Sinvergüenza

Le ofreció trabajo en un drugstore y terminó abusando de ella: "Me amenazó con una pistola"

Todo comenzó el pasado 6 de febrero, cuando la víctima publicó en Facebook Marketplace que estaba buscando empleo.

Este martes, por pedido del Ministerio Público Fiscal, se llevó a cabo una audiencia multipropósito a los fines de controlar la detención, formalizar la investigación, formular cargos y solicitar medidas de coerción contra un hombre que fue denunciado por una joven de 22 años que lo acusa de haberla abusado sexualmente y luego robarle su teléfono, mientras la amenazaba con un arma de fuego.

El aberrante episodio tuvo lugar el pasado 6 de febrero en una finca de limones de Tafí Viejo.

Todo comenzó horas antes de ese mismo día, cuando la víctima publicó en Facebook Marketplace que estaba buscando trabajo. A los pocos minutos la contacta este hombre y, tras pasarle el número de celular, mantienen una conversación telefónica donde pactan encontrarse en una estación de servicio para que, desde allí, la lleve a trabajar a la noche en un drugstore.

Cuando ya estaba en camino hacia su supuesto nuevo empleo, la joven advirtió que estaban transitando por lugares extraños y se lo reclamó, ante lo que el denunciado le advirtió que si no se callaba le iba a pegar un tiro.

Luego frenó la moto en una finca de limones ubicada en inmediaciones del barrio de Los Pocitos y obligó a la muchacha a practicarle sexo oral. Después se apoderó de su teléfono celular y se retiró abandonando a la víctima.

El 13 de febrero una jueza libró una orden de detención en contra del acusado, la cual se concretó ese mismo día, por la tarde, con resultado positivo. Tras un allanamiento en su domicilio en Lomas de Tafí, el presunto pervertido fue detenido y se secuestró el celular de la víctima.

A la cárcel mientras avanza la investigación

El caso se encuentra a cargo de Daniel Marranzino, fiscal subrogante de la Unidad Fiscal de Delitos Contra la Integridad Sexual III. En esta oportunidad, siguiendo sus expresas instrucciones, participó el auxiliar de fiscal Álvaro Martín Antoni Barrios, quien explicó cuál es el hecho imputado al hombre de 28 años y enumeró las evidencias recogidas hasta ahora, entre las que se destaca la filmación de cámaras de seguridad obtenidas de la estación de servicios.

Acto seguido, el representante del MPF sostuvo que al sujeto se lo acusa de ser presunto autor del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por la comisión con armas, en concurso real con robo agravado por el uso de armas. "La ley Nº 27352, sancionada en abril del 2017, introdujo modificaciones al artículo 119 del Código Penal, entre ellas la de determinar que el acceso carnal también se configura por vía oral. Por eso, a partir de la vigencia de esa norma, hechos como éste encuadran dentro de ese agravante, que prevé penas mayores que para otros delitos de índole sexual", explicaron desde la Fiscalía.

Por último, el auxiliar fiscal solicitó la prisión preventiva por el término de 60 días para culminar con el psicodiagnóstico a la víctima y reunir las evidencias que faltan, como ser los cotejos de las prendas del imputado y el UFED del teléfono sustraído a la joven. Al emitir su resolución, el juez hizo lugar a todo lo requerido por el Ministerio Fiscal y ordenó el traslado del hombre al penal de Villa Urquiza.

La teoría del caso

El 6 de febrero del 2022, una joven publicó en Facebook que estaba buscando trabajo. Luego, por ese mismo medio, fue contactada por una persona que le proporcionó su número de celular. A continuación mantuvieron una conversación en la que pactaron un encuentro en la estación de servicios ubicada en avenida Ejército del Norte y Francisco de Aguirre, lugar desde donde el imputado llevaría a la mujer a incorporarse a un puesto de empleo.

A las 20:43 horas llegó el imputado y se encontró con la víctima, emprendiendo marcha en dirección hacia Tafí Viejo. Posteriormente, durante el trayecto la mujer le reclamó por los sitios donde transitaban, ante lo cual el denunciado le respondió que si no se callaba le iba a pegar un tiro porque tenía un arma de fuego. Minutos después el sujeto paró el rodado en una finca de limones ubicada en cercanías a la Diagonal, en el barrio de Los Pocitos. Y, esgrimiendo un arma de fuego con la que amenazaba con dispararle, obligó a la muchacha a practicarle sexo oral. Finalmente se apoderó de su teléfono celular y se retiró abandonando a la víctima, detalló Contexto.

Esta nota habla de:

Comentarios

  • Ñoño

    Ve!! Damo laburo y sr queja!??? Siempre la empleada tiene la obligacion de petia!!!

    Ver más

    Responder
  • juan

    todas la que trabajan o trabajaron en drugstore son bien facilonas y putonas.

    Ver más

    Responder
  • mmmm

    o se que lo único que tienen es la denuncia de la chica y eso basta para meterlo preso ? y si son todas macanas ?

    Ver más

    Responder
  • falso

    hasta la china se nota que tuvieron algo con concentimiento y la chica lo denuncio ...muchas hacen lo mismo

    Ver más

    Responder
    • TRONCHATORO VERGATIESA

      Se escribe: CONSENTIMIENTO. Antes de hacer comentarios en un diario prestigioso, concurre a una escuela para intentar aprender buena ortografía.

      Ver más

      Responder

Tucomentario

Nombre

Más de Policiales

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante