Se hacían la guita

El método que usaban los presos para pagar sus drogas en la cárcel de Salta

Una pareja fue condenada por el mecanismo que habían armado con el fin de proveer a los reclusos con estupefacientes.

A lo largo de diez audiencias se llevó adelante el juicio que expuso una modalidad pocas veces vista dentro del penal de Villa Las Rosas. Los jueces de la Sala V del Tribunal de Juicio condenaron a Guillermo Alfredo Alejandro Lozano a la pena de seis años y seis meses de prisión efectiva y multa por el delito de comercialización de estupefacientes agravado por ser cometido en establecimiento de detención.

En sus recorridas por la cancha y la rutina diaria, Lozano se percató de las falencias del Estado para con los penados, en especial para con los adictos, en quienes vio a potenciales clientes, así que, con ayuda de su pareja, comenzó a ingresar droga al penal, por lo general marihuana.

La mercancía era distribuida entre los adictos, mientras que los familiares recibían la factura. Y para asegurarse del pago, solían amenazarlos con cualquier tipo de daño a sus hijos, nietos, maridos o hermanos, aunque sí se mostraban más sensible con la forma de pago, el que aceptaban mediante Mercadopago.

Aunque Lozano y Santander trataron de mantener el monopolio de esta empresa delictiva, la modalidad comenzó a replicarse, lo que agrandó el número de acusados que fueron llevados a juicio, aunque las pruebas presentadas no fueron del todo contundentes.

Al respecto, el abogado Marcelo Arancibia señaló que "se produjo una gran cantidad de pruebas, tanto testimonial como documental, en especial, numerosos audios que referían cómo. En varios de ellos, llamativamente, se dejó entrever la complicidad de guardiacárceles, sin embargo, la fiscalía no trajo ninguno de ellos a juicio".

En el caso de su cliente, Valeriano, el fiscal afirmó que era culpable por un audio en el que hablaba de drogas, aunque nunca probó la comercialización ni la tenencia. Para replicar este argumento, Arancibia recurrió a un viejo adagio romano, el que afirma que "los pensamientos no delinquen".

Asimismo, y en vista de la situación extrema que fue aprovechada por los otros implicados, el letrado resaltó la ausencia del Estado en la tarea de resocialización de los internos, quienes, al caer en abstinencia, suelen incurrir en episodios violentos, consignó Nuevo Diario. 


Comentarios

  • EL GAUCHO LUNATICO

    Y el rey de wishky...

    Ver más

    Responder
  • El método era...

    ..ser cómplices con los guardiacarceles.

    Ver más

    Responder
  • Ave negra

    Araciba siempre defendiendo a delinkuentes, los reos tienen una vida lujosa hasta putas tienen p kuliar

    Ver más

    Responder
  • Micho

    https://www.infobae.com/politica/2022/08/13/la-justicia-rechazo-la-recusacion-de-cristina-kirchner-contra-los-jueces-y-el-fiscal-luciani-en-el-juicio-por-la-obra-publica/

    Ver más

    Responder
  • Muerte al INADI

    Toda esa organización no se realiza si no es gracias a los celulares que les permiten usar libremente.

    Ver más

    Responder
    • Mirá vos

      Tal cual, pero eso no lo entiende DDHH

      Ver más

      Responder
  • Roco

    Y los guardicarceles se la llevaro gratis!!! Argentina pais Generoso!

    Ver más

    Responder

Tucomentario

Nombre

Más de Policiales

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante