica alimentaria fue del 31,5%. Para el mes de agosto, los productos con mayores alzas fueron Carnes (+18%), Papa (+17%), Galletitas dulces (+11,3%). Entre las bajas se encuentran los Quesos (-22,3%), las Legumbres Secas (-6,5%) y Leches (-4,2%).

Por otra parte, según un relevamiento de FyE Consult, la capacidad de compra de las familiasexperimentó una contracción del -10.1% en agosto con relación a igual mes del año anterior y resultó ligeramente inferior a la observada en julio último (-11.2%).

¿Un problema vigente o del pasado? Prat Gay y Sturzenegger tienen una visión diferente sobre la política económica. Y esto no sólo es cuestión de enunciados, sino que hay contradicciones en el timming para tomar las medidas y en las necesidades políticas de ambos.

Días atrás, Prat Gay dijo que el IPC de agosto se ubicará "por debajo del 1%". E, incluso, que a ese dato habría que restarle el 0,7% por la rebaja de las tarifas.

Sin embargo, la contradicción con su colega del BCRA no es puntualmente por lo que ocurrió este mes sino, más bien, por la dinámica.

Ante el cruce de afirmaciones, surge la pregunta sobre qué tan cierto es que la inflación haya dejado de ser un problema.

En principio, tal aseveración no es compartida por las principales consultoras que a diario pulsan la evolución de los precios en supermercados y comercios minoristas.

FyE Consult, con datos de Price Stats, una de las "medidoras" que mira Sturzenegger, destaca en su último reporte que, lejos de bajar, está incrementándose.

Su director, el economista Hernán Hirsch, brindó un pormenorizado reporte de lo sucedido en las últimas cuatro semanas:

-A comienzos de agosto, el IPC tocó un mínimo del 1%

-Luego, en el lapso del 11 al 18 de ese mes, subió al 1,7%

-A las semana siguiente (18 al 25) se ubicó incluso más arriba (1,8%)

No es el único que observa esa tendencia. En Elypsis, consultora que mide 300.000 precios en las góndolas de los supermercados, hacen referencia a:

-Una inflación del 1,2% en las últimas cuatro semanas

-En tanto, en la previa a ese lapso, había sido menor (0,9%)

Para septiembre, el pan envasado subirá alrededor de un 10%. También se incrementarán las pastas (6%) y los productos lácteos cerca de un 5%.

En otras palabras, lo que están observando estas medidoras es algo que también Sturzenegger advirtió.

Concretamente, que si bien la evolución de los precios resulta menos angustiante, la dinámica inflacionaria está lejos de "haber dejado de ser un problema".

"Los indicadores empezaron a darse vuelta, sobre todo en los alimentos", afirma Hirsch a iProfesional.

"De hecho, uno de los principales fabricantes de galletitas golosinas ya anunció incrementos en sus productos del 8% en promedio para la semana que viene", ejemplifica.

En la misma línea, Gabriel Zelpo, economista jefe de Elypsis, remarca a este medio: "El problema de la inflación no estará solucionado en los próximos meses".

Además, da cuenta de un dato clave: "Los precios con comportamiento más estable -e incluso a la baja- son aquellos que dependen del dólar, como los televisoresmicroondasheladeras o el sector automotor".

Del mismo modo que su colega Hirsch, Zelpo también anticipa que los alimentos vienen experimentando alzas -al igual que el rubro bebidas- de hasta 5%".

"Este mes se van a cumplir las expectativas de Prat Gay, pero después no", sentencia.

En tanto, para el economista Miguel Ángel Broda, "la inflación es un problema serio". "Es tan serio que - el Gobierno- se está demorando en poner la meta del año que viene", insistió.

"La tasa de agosto, que será baja, no representa el triunfo contra la inflación: es una larga batalla. El nivel de inflación recién ha vuelto al nivel que tenía antes de los ajustes de precios relativos. Elegimos un programa gradual con una reducción muy lenta, de hasta 5% en 2019", explicó.

¿Qué rubros han contribuido moderar el proceso inflacionario? El de la carne y el de los combustibles, junto con la anunciada rebaja forzosa de las tarifas eléctricas y gasíferas.

La consultora Dujovne & Asociados se suma a quienes sostienen, al igual que Sturzenegger, que a los precios hay que seguir dándole pelea para mantenerlos a raya.

De hecho, calcula un IPC de 1,5% para agosto al que habría que descontarle 0,8% por la tarifa del gas.

Además, hace referencia a un índice que se ubicará entre 1,5% y 1,7% para el resto del año.

En este marco, una fuente del BCRA grafica: "Es claro que la inflación sigue siendo un problema. Y grande. Si no lo fuera, la tasa de interés bajaría sin importarnos al salto del tipo de cambio".

"Sin embargo, todos sabemos que no es así, que si el dólar sube la inflación se recalienta. Ya lo vimos en febrero", completa. 

Encuentro cumbre

El Gobierno y la CGT se reúnen hoy por los salarios y el empleo

El Gobierno y la CGT se reúnen hoy por los salario... 0

En picada

Cayó en un 25% el consumo de cigarrillos en Argentina

Cayó en un 25% el consumo de cigarrillos en Argent... 0