¿Era para tanto?

Polémica por un supuesto caso de violencia verbal en la UNSa

Un Juzgado de Violencia Familiar y de Género se abocó a seguir puntualmente un caso que no englobó violencia física, ni económica ni psicológica.

El Juzgado de Violencia Familiar y de Género de Primera Nominación, encabezado por la magistrada Noemí Liliana Valdez, se encargó de hacer un seguimiento personalizado a un caso de presunta violencia de género verbal, mientras que la provincia está por encima de la media nacional en la tasa de femicidios, con 1,53 muertas cada 100 mil mujeres.

El juzgado de Valdez se ocupó de manera especial en un caso ya desestimado por irrelevante: la acusación de una docente universitaria contra un colega suyo porque éste le dijo que parecía experimentar una situación "orgásmica" al verlo quedarse sin trabajo. Al decirlo no estaban solos ni en un pasillo, el entredicho ocurrió en una sesión del Consejo Directivo de la Facultad de Humanidades.

Llama la atención la especial preocupación del juzgado en un contexto salteño donde el eslabón más tremebundo de la violencia de género, el femicidio, es pan de cada día: según el Registro Nacional de Femicidios de la Justicia Argentina, el año pasado en Salta 1 de cada 65.421 mujeres fue asesinada.

Esta nota habla de:

Comentarios

  • Que boludos

    Se ve que están al.pedo
    LABUREN hdp

    Ver más

    Responder
  • INDIGNADO

    Los jueces cobran mucho para ocuparse de boludeces, los casos serios al cajón

    Ver más

    Responder
  • luna lunera

    tipico de la unsa, se sacan los pelos de las cejas por un puestito. Lejos de ser intelectuales de alto vuelo, pelean como chusmas de barrio. Una vergüenza.

    Ver más

    Responder

Tucomentario

Nombre

Más de Política

¿Quiere recibir notificaciones?
Subcribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante