Femicidio

Detuvieron al norteño que mató a su ex en la cancha de fútbol: estaba armado

Estaba escondido en un campo, armado con un cuchillo. También tenía en mente asesinar a las hijas de la víctima.

Después de estar prófugo casi 72 horas capturaron Gabriel Acebal, el hombre acusado de asesinar a su expareja Melina Romero el domingo en una cancha de fútbol en la provincia de Chaco.

El presunto asesino estaba escondido entre la vegetación de un campo y armado con un cuchillo, detalló la policía. Según indicó una fuente cercana a la investigación a Diario Chaco, los efectivos le pidieron que se entregue y que no se resista. Pero éste, "cada vez más nervioso", se cortó el cuello con el arma, y tuvieron que intervenir los agentes.

En las imágenes que se viralizaron en las últimas horas se pueden observar los intentos de Acebal por resistirse a la detención y cómo finalmente los efectivos lo llevan a la rastra hasta el patrullero que esperaba en un camino vecinal a pocos metros de ese lugar.

Acebal fue trasladado en la parte trasera del móvil policial por el Cuerpo de Operaciones Especiales para ser asistido por sus heridas y después a la comisaría local.

El femicidio de Melina Romero

Romero, madre de dos hijas, fue asesinada de una puñalada en el cuello el domingo por la noche minutos antes de que empezara un partido de fútbol que iba a jugar en el complejo llamado "La canchita de Escobar", situado en el barrio San Roque, del mencionado departamento ubicado a 260 kilómetros de la capital de Chaco. Los investigadores señalaron que el agresor llegó al lugar y sin mediar palabra la atacó.

Tras cometer el femicidio, Acebal realizó varias llamadas a familiares y a la policía, y además publicó varios estados de WhatsApp, uno de los cuales indicaba que planeaba matar a las hijas de Romero, aunque no estaban en el momento en el que él se presentó en el predio.

"La estaba por matar (a) la(s) 2 ijas, pero no vino y cayó eya. Yo la quería mucho" (sic), escribió Aceval, alias "Cachi", sobre una foto de Romero en ropa interior que subió a su estado de WhatsApp del teléfono, según detalló a Télam un investigador policial consultado.

Las chicas eran hijas de la víctima con una pareja anterior, mientras que el acusado también había tenido un hijo con otra mujer, aunque murió en un accidente de tránsito. El femicida y la víctima se habían separado hacía un tiempo y, según los voceros, no había denuncias previas por violencia de género.

Esta nota habla de:

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Policiales

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante