Política
Impunidad al palo

El otro crimen que esconde Manzur y horroriza a Tucumán entera

Un obrero apareció sin vida dentro de un barranco. Había sido tenido por la policía de esa provincia.

El espantoso crimen de Abigail conmovió a todo el país. El clima se puso más denso con el asesinato del único sospechoso, José Guaimás. Lo que no hay que olvidar es que en mayo, un obrero tucumano apareció dentro de un barranco después de haber sido detenido por la Policía de Simoca. 

La imagen era tétrica. El cuerpo de Luis Espinoza apareció envuelto en bolsas plásticas y en otra provincia. Lo encontraron en la profundidad de un precipicio, ubicado en la localidad de Andalgalá -provincia de Catamarca-, a 150 kilómetros del sitio donde había sido interceptado por la policía. 

Por el aberrante hecho, nueve policías y dos civiles fueron detenidos ante la repercusión del caso y la presión de diferentes organizaciones a lo largo y ancho del país. Lo que llamó la atención y en este caso no sorprende es el silencio ensordecedor del gobernador Manzur.

Luis era padre de seis hijos. De profesión jornalero, se encontraba cabalgando junto a su hermano Juan en un paraje identificado como Monteagudo. Según revelan algunos testigos, los hermanos se toparon con los preparativos para una competición de carreras de caballos, algo habitual en la zona, aunque en ese momento violaba la cuarentena obligatoria dictada por el gobierno a nivel nacional. 

Se sospecha que eso motivó a que uniformados locales llegarán de manera violenta, realizando disparos al aire, con la intención de amedrentar a las personas que allí se congregaban. En el violento operativo, golpearon en la cabeza al hermano de Luis. Este, salió en defensa de su hermano y fue la última vez que fue visto con vida.

Esta nota habla de:

Comentarios

  • Chaman Huasquar

    Tucumanos todos a la casa del Violador ALPEDOVICH a lincharlo al viejo culiau! LAKRA K!

    Ver más

    Responder

Tucomentario

Nombre

Más de Política