Pasó en Salta

Les hacía creer que iba a darles trabajo, pero era el peor engaño: "Todas llorando"

Todo ocurría en pleno centro salteño, donde citaba a sus víctimas para una "entrevista".

Por varios robos, Nicolás Darío Miranda (29) fue condenado a la pena de tres años y dos meses de prisión. El juicio unipersonal estuvo a cargo del juez interino de la Sala I, Ángel Amadeo Longarte.

El imputado fue considerado autor material y penalmente responsable del delito de robo simple (cinco hechos). Permanecerá alojado en la cárcel penitenciaria local.

En el mismo fallo, el imputado fue absuelto de los delitos de estafa (dos hechos) y hurto simple por retiro de la acusación fiscal.

El condenado engañaba a las víctimas con ayuda de una mujer que las contactaba por Facebook con el pretexto de ofrecerles trabajo como niñeras. Todas las damnificadas eran citadas por la cómplice de Miranda en alguna esquina céntrica de la ciudad. Allí se presentaba el imputado, en moto, como supuesto padre de familia interesado en contratar a una persona para el cuidado de sus hijos. Luego de conversar un rato sobre el puesto de trabajo, les pedía a las interesadas que lo acompañaran a buscar una torta, en otro punto de la ciudad (barrios Autódromo, La Lucinda, Valle Escondido). Antes de llegar a destino, les solicitaba que le prestaran el celular aduciendo que el suyo no tenía batería, se los arrebataba y huía.


Comentarios

  • devueltapaquito

    O sea,un San Cayetaño trucho,como un amigo,le prometía trabajo a todo el mundo,no le daba a nadie!.

    Ver más

    Responder

Tucomentario

Nombre

Más de Policiales

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante