Salta
Ni una menos

"Si mañana soy yo, hagan mier.. todo": una salteña pide auxilio a gritos

La joven tiene muchísimas denuncias en contra de un familiar de ella que no solo la maltrata y abusa, sino que además se atrevió a amenazarla de muerte.

Hasta cuando tendremos que escuchar, leer y aguantar tanta maldad en la sociedad. No solo ocurre en las calles de la ciudad, donde una ya no puede caminar tranquila, sino que también sucede más cerca de cada salteña: niñas aguantando los abusos y maltratos de sus familiares, en sus propias casas. 

¿Quién nos protege? Si Catalina desde que tiene memoria vive en la Comisaría tercera realizando todas las denuncias por los abusos que sufre no solo ella sino también sus hermanitas. Todas las denuncias hablan de maltrato, abusos, y hasta de amenazas de muerte.

"Nunca pensé que me tocaría a mí hacer esto, me da mucha vergüenza pero lo tengo que hacer, por mi, por mis hermanas, y por todas las chicas que corren peligro. Hoy ya no aguanto mas, hoy digo basta, dejo advertidos a todos ustedes de lo que me puede llegar a pasar", comienza su relato otra joven salteña.

Un relato que ya leímos muchas veces y que lamentablemente sigue pasando, y muchas veces está, aunque no lo creamos, tan cerca de nosotros. Hoy una joven más se anima a hablar aunque esté amenazada de muerte, lo hace por ella, por sus hermanas y por las pibas que están pasando por la misma situación. Esta es la carta abierta de una joven salteña que le toca vivir en carne propia un sufrimiento que no tiene fin.

"Desde que tengo memoria, mi tío, Aldo Tapia (43) años, se encargó de hacernos la vida imposible, siempre tuve que cuidar a mis hermanas de esta bestia, con tan solo 7 años me encerraba con llave en mi casa, a cuidado de mi hermana a la que le llevo 2 años, y de mi abuela ya fallecida que no podía caminar y no podía valerse por si sola ni siquiera para ir al baño, nos dejaban solas", dice la publicación.

Y sigue relatando que con tan solo 7 años tenía que estar cuidando no solo de ella sino también de sus hermanitas para que "la bestia", no haga lo que quería con ellas. 

¿Quién nos entendía a nosotras? Que podía hacer yo si ni mi propia familia me defendía como lo tuvieron que hacer. Nadie sabe todo lo que hizo, ninguno de ellos sabe lo que se siente ser nosotras

"Siempre lo hizo, mis otros tíos, sus hermanos, jamás vieron la gravedad del asunto, jamás vieron el peligro en los que nos ponían, nunca les importamos tanto como para hacer algo más por nosotras, aunque yo les decía, 'mami no te vayas, mami el tío aldo nos quiere pegar, mami el tío nos mira feo, mami el tío nos dice cosas'. Mis tíos lo denunciaron más que hacer un par de papeles jamás hicieron nada más, porque ellos no tienen hijos, no saben lo que se siente, normalizaron la violencia. Solo teníamos que acostumbrarnos a vivir con miedo, a vivir encerradas, mi tío nos pegaba, nos decía cosas, nos miraba como no se miran a sus sobrinas, le pegaba a mi abuela postrada en la cama, mi abuela que en paz descanse jamás quiso que lo metan preso o que lo tratemos mal, siempre tuvo las esperanzas de que cambie, ella siempre tuvo un gran corazón, pero no veía la gravedad del asunto por la misma razón de normalizar la violencia en mi familia", agrega.

No solo cuenta sobre los maltratos, su propio tío también intentó matarlas. Cuando su mamá se iba a trabajar ella decidia encerrarse en su pieza, junto a sus hermanas, para no correr peligro.  

"El golpeaba las puertas teniendo cuchillos en las manos. Desde chicas estuvimos escapando de sus ataques, toda mi vida escondiendonos en otras casas, escondiendonos en los negocios, corriendo, llorando, gritando. Él tenía su mujer, la golpeaba, la violaba, la insultaba, tuvo 3 hijos con ella, a los que hacía sufrir de la misma manera, la retenía con el por amenazas de muerte, nadie de mi familia hizo nada por ayudarla hasta que ella se animó a denunciar, cayó preso en el penal de Villas Las Rosas, por tan solo un tiempo pudimos vivir en paz", subraya y continúa, "pasaron un par de años, salió libre, ya habíamos crecido, nació mi hermana mas chica que ya en ese tiempo tenía unos 2 o 3 años, yo unos 12, y mi otra hermana unos 10 años, el entraba cuando quería a nuestra casa porque vivimos en el mismo domicilio pero en diferente inmueble. Recuerdo que una vez él le empezó a hablar de una manera a mi hermana de 3 años, era una bebé, de la misma manera en la que me hablaba a mí, me asusté, me largue a llorar, estábamos solas otra vez. Mamá trabaja mucho, siempre lo hizo y lo hizo por nosotras, no la juzgo; en ese momento que me di cuenta que quería maltratar a mi hermanita de la misma forma que lo hizo conmigo la alze, me metí en la pieza con mi otra hermana, preparé un bolsito con ropa y nos fuimos de mi casa, me fui con ellas nose a donde, pero me las lleve, mi mamá mi papá mis tíos buscándonos, nos encontraron, nos hicieron volver a mi casa con esa bestia, me retaron por ser irresponsable y por poner en peligro a mis hermanas en la calle, cuando el peligro vivía con nosotras en la puerta de alado".

¿Denuncias? Tiene millones de denuncias, desde que tengo memoria me siento en la Comisaría tercera a hacer denuncias en contra de mi Tío Aldo Tapia. Hoy hago la última, me amenazó de muerte, me asentó fuertemente un machete de 40 centímetros en mi abdomen, porque le reclamé el haber entrado a mi casa

Cuenta que el hombre también acosaba a su ex mujer, la mamá de sus hijos, la amenazaba, la buscaba, la seguía, y ella lo volvió a denunciar, "volvió a caer preso en el penal Villa Las Rosas, por fin otro tiempo en paz, duró muy poco, mi mama lo denuncio, yo lo denuncié acompañada de mis padres por ser menor de edad, mi tía lo denunció, salió en libertad otra vez, llegaron mis primas de visita que vivían en Buenos Aires a casa, ellas sufrieron lo que yo sufrí, y nadie lo sabía, ellas se atrevieron a hablar recién al tiempo de lo sucedido cuando se fueron a vivir lejos a Bolivia, mi tía, su mamá se vino de viaje desde ese país al momento que sus hijas le contaron lo que el tío Aldo les hizo, lo denunció, lo desprecio, murió para ella. Fuimos creciendo, tiene denuncias de vecinos, de otras chicas de mi barrio por acoso, perseguía a las nenas a las paradas de los colectivos cuando iban al colegio, esta bestia, solo se las agarra con las mujeres, le teme a los hombres, le teme a la policía, le teme a la cárcel, es un violador, golpeador, psicótico, es un animal, sentía lástima por el porque mi mamá y mis tíos me llenaban la cabeza diciéndome que lo entienda, que el era así porque mi abuelo le pagaba mucho en la cabeza, pero, ¿quién nos entendía a nosotras? Que podía hacer yo si ni mi propia familia me defendía como lo tuvieron que hacer. Nadie sabe todo lo que hizo, ninguno de ellos sabe lo que se siente ser nosotras, la única que me puede llegar a entender es mi hermana a la que le llevó dos años a la cual toda mi vida defendí de él y de cualquiera que quisiera hacerle daño". 

El relato de la joven se hace cada vez más largo y cada vez peor: "una vez fallecida mi abuela se reunieron todos los hermanos a hablar sobre que iba a pasar con Aldo, "la bestia", yo escuchando detrás de la puerta, decían que no lo querían meter preso, que tenía que estar en un psiquiátrico porque cada vez que salía libre de la cárcel volvía siendo aún más peligroso que cuando entró, después de escuchar eso entre a la habitación llorando y gritandoles a todos, que me daban asco, que me daban vergüenza, que ellos no saben lo que se siente, porque ellos no tienen hijos, porque a ellos no les pasa nada, porque ellos no son los que lloran, los que sufren, los que se esconden para poder vivir". 

No solo viven con el horror que su "tío" les hace pasar, también tenían que luchar con los discursos de sus familiares que no le creen y minimizan la situación, que desgraciadamente es muy compleja y dolorosa. "Ese día se enojaron conmigo por ser una atrevida, ese dia me fui de casa y volví a la noche. Desde ese entonces empecé a portarme mal, hacia lo que quería, me iba de la casa, comencé a tomar, comencé a salir, comencé a fumar, me decepcione de toda mi familia, con la única persona que me sentía segura era con mi abuela, y Dios me la arrebató". 

"Fue declarado inimputable después de haberle realizado exámenes psicológicos, lo internaron en el ragone, por fin paz de nuevo, ¿Hasta cuando? Hasta que el ragone dijo que no contaba con camas para mantenerlo internado y que iba a salir a cargo de un curador (mi abuelo) el cual es otro enfermo, y tenía que estar medicado constantemente, mi abuelo es un ser nefasto, desagradable, mata animales, mato a mis animales, es un enfermo golpeador machista, su hijo Aldo Tapia solo es una versión de el, no sirve para ser curador una persona que está dañada psicológicamente, hoy tiene más de 70 años y lo protege, lo esconde, no lo medica, Es irresponsable, con mi abuelo como curador y persona a cargo, mi tío Aldo representa un peligro no solamente para mi y mis hermanas si no para todas las chicas que viven en nuestro barrio y alrededores, chicas que se encuentren con el caminando en la calle, en el colectivo, en el centro", señala angustiada.

"¿Denuncias? Tiene millones de denuncias, desde que tengo memoria me siento en la Comisaría tercera a hacer denuncias en contra de mi Tío Aldo Tapia. Hoy hago la última, me amenazó de muerte, me asentó fuertemente un machete de 40 centímetros en mi abdomen, porque le reclamé el haber entrado a mi casa. Mi familia se encarga de echarme la culpa a mi por no cerrar bien las puertas y dejar desprotegida a mi hermana, me dijo que si llamaba a la policía me iba a matar, que no iba a impedir que nos siga haciendo lo que quisiera. Hoy dejo ante ustedes mi testimonio, mi vida queda en manos de la justicia, me cansé de hacer denuncias, me cansé de todo esto, no puedo callarme más", termina su triste relato, su verdad, una historia que se repite en muchas jóvenes, no solo salteñas sino de todo el mundo.

Y cierra con una frase, que se repite en cada marcha, en cada femicidio, en cada horror que cada una tiene que pasar, ojalá no la tengamos que volver a usar y menos con ella: "SI MAÑANA SOY YO, HAGAN MIERDA TODO".

Esta nota habla de:

Comentarios

  • Mujer

    De donde sacan las mujeres las ganas de aguantar y aguantar y aguantar tantos abusos.
    Al primer signo de abuso crucifiquenlo

    Ver más

    Responder
  • Me hago pero no soy

    Barrio Mosconi, conozco el caso, efectivamente la abuela de esta niña, que se llamaba Hilda, amen de vivir una vida de mi....por culpa del sicopata de marido que tenía, cargaba con una enfermedad a los huesos, sufrió mucho porque además era joven y se veia que fue linda mujer, no voy a justificar lo de Aldo, pero esos chicos vivieron stuaciones horribles que hacia su padre, por ej llevar a la "querida" c/hijo y todo a la casa familiar estando su propia esposa e hijos ahí, típico machirulo boliviano, insultos, golpes, y maltratos era moneda corriente en esa casa, sólo deseo que la justicia haga algo por lo que queda de esta flia ya que por la mama de Aldo nada pudieron hacer

    Ver más

    Responder
  • Noqui del ministerio de mujer

    Y que ganan con roper todo? Le van a destrozar el quiosquito a una mujer o es selectivo

    Ver más

    Responder
  • Agostina

    El ministerio de la mujer está revisando su caso si pueden usarlo para presionar con la agenda

    Ver más

    Responder
  • Carlos

    Si las menores son niñas a la agenda política le conviene que estén muertas.Viva la pepa

    Ver más

    Responder
  • Agenda 2021

    Agradezco al gobierno por liberar presos y a los DDHH por preocuparse de los violadores

    Ver más

    Responder
  • Debajo de la mesa

    Ministerio de la mujer,comisaria de género están ocupados tratando de ayudar al gobierno con las vacunas

    Ver más

    Responder
  • Realidad

    Agradezcan al ministerio de la mujer y sus millones en presupuesto,son más util muertas para los pañuelos

    Ver más

    Responder
  • Mickey

    Pongan foto y dirección así hacemos justicia x mano propia, esto así ya no se puede mas

    Ver más

    Responder
  • DDHH?

    Y si votan mejor,tenemos un ministerio de mujeres con agenda de bol$illo liberando presos

    Ver más

    Responder

Tucomentario

Nombre

Más de Salta