Gabriela Cerrano

Ex Senadora Provincial
Caso ex Cura Lamas

La Corte de Salta garantiza la impunidad de los curas abusadores

Separar a la Iglesia del Estado es una gran necesidad para terminar con la impunidad de los pederastas de la Iglesia.

Este es un fallo a la medida de los intereses políticos de la Iglesia, no tiene otra explicación. El solo hecho de que tenga una votación dividida 5 a 4 ya es cuestionable. Los jueces que votaron a favor toman como antecedentes el caso Chinque, que no se condice con el caso Lamas y Aguilera, ya que no se trataba de un abuso cometido por un ministro de culto. 

Los que votaron en contra hacen referencia al fallo Ilaraz, que abusó de niños del entorno de la Iglesia, como Lamas. El que sea ministro de culto es un agravante.

La Corte salteña se aparta del precedente Ilaraz en nombre de respetar las garantías del acusado y en realidad les está dando la espalda a las víctimas que eran menores de edad cuando ocurrieron los abusos. 

La impunidad a los curas abusadores forma parte de los compromisos del Estado con la Iglesia Católica. La Corte que armo Sáenz tiene el compromiso de garantizar la impunidad para las causas de corrupción del poder político y de proteger los intereses de la oligarquía salteña que gobierna con la Iglesia. Fernández, con el mismo objetivo, acaba de nombrar como Jefe de Gabinete a Manzur, un hombre del Opus Dei, un anti derechos declarado. 

Separar a la Iglesia del Estado es una gran necesidad para terminar con la impunidad de los pederastas de la Iglesia, que por años abusaron de nuestros niños. Organicemos una gran movilización de toda la población democrática que imponga la cárcel común para Lamas y los demás curas abusadores.

Esta nota habla de:

Más de Política

¿Quiere recibir notificaciones?
Subcribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante