Crimen del peluquero: porqué recién ahora detuvieron a su suegra

Ya son tres los detenidos por el homicidio de Víctor Córdoba. También denunciaron amenazas a la prensa.

El 18 de abril pasado, Víctor Córdoba fue llevado de urgencia al hospital de Metán y luego trasladado a Salta, tras recibir una feroz golpiza que le costó la vida días más tarde. Los primeros testimonios sobre el hecho y datos recavados derivaron en la detención de su suegro y esposa. Ahora a se sumó la suegra del peluquero brutalmente asesinado. 

En la tarde de ayer quedó detenida Mariela Cuevas, madre de Macarena Soledad Peralta y esposa de José Luis Peralta. Fue tras la orden del juez de Garantías, Mario Teseyra, quien se encuentra interinamente a cargo del caso.

El abogado querellante de la familia de la víctima, Federico Delgado, M.P. 3219, solicitó el pasado 24 de abril, a la Fiscalía que de manera urgente se proceda a la detención de la esposa del imputado José Luis Peralta, Mariela Soledad Cuevas, "ya que existe fundada sospecha de haber participado en el homicidio que sufrió Víctor René Córdoba". Creen que la mujer supo todo, pero prefirió callar en su propio beneficio. 

Cabe recordar que Víctor murió el 22 de abril luego de agonizar cuatro días en el hospital San Bernardo. 


Comentarios

  • La suegrita

    La suegrita limpió todo, eliminó pruebas.

    Ver más

    Responder
  • Pomelo

    Que asco, me hacen acordar a una familia de gigantes bien desagradables

    Ver más

    Responder
  • Mmmm...

    Estan hasta las manos todos ! No salen mas !

    Ver más

    Responder
  • Néstor

    Pobre vago, esos garrafones de 50 Kg. lo hicieron bosta.

    Ver más

    Responder
  • clara

    Pobre chico cayo en las garras de esta gorda refea y encima violenta. ojala la justicia haga algo en serio ya que si el viejo parece que tiene impunidad por trabajar en los medios .

    Ver más

    Responder

Tucomentario

Nombre

Más de Policiales

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante