Un grande

Volvió Látigo "Pasito Prohibido", pero esta vez a TN: "Llevo la humildad como bandera"

El popular bailarín de zona sudeste fue entrevistado por el periodista Mauricio Luna.

Reapareció Látigo "Pasito Prohibido", pero esta vez en el medio nacional TN. La última vez que se supo algo del bailarín más popular y querido de Salta fue el día de su cumpleaños, que sin haber ido a clases de canto, se lo vio en un video agarrando una guitarra y cantando temas de chamamé.

Látigo el rey de los "pasitos prohibidos" es popular


"Mañana llueve, amiguito. ¿Creés que la vamos a poder hacer igual la nota?", pregunta Rolando Antonio Suárez, agendado en WhatsApp como "Látigo Suárez", protagonista de una historia que desnuda apenas una parte del lugar en el que nació y en el que también planea morir. La respuesta concreta llega con la claridad del nuevo día: "Suspendemos. Está lloviendo mucho".

Látigo Suárez, dueño de una melena frondosa y un flequillo alterado por una tijera inquieta, lucha para no morderse las uñas mientras espera que la cosa se calme. Soñó con el encuentro y le cuesta entender que el clima, luego de una semana soleada y con altas temperaturas, haya conspirado en su contra.

Sin embargo, el escenario cambia por completo durante la mañana del jueves. El hombre nacido en Salta hace 45 años, maletero a voluntad en la Terminal de Ómnibus más concurrida de la ciudad de Salta, se presenta como un rayo en su moto de baja cilindrada. Con ella sube hasta el Cerro San Bernardo. Entonces aquello que parecía una quimera se vuelve realidad.

Látigo Suárez, el dueño de los "pasos prohibidos" de Salta

Suárez alcanzó la popularidad sin darse cuenta. Una fiesta y un baile. Todo el cuerpo a merced de la cumbia. La danza popular. Látigo se entregó al ritmo como nunca y fue filmado como siempre por su hermano Oscar, con una gran salvedad: aquel video sería compartido y más tarde viralizado en las redes sociales.

"No estaba en los planes. Pasé por la terminal y me señalaban, me nombraban. Sentía que se reían de mí, pero en realidad me estaban saludando. Les respondía que no, que yo no era. Entonces lo llamé a Oscar y le dije: ‘¿Qué hiciste, hermano?'. Me respondió que lo había subido sin querer", explica Suárez a TN.

Recuerda cada mensaje recibido a partir de aquel suceso. También lo que aconteció después. El deambular por las calles, casi flotando en el aire, bendecido por un halo galáctico que cayó del cielo y le entregó un aleteo musical que hasta Mick Jagger le envidiaría. Un estado de gracia devenido en virtud que lo ayudó a encontrar un sello distintivo.

"Sonaba una canción de las Culisueltas. Me dicen ‘Látigo, pasitos prohibidos' por lo que yo bailaba: ‘la Jenny y la Kitty, ella quiere látigo. Látigo, látigo, látigo", dice Suárez mientras acaricia sus bucles al compás de la canción de una banda de jóvenes mujeres que vivieron un éxito que duró un suspiro hace casi una década.

"La gente me cruza por la terminal y no puede creer que yo trabaje allí. A veces me ven andando en bici por ahí o simplemente caminando por ahí y se sorprenden. Es que me conocen por las redes, por YouTube", repite.

En sus anécdotas exhibe los rasgos más visibles de su personalidad: la reivindicación del perfil bajo, la austeridad, la familia, las reuniones y los amigos. La música, la comida de sus hermanas, el asado de los domingos, el "dame lo que puedas, no pasa nada" y un "bendiciones para todos" como saludo final.

Látigo tiene cuatro hijos, cinco nietos, no está casado, sí está en pareja y no se arrepiente de casi nada. "Sí me hubiese gustado estudiar más. Hice hasta tercer año, después me dediqué a aprender carpintería. Pero siempre me ayudó mi mami. Por ella bailo cumbia", expresa.

"La gente me cruza por la terminal y no puede creer que yo trabaje allí. A veces me ven andando en bici por ahí o simplemente caminando por ahí y se sorprenden. Es que me conocen por las redes, por YouTube", repite.

En sus anécdotas exhibe los rasgos más visibles de su personalidad: la reivindicación del perfil bajo, la austeridad, la familia, las reuniones y los amigos. La música, la comida de sus hermanas, el asado de los domingos, el "dame lo que puedas, no pasa nada" y un "bendiciones para todos" como saludo final.

Látigo tiene cuatro hijos, cinco nietos, no está casado, sí está en pareja y no se arrepiente de casi nada. "Sí me hubiese gustado estudiar más. Hice hasta tercer año, después me dediqué a aprender carpintería. Pero siempre me ayudó mi mami. Por ella bailo cumbia", expresa.

Y agrega: "Tampoco me arrepiento de haber terminado en la terminal. Es más, quiero mandarle un saludo a mis amigos maleteros que siempre me bancan. Yo agradezco a Dios, a la Virgen. Me conformo con lo que tengo, porque el sol sale para todos".

"No me interesa ser famoso, siempre llevo la humildad como bandera. Todo es gracias a la gente, estoy acá por ellos", concluye. /TN

Esta nota habla de:

Comentarios

  • Picherin de cuarta

    Este mono sirve para molde de hace apache

    Ver más

    Responder
  • Se los digo

    NO sabía que era el cumple de sugus de los eleven máster jajajaja avisen che !!

    Ver más

    Responder
  • Wacalaaaá

    Que desagradable este tipo, hay que tene estomago para soportarlo un rTito

    Ver más

    Responder
  • Diego

    Grande látigo representando salta.

    Ver más

    Responder
  • DEBORAH MELTROZO

    ESA FOTO POR FAVOR...!!!
    PARECE UN JARRÓN INCAICO...!!!

    Ver más

    Responder
  • CRACK

    LÁTIGO GOBERNADOR!!!!!!!

    Ver más

    Responder
  • Lu

    Que vergüenza este tipo.

    Ver más

    Responder
  • Jajaja

    Q yuto asqueroso, jajajA ,es vomitivo jajaja

    Ver más

    Responder
  • TRONCHATORO VERGATIESA

    Miro esa foto y me acuerdo de las momias del Llullaillaco.

    Ver más

    Responder
  • Jose

    Por eso en BS AS nos tienen como indios... El ejemplo q tienen... Q más podemos merecer ...

    Ver más

    Responder

Tucomentario

Nombre

Más de Salta

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante