Pasao de machao

Lo frenaron porque manejaba horrible y cuando lo hicieron soplar se asustaron

No solo detuvieron al conductor de 32 años, sino que le secuestraron el vehículo.

Definitivamente se ganó el premio de los irresponsables. Detuvieron a un joven que venía zigzagueando en la ruta. Cuando le realizaron el test de alcoholemia, su aliento rompió el récord de lo establecido.

Sucedió el fin de semana largo en la localidad de Zonda, provincia de San Juan. De acuerdo a la información que trascendió, el conductor venía realizando maniobras extrañas en plena ruta. Para su mala suerte se dirigía a un control de rutina. Los efectivos al observarlo lo obligaron a detener la marcha del vehículo y cuando le hicieron soplar la pipeta, no se pudo marcar el número porque excedía el máximo de lo que marca el alcoholímetro. 

El insólito episodio ocurrió durante el fin de semana largo en la localidad de Zonda, una villa turística ubicada pocos kilómetros al oeste de la capital provincial.

Según informó el Diario de Cuyo, un retén ubicado sobre la ruta 12 detuvo a un Ford Escort que venía zigzagueando y realizando maniobras poco habituales.

Los inspectores municipales pidieron al conductor la documentación y al sentir su aliento y su reacción, resolvieron de inmediato practicar el test de alcoholemia.

La sospecha era que el hombre había superado los 0,50 gramos de alcohol en sangre permitidos por la legislación.

Y vaya si los había sobrepasado: el visor del aparato indicó que el valor estaba por encima de los 3,00 gramos, el límite de medición del instrumental utilizado por las autoridades.

Esta nota habla de:

Comentarios

  • LA MONA GIMÉNEZ

    Quieeeen, se ha tomado todo el vino?

    Ver más

    Responder

Tucomentario

Nombre

Más de Policiales

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante