Que se haga Justicia

Un perito habló sobre el asesinato de Sandra Palomo: "Participaron dos o más personas"

La docente fue hallada muerta en inmediaciones del Río Arenales el 31 de agosto de 2019.

Durante el desarrollo de la Audiencia debate contra Ian Esteban Caro, Ricardo Nahuel Bonifacio, y D.C. y H.C. como partícipes secundarios del delito de homicidio agravado por ensañamiento y alevosía y femicidio en perjuicio de Sandra Silvia Palomo fueron muchos los testimonios recibidos incluso del principal sospechoso del hecho el menor L.C. quien fue declarado inimputable y declaró en las primeras jornadas en carácter de testigo.

L.C. en esta oportunidad declaró que no fue el autor material del crimen y afirmó que fue obligado a participar por H.C., a quien acusó por la agresión a Palomo y dijo además que éste le refirió que debía matarla por encargo.

En relación a esto, el perito de parte Carlos Párraga, sustenta su hipótesis de la participación de dos o más personas por las lesiones externas descriptas por médico forense Gabriel Kosmatos, quien detalló una distribución de lesiones cortantes en los lados izquierdo y derecho del cuerpo de Palomo, en algunos casos en el sector posterior del cráneo, el rostro y el tórax. El perito de parte interpretó que estas heridas sugieren que pudo haber un ataque desde ambos flancos, pudiendo ser de frente o desde atrás.

Párraga sostuvo que si Palomo estaba en el asiento del acompañante, pudo haber girado su frente hacia el conductor al momento de la agresión y también haber sido lesionada por un ocupante de los asientos posteriores. 

"No se encuentran descriptas en el mencionado informe las características de los extremos de los bordes de las lesiones punzo cortantes, más precisamente si eran de tipo agudo o romo, lo cual permitiría acreditar o descartar la posibilidad de uno o más cuchillos", señaló.

Un perfil no identificado

El perito resaltó que los estudios genéticos realizados por la bioquímica del Cuerpo de Investigaciones Fiscales, Alejandra Giunudinik, informan que en las muestras tomadas a la palanca de cambio de la camioneta de la víctima contienen sangre humana, y hay una mezcla de un perfil genético coincidente con la víctima y otro con el de L.C.

Luego señaló que la muestra tomada del volante contiene sangre humana, células epiteliales y perfil genético mezclado de Sandra Palomo, L.C. y un desconocido.

También una media encontrada en el piso de la camioneta contenía perfil genético de la víctima, L.C. y un desconocido masculino. Por otro lado, en otra media se encontró perfil genético de Palomo y un desconocido masculino, aunque en este caso no se descartó que fuera de L.C.

Además se encontró perfile genético de Palomo, L.C. y un tercero desconocido en un buzo que sería el que usaba el adolescente en el supermercado.

Párraga destacó que otras muestras recolectadas de manchas sanguinolento de la caja no fueron analizados por el Servicio de Biología Molecular del CIF.

Advirtió que en las muestras analizadas por el CIF no se halló correspondencia con los perfiles genéticos de H.C., Caro y González. Y lo llamativo es que las muestras tomadas de la camioneta no fueron comparadas con el perfil genético del imputado D.C.

El perito privado señaló además que L.C. tenía lesiones en dedos, manos, nudillos, el antebrazo derecho, el labio superior, la mejilla izquierda y en el pómulo derecho y dedujo que esas lesiones pueden haber sido ocasionadas por la víctima en un acto de defensa.

Para Párraga, L.C. pudo haber participado en la agresión y estaba en el sector delantero de la cabina de la camioneta, aunque señaló que no se constataron patrones de salpicadura compatibles con una agresión con un arma blanca en las prendas de este adolescente. "No debe descartarse que la impregnación de sus prendas haya ocurrido posteriormente durante el traslado del cuerpo de la víctima a la caja de la camioneta o a la escena del hallazgo", advirtió.

Otro aspecto que permite a Párraga abonar la hipótesis de otro participante en la agresión se vincula a que Kosmatos señaló "la existencia de lesiones como de uñas largas que penetran en piel" de la víctima. "Sin embargo, el mismo forense informa que L.C. al momento del examen del día las uñas se encontraban cortas, no aparentando haber sido cortadas en forma reciente", resaltó el perito de parte.

Un estado de Whatsapp complica a uno de los imputados

Mediante el GPS del celular de Palomo y por registros de cámaras de seguridad, Párraga analizó el recorrido de la camioneta tras retirarse del subsuelo del supermercado. A diferencia de los peritos oficiales que ubican solo a L.C. como conductor, el perito de parte sostuvo que en las cámaras no se puede visualizar cuántos ocupantes iban en el vehículo.

También señaló que cuando evadieron un control policial y fueron perseguidos por los móviles, uno de los efectivos creyó ver "tres bultos" dentro de la camioneta "aclarando que uno de esos bultos era el conductor y los otros dos no puede precisar si se trataría de una persona o bulto tipo bolsa".

Párraga señaló que hubo un lapso de aproximadamente 55 minutos entre la última cámara que registra la ubicación de la camioneta a las 15.27 y la última señal emitida por el teléfono móvil de Palomo a las 16.22.

Dijo que es posible que en ese intervalo y en un lugar que no es posible determinar, "L.C. haya trasladado el cuerpo de la víctima con participación de otro individuo, desconociéndose si ya se encontraba muerta, desde la cabina de la camioneta hasta la caja".

También consideró que L.C. por su contextura delgada, "la única forma posible de realizar dicho transporte sería arrastrando" el cuerpo. Sin embargo, agregó que en la inspección ocular el criminalista Héctor Barboza encontró manchas de goteo compatibles con que el cuerpo pudo haber sido cargado entre dos personas.

"De haber participado un segundo agresor en la muerte de la señora Palomo y en su traslado a la caja de la camioneta, se retira o es dejado en otro lugar antes de llegar al domicilio de H.C.", sostuvo Párraga.

Luego L.C. fue a la casa de H.C., donde fue filmado por éste, que subió el video a un estado de Whatsapp. Allí se lo ve sonriente, y porta la campera de la víctima, también es captada la camioneta. Se determinó también que allí L.C. se lavó, se limpió, se cambió de ropa y dejó su remera blanca ensangrentada en un balde con agua. "Posiblemente en este momento guarda su pantalón gris manchada en la mochila de Palomo, junto a la campera negra de (ella)", señaló el perito. También la camioneta fue lavada ahí.

La querella insiste en citar a uno de los dos jóvenes identificado en las cámaras del VEA

Otro de los datos más relevantes que sirven como aporte para la causa desde el informe del perito de parte, Carlos Párraga es la identificación de dos jóvenes o adolescentes que el día del crimen ingresaron al supermercado Vea, en cuyo subsuelo fue asesinada la mujer. Uno de ellos sería T.C., un conocido del adolescente L.C., considerado el autor material del femicidio pero que es inimputable por la edad, ya que en aquel momento tenía 15 años.

T.C. ya fue mencionado en las audiencias previas del juicio. La hermana de la víctima, Liliana Palomo, fue quien resaltó: "me llama la atención que no se lo haya investigado a ese chico".

En relación a estas dos personas identificadas, entre este martes y miércoles, el Tribunal tomó declaración al policía Brian Condorí, quien estuvo a cargo del análisis de cámaras del supermercado. Fue consultado por la abogada querellante, Gabriela Arellano, respecto a los dos varones que ingresaron al supermercado y no compraron nada, pero el perito oficial no había otorgado relevancia a esas imágenes.

Sin embargo, el dato fue relevante para Párraga, porque al comparar las características de uno de ellos, con fotografías del perfil de facebook de T.C., encontró que son similares y podría tratarse del mismo. Condorí aclaró que no era parte de su tarea la identificación de estas dos personas, aunque sí debía revisar y detectar movimientos de gente, así como también el ingreso y egreso de vehículos que pudieran tener vinculación con el crimen.

Párraga mencionó dos manifestaciones hechas por L.C.: "Si hablo me van a matar, me obligaron y soy boleta hay cuatro personas más que son más grandes", consta en un informe de la División Homicidios. El perito también resaltó que en el informe oficial se cita el testimonio de "una persona desconocida" que toma conocimiento por parte de su novia "de que el tal L.C. manifestó que una semana antes del hecho ya habría expuesto que quería robar una camioneta y que habría estado en compañía de un tal H.C. y T.C.".

Consultada por Arellano, dijo que desde la querella solicitó que T.C. sea llamado a declarar en las audiencias de juicio.

Cabe recordar que la investigación del Ministerio Público Fiscal sostiene que el único autor material del femicidio fue el adolescente de 15 años, L.C., quien pese a haber sido sobreseído continúa con medidas de seguridad ya que fue considerado peligroso para sí mismo y para terceros. La fiscalía determinó de este modo que L.C. interceptó a la víctima en el estacionamiento del subsuelo del supermercado y la atacó con arma blanca con la finalidad de apoderarse de su camioneta y de otros elementos.

Esta nota habla de:

Comentarios

  • tugauchito

    pobre trabajo de los peritos, como siempre por eso los asesinatos quedan impunes. que importa si era menor, LC es un asesino y listo, basta de proteger a estas lacras

    Ver más

    Responder
  • NACIONALISTA

    che y los demás? que declararon? por que la mataron? para salir a dar vuelta en su camioneta??

    Ver más

    Responder

Tucomentario

Nombre

Más de Policiales

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante