La Salta que duele

Salteños hace tres semanas que están sin agua potable: toman y se bañan con la lluvia 

La comunidad wichí lewetes en Rivadavia Banda Norte se quedó sin agua y sólo se abastecen de las acequias que se formaron con las lluvias. 

La comunidad wichí tienen en cada casa un grifo conectado al pozo de agua que se construyó hace tres años. Pero hace tres semanas está sin funcionar. La única que les queda para tomar agua potable es recolectar la que viene de la lluvia. Pero para bañarse y otros menesteres, los vecinos deben juntar el líquido de las acequias que quedan con agua estancada después de una lluvia.

"Parece que fue por la tormenta que hubo y rompió el pozo", contaron Celia Arias y Juan Rivero, junto al delegado de la comunidad, Arnaldo Díaz.

Pero el grifo y el agua potable del pozo son una solución solo para quienes tienen sus viviendas. Pues pese a que hay 15 casas, calculan que son cerca de 40 las familias que viven en el lugar. "Los hijos con sus familias nuevas no tienen grifo, entonces acarrean el agua", contó Díaz.

Según el informe de Laura Urbano para Salta/12, la comunidad queda a unos 10 kilómetros del pequeño pueblo de Los Blancos, y a 40 kilómetros de Rivadavia Banda Norte. Con esa distancia las posibilidades de conseguir agua se limitan a juntar el agua estancada en las acequias, o a cosechar la lluvia (que por estas épocas ya empieza a escasear). Otra posibilidad es ir en moto o "como se pueda" a Los Blancos tres veces al día, a la mañana, la tarde y la noche, acarreando bidones de 20 litros. "El combustible está caro", señaló Rivero. Afirmó que por más que el pozo funcione, a su entender, esa agua "no es potable".

En un video que acercaron a Salta/12 se ve cómo los pobladores juntan agua en un bidón, recipientes que, según dijo el delegado, los entregó la fundación CONIN hace aproximadamente un año. Cada familia cuenta con un recipiente igual de 20 litros aproximadamente.

Díaz solicitó hacer conocer que la ayuda que les llega es la mínima (pensiones o asignación universal por hijo), mientras que "la mercadería acá es muy cara", por lo que es difícil poder comprar la mercadería que necesitan para el sustento. Respecto de bolsones o módulos alimentarios, aseguró que "cada tres meses nos entregan desde Salta".

Esta nota habla de:

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Salta

¿Quiere recibir notificaciones?
Subcribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante