Daniel Salmoral

Periodista
Lo que viene

Vuelve la política a Salta después del receso invernal

El gobierno deberá tomar la decisión a través del Ejecutivo o bien por medio de la Legislatura, si se mantendrán las PASO, si seguirá el sistema de voto electrónico y sobre todo cuando serán las elecciones provinciales.

Desde este lunes posterior al receso invernal, la actividad política volverá a la provincia en todos los sectores, llámense frentes o partidos, quienes tendrán que ponerse en acción a la espera que el gobierno provincial defina dos cosas: cuando serán los comicios y cuál será el sistema electoral que adoptará la provincia para este 2023.

La incógnita por estas horas, pasa por saber si se mantendrán las PASO o si cada partido deberá elegir por su cuenta los y las candidatas que los representarán en las boletas electorales.

Ya es sabido que el sistema seguirá siendo el voto electrónico, más allá que en ámbitos legislativos existen proyectos para modificarlo y votar con boleta única papel, modo que seduce a varios pero que, al menos por ahora, así lo sostienen fuentes oficiales, quedará para una discusión posterior.

Ha sido el propio gobernador, Gustavo Sáenz, quien comentó tiempo atrás que no era partidario de seguir con las PASO, pero ahora será necesario que lo ratifique de manera oficial para dar certeza a la sociedad salteña toda.

Cómo adelantamos desde estas columnas en ediciones anteriores, el oficialismo se inclinaría porque cada partido elija candidatos por su cuenta, aún cuando en el diálogo que realizó el Ministerio político, hayan sido más las agrupaciones que opinaron que había que mantenerlas.

Más allá de eso y tal como lo dijéramos desde estas páginas, serían tres los frentes que se constituirían, aunque habría que comentar en estas últimas horas la aparición de un cuarto que nuclearía a los partidos de izquierda.

Ya en el plano netamente político, hay que decir que semanas atrás hubo un hecho que alteró el escenario político de la provincia.

Según el sitio, «El Intra.com.ar», Gustavo Sáenz se reunió con Máximo Kirchner en Buenos Aires, y allí el jefe de La Cámpora le habría dicho que el kirchnerismo salteño apoyará su reelección.

Esta noticia, modificó la estructura política provincial produciendo temblores tanto adentro como afuera del frente gobernante.

Según la fuente, la orden habría bajado tajante desde Buenos Aires diciendo que el kirchnerismo salteño deberá acompañar la reelección de Sáenz, descolocando a la tribu K vernácula que siempre tuvo una postura de crítica dura hacia la gestión sancista.

Algunas voces que se escucharon desde ese espacio cuando la noticia tomó cuerpo, negaron la especie a la vez que adelantaron que aún cuando sea cierta, no la acatarán.

El que de manera más firme comentó la postura del sector fue el senador provincial, Walter Wayar, quien en el programa político, «7 PM», dijo que de ninguna manera podrían aceptar tal directiva, a pesar que venga del jefe de La Cámpora, afirmando que: «los salteños no necesitamos que nadie desde Buenos Aires nos diga a quien tenemos que apoyar para gobernador», y a la vez ratificaba en la entrevista que la construcción del frente del «campo popular» sigue viento en popa en la provincia.

«Tanto Leavy (Sergio) como Nora (Jiménez), Caliva (Verónica) el intendente de Rosario de la Frontera, Gustavo Solís y yo mismo, estamos recorriendo la provincia y la Capital, hablando con los compañeros/as y buscando consensos para ver quién será nuestro candidato a gobernador por nuestro frente. Cualquiera de los que te nombré está en condiciones de encabezar la propuesta, por eso, más allá de quien diga que debemos apoyar a uno u otro, nosotros tomaremos nuestra propia decisión llegado el momento», lanzó Wayar en la interesante charla por FM Pacífico.

Pero no solo en el tinglado K la noticia de que MK ordenó a su tropa apoyar a Sáenz movió estructuras, sino, y lo más importante, también lo hizo puertas adentro de la estructura de partidos que conforman la coalición gobernante.

En un estricto off de récord, camuflados, con barbijo y lentes oscuros, varios dirigentes que componen el frente político del Gobernador desde hace años, le dijeron a este Portal bajo promesa de no dar a conocer sus nombres aún bajo los efectos de la tortura, que si se concreta el apoyo K a Sáenz, las cosas se pondrán difíciles en esos lares.

«No me gusta para nada esto que los K vengan a nuestro frente. Nosotros estamos tranquilos así y no necesitamos a estos tipos que vendrán a hacer un kilombo bárbaro», lanzó sin filtro alguno, el referente de un partido que acompaña a Sáenz desde 2015.

Otro, se enojó mucho con el conductor del espacio: «Gustavo no puede hacernos esto. A él le conviene porque termina con la oposición en Salta, pero a nosotros que arrancamos remando en un mar de dulce de leche contra todos los que lo ningunearon y lo corrieron del PJ nos jode, porque deberemos ceder lugares y eso no es justo», afirmó reiterando que se guarde su opinión en reserva.

Una tercera, legisladora ella, no tuvo empacho en decir que si bien acata la decisión de su conductor político, la idea no le agrada. «Estos tipos lo combatieron y hablaron pestes de la gestión y la persona de Gustavo (Sáenz) y ahora porque están muertos, les ordenan venir a currar un cargo. No los quiero y la gente tampoco. El kirchnerismo está muerto, pero acato la conducción de Gustavo», expresó sin disimular su bronca.

Hasta ahora, este Portal no encontró a nadie, dentro de la tienda oficialista, que aplauda el desembarco K , aunque algunos de ellos, sin tanta pasión encima, entienden que eso le allana el camino a Sáenz inclusive más lejos de la relección del año que viene.

«Sáenz es el jefe político de la provincia, por eso desde Nación tanto para el oficialismo como para la oposición, llamále JxC, les conviene estar bien con él porque ya demostró que en Salta políticamente quien conduce es él, por eso no sería raro que haya algún acuerdo con Rodríguez Larreta (Horacio), quien cuando estuvo en Salta mantuvo un diálogo muy importante con él y quedaron en seguir haciéndolo antes de las elecciones del año que viene», largó ante el Portal dejando en claro que el jefe de gobierno porteño, ya va tejiendo alianzas para una eventual presidencia.

El llamado a diferentes sectores que hizo el Gobernador en estas semanas pasadas bajo el lema «por más federalismo y unidad», en el que les pide a todos defender la provincia más allá de diferencias partidarias, es una clara muestra que su idea es liderar la provincia por largo tiempo (muchos más que los doce años de Juan Carlos Romero y de Juan Manuel Urtubey, dicen sus más fanáticos operadores) y para eso los tiene que tener a todos bajo su conducción.

Hasta ahora, la mayoría acepta mansamente y concurre entusiasta al llamado, tal como lo hicieron los concejales de los sesenta municipios la semana pasada en Gral. Güemes.

«Lo que pasa es que a los concejales no les da bola nadie, por eso están como chico al que le regalaron un chupetín con la invitación a Güemes que le hizo Gustavo», dicen ediles opositores al oficialismo que destrataron a sus pares gustavistas por correr «como chicos» a su encuentro.

Una de las pocas voces que se alzó para advertir sobre la maniobra política de Sáenz, fue el dirigente del PJ y ex legislador nacional, Pablo Kosiner, cuando dijo en «7 PM» que «defender el federalismo no quiere decir apoyar su reelección», pero para los operadores oficiales la jugada de su jefe político es brillante porque no solo le asegura su reelección, sino que reafirmará su liderazgo político en Salta por varios años más.

También la dirigencia del PRO y de Ahora Patria, sobre todo, rechazan apoyar al Gobernador y sostienen que marcharán por su propio camino, a la vez que le reclaman unificar las elecciones provinciales con las nacionales, ilusionados con el arrastre que podrían tener sus candidatos locales con el triunfo que descuentan tendrá Juntos por el Cambio a nivel nacional el año próximo.

Desde la azotea, observando el panorama, Bettina Romero, expresa su apoyo a un segundo mandato del primer mandatario provincial a la vez que ratifica su intención de buscar su propia reelección en el municipio.

Para eso, comenzarán a trabajar esta semana que se inicia para reafirmar su base electoral y sumar «heridos», porque ya saben que desde el gobierno impulsarán a otros candidatos a intendentes capitalinos, con la idea de desplazarla del CCM y «quedarse con todo el paquete».

La izquierda, según lo adelantado por la docente y dirigente del MST, Andrea Villegas, también están en la tarea de reconstruir su frente electoral, alentados por el desencanto que muchos K tienen con la gestión de Alberto y Cristina Fernández.

A poco de comenzar el octavo mes del año, este es el panorama que muestra la provincia donde la dirigencia política, aún cuando no hay anuncio oficial, ya sabe que tendrán que concurrir a las urnas en abril o a lo sumo mayo del año por llegar.

Mientras en el planeta político esto ocurre, el ciudadano de a pie, aguanta estoicamente a un gobierno nacional que lo empobrece cada día un poco más, y al que solo le importa impedir una condena judicial para la autora intelectual de esta desgracia que significa, desde hace ya varios años, vivir atendiendo y dependiendo de los caprichos de la «exitosa arquitecta egipcia». 

Más de Política

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante