De película

Secuestro del empresario en Salta: una cinta en una patente los deschavó

Los cuatro imputados seguirán tras las rejas según determinó el fiscal federal Ricardo Toranzos.

Casi como si se tratara de una película o serie de Netflix, como La Casa de Papel, la banda que secuestró al empresario Víctor Giménez planeó el golpe y llevó cada paso al detalle, pero algo les salió mal a último minuto. Antes del fin de semana se conocieron nuevos datos del rapto extorsivo que conmocionó a Salta. 

En las últimas horas el juez federal Nº1, Julio Bavio, determinó la prisión preventiva de Héctor Joaquín Rodríguez, Ezequiel Maximiliano Toledo y los hermanos Franco Gerónimo y Héctor Mario Campo, los cuatro secuestradores.

En ese marco se supo que fue un error que no tuvieron en cuenta el que hizo que todo se desmoronara. 

El secuestro y las fallas

En su plan delictivo, los acusados le taparon el rostro a la víctima y dieron varias vueltas en busca de desorientarlo, tras lo cual lo llevaron hasta una vivienda en el barrio Los Paraísos. Franco Campo lo alquilo un día antes, el 29 de noviembre.

El fiscal destacó que esta acción demostró la logística puesta en marcha por los acusados. "En esta casa, los imputados le pidieron al empresario una suma de $ 50 millones de rescate, pero la víctima les dijo que era imposible, por lo que bajaron el monto a 5", explicó. Fue así como, desde el teléfono de Toledo, a las 13:42 a un hijo del empresario, quien, bajo instrucciones de sus secuestradores, le pidió los $5 millones y argumentó que los necesitaba para cerrar un negocio que estaba por realizar con personas de Jujuy.

Este llamado, sin embargo, fungió como una alerta para la familia, la cual ya había iniciado la búsqueda del dueño de la empresa. El pedido de dinero fue totalmente inusual para los familiares, quienes dieron intervención a la policía.

Los detalles del rápido rescate

Dado que la víctima, Víctor Giménez, le pidió a su hijo que no fuera en persona a entregar el dinero, sino que envíe a un tercero, es que se designó a un policía - capacitado como mediador-, para llevar adelante la entrega del dinero, circunstancia en que se produjo un hecho inesperado. Un patrullero de la policía, que no era parte del operativo de rescate, divisó en la zona demarcada un auto VW de color negro que tenía la chapa patente tapada con una cinta, por lo que procedió a detenerlo y trasladó a los dos ocupantes a una dependencia policial de la zona, siendo los demorados Rodríguez y Franco Campo.

Ambos acusados se habían instalado para vigilar el intercambio del dinero por el empresario, lo que tampoco se concretó debido a que Toledo y Héctor Mario Campo, quien se movilizaban en la camioneta de la víctima, decidieron cambiar de rumbo porque presumían que había policías de la Brigada de Investigaciones.

No obstante, por los datos aportados por la fiscalía federal se pudo localizar el rodado en la zona, dándose inicio a una persecución. "En un momento, uno de los vehículos de la policía, logró ponerse por delante de la camioneta y un comisario descendió para obligarlos a detenerse, pero los dos secuestradores avanzaron contra el efectivo, quien logró hacerse a un costado para evitar ser arrollado", contó el fiscal. La persecución continuó hasta que finalmente, y por una mala maniobra del conductor, se estrelló contra la pared de una casa, en el barrio Ampliación de Parque la Vega. Toledo y Campo se dieron a la fuga, siendo el empresario rescatado. Luego, se logró la detención de Toledo, en su vivienda, en la zona sur de la ciudad, en tanto, que Héctor Mario Campo se entregó. Amén de ello, el fiscal Toranzos dirigió una serie de allanamientos, los que permitieron determinar la casa donde el empresario estuvo cautivo y la recolección de otras pruebas para el caso.

Bavio resaltó la gravedad del hecho, calificó el caso como "novedoso" en Salta y a su vez "osado" por parte de los acusados, a los que describió como "peligrosos", detalló Nuevo Diario. 


Esta nota habla de:

Comentarios

  • ESEE...

    Entonces el operativo fue por que el hijo del secuestrado aca seca no quiere pagar, por la patente agarran dos de casualidad y después los detienen por que el boludo que manejaba choca. Que buena policía ja.

    Ver más

    Responder
  • CHETO

    Mucho Netflix pedazos de boludos!! Ahora 16 años en cana por ver muchas películas. LOS VAN A VIOLAR.

    Ver más

    Responder
  • Felicitaciones!!!

    Cuando las cosas funcionan, los estupidos creen que fue armado. Conozco al empresario y es una buena persona

    Ver más

    Responder
  • Mensaje para el futuro

    es importante que los condenen de manera ejemplar para que nadie se anime a repetirlo

    Ver más

    Responder
  • Coya

    Falta que lo detengan "El entregador" El inspector Mario Campo padre de los dos detenidos, es obvio que el fue el que planeo todo.

    Ver más

    Responder
  • CONTADOR ASUSTADO

    De tanto cagar empleados un día se iban a vengar

    Ver más

    Responder
  • Cárcel para siempre

    El empresario no se recupera mas por lo vivido. Estos tipos deben ir preso de por vida

    Ver más

    Responder
  • Montonero Carajo

    Q no pase fiscales y jueces defendiendo la delincuencia y cada vez mas miltimillonarios estas aves negras

    Ver más

    Responder
  • bombonero

    hay q sacarle la tele a los pibes estos y a los boludos grandes el chupi... bueno aparte meterlos en cana x boludos y fantasiosos.

    Ver más

    Responder
  • El Yuto

    Ni para secuestrar sirven estos salteños opas

    Ver más

    Responder

Tucomentario

Nombre

Más de Policiales

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante