Crimen de Sandra Palomo

"Cuántos años te dan por cómplice de femicidio": lo que buscó uno de los acusados de matar a la docente

En el Salón de Grandes Juicios de la Ciudad Judicial se lleva a cabo la audiencia de debate seguida por el homicidio agravado a Sandra.

En el Salón de Grandes Juicios de la Ciudad Judicial se lleva a cabo la audiencia de debate seguida por el homicidio agravado a Sandra Silvia Palomo.

El tribunal colegiado y las partes continúan escuchando la declaración de testigos. El 1 de junio fueron citados peritos policiales y del CIF.

El primero en comparecer fue un profesional que realizó el análisis de dispositivos informáticos secuestrados en el marco de la causa. También analizó cámaras de seguridad ubicadas en la zona sur de la ciudad.

En uno de sus informes detalló la información obtenida de una tablet perteneciente al imputado Ian Esteban Caro. El perito analizó parámetros de búsquedas realizadas en internet con ese dispositivo. Aportó que el 1 de septiembre de 2019, en la tablet se hicieron consultas sobre "Sandra Palomo" y sobre "cuántos años te dan por cómplice de femicidio"..

El testigo también expuso sobre la información obtenida en un celular perteneciente al imputado Ricardo Nahuel Bonifacio. Precisó que en el relevamiento surgieron tres audios de whatsapp enviados entre el 1 y el 2 de septiembre de 2019. En uno de ellos, el acusado manifiesta: "Yo sabía que no era de su viejo ni nada, es robada la camioneta".

En otro audio dice: "Eh gil, sabés quién la mato... el gil de la camioneta. Él mató a la vieja y hoy cayó en cana". Luego asegura que él "no tenía nada que ver". "A mí me vinieron a buscar y dimos un par de vueltas", afirma. "Yo ya sospechaba algo. Yo le dije a Hugo `eh, gil, el techo está todo con sangre´", agrega.

El perito también reprodujo textos y audios de una conversación mantenida entre Bonifacio y la pareja del imputado D. R. C.
Finalmente, el testigo proyectó las filmaciones obtenidas de cámaras de seguridad instaladas en dos estaciones de servicio y una panadería de zona sur. En las imágenes se puede observar el desplazamiento de la camioneta robada a la víctima. En algunas de las secuencias se alcanza a ver siluetas de personas sentadas en el asiento trasero del vehículo.

El homicidio de Sandra Palomo ocurrió el 31 de agosto de 2019. En la causa, Ian Esteban Caro, Ricardo Nahuel Bonifacio, D. R. C. y H. E. C. (menores al momento del hecho) están imputados por la fiscalía interviniente como partícipes secundarios del delito de homicidio calificado por alevosía, ensañamiento criminis causa y por mediar cuestión de género. La parte querellante, en tanto, considera a los cuatro jóvenes coautores.

L. N. C. V. (15 años al momento del hecho), fue sobreseído por inimputabilidad. El menor había sido acusado del delito de homicidio calificado por alevosía, ensañamiento criminis causa y por mediar cuestión de género.

El tribunal colegiado está integrado por los jueces Norma Beatriz Vera (presidenta), Roberto Lezcano y Maximiliano Troyano (vocales). Está previsto que se extienda hasta el 23 de junio.

Por el Ministerio Público intervienen los fiscales Mónica Poma y Pablo Rivero. La querella está representada por Gabriela Arellano y Javier Latorre. La defensa de los acusados está en manos de Florencia Maggio y Orfeo Maggio (Ian Esteban Caro), Américo Dante Díaz (Ricardo Nahuel Bonifacio), José Alejandro Ortín Fernández (D. R. C.) y Daniel Arnedo y José Ricardo Belbruno (H. E. C.).

El 31 de agosto de 2019 Sandra Palomo salió a hacer compras en un supermercado de Tres Cerritos y no volvió, por lo que su hermana denunció su desaparición. La víctima había salido de su casa al mediodía en una camioneta Toyota Hilux gris plata. Sus familiares habían intentado contactarla telefónicamente y mediante la ubicación a través de GPS, sin resultados. Su cuerpo fue encontrado esa noche en una zona rural sobre calle Gato y Mancha, próxima al río Arenales. Se determinó luego que la causa de su deceso fue un shock hipovolémico.

Según consta en la causa, el menor L. N. C. V. interceptó a la damnificada en el estacionamiento del subsuelo del supermercado. La atacó causándole múltiples lesiones con arma blanca que habrían ocasionado su deceso. Ello, con la finalidad de apoderarse de su camioneta y de otros elementos.

A partir de la investigación fiscal se pudo establecer la ayuda posterior brindada a L. N. C. V. por Ian Esteban Caro, Ricardo Nahuel Bonifacio, D. R. C. y H. E. C.

Según la acusación, los imputados tenían conocimiento del delito que iba a cometer L. N. C. V., aguardaron su llegada y lo ayudaron a buscar un lugar para descartar el cuerpo de la víctima. Previamente usaron la camioneta robada para trasladarse por distintos puntos de la ciudad.

Esta nota habla de:

Comentarios

  • hasta la pija los negros

    Ver más

    Responder

Tucomentario

Nombre

Más de Policiales

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante