Opinión

Facundo Rodríguez

Que Pasa Salta
Ya no es la frontera

La nueva Sinaloa: Anta, la hoja de ruta que utiliza el narcotráfico

Un caso judicial y el testimonio de una fiscal pusieron sobre la mesa un secreto a voces. La narcotráfico ya no es una sartén caliente de la frontera.

El negocio de muchos es difícil de explicar. En un balance del 2020 no podemos pasar por alto lo que está ocurriendo en el departamento de Anta. Una zona afectada por la corrupción política y que ahora se convirtió en una zona estratégica para el narcotráfico. Una causa judicial dejó al descubierto la influencia que puede tener el poder político con la Justicia. Casi como si fuera un acuerdo entre Dios y el diablo, así funcionan.

En julio, la detención de Walter Mamaní acaparó la atención de toda la provincia. El comisario de la subcomisaría de El Dorado (Apolinario Saravia) realizó varios disparos contra un joven en una plaza pública. La maniobra que utilizó, y que quedó registrada en las cámaras del 911, le sirvió para detener al muchacho que es hijo de la dueña del cable ‘Anta Televisión'. También fue grabado plantando pruebas en el domicilio del damnificado. Si bien la Justicia tomó cartas en el asunto, se fueron dando instancias que llamaron la atención hasta del Procurador General de la Provincia.

El primero es el apartamiento de la fiscal Verónica Simesen de Bielke de la causa. El juez Luciano Martini, de la Sala I del Tribunal de Impugnación, dictó una resolución para disponer el apartamiento de la fiscal por "posibles infracciones al Código Penal". Cabe remarcar que Simesen de Bielke había solicitado la detención de Mamaní y de los otros policías que lo acompañaron en la noche del violento incidente.

"Cómo molesta cuando se investiga en serio...", manifestó en las redes la fiscal de Derechos Humanos de Salta. Abel Cornejo no pudo esconder su preocupación ante la prensa y dio a entrever que existen vínculos entre el narcotráfico con el poder político y judicial en el sur provincial.

"Los hechos ilícitos se cometen de una forma más sofisticada que antes. Hay grupos corporativos que quieren mantener ciertas prácticas antiguas. El departamento es el corazón productivo del futuro económico de Salta. Se hicieron inversiones millonarias en materia de tecnología agropecuaria. Pero sabemos que hay problemas muy serios, que el narcotráfico está avanzando y que la frontera se corrió 300 kilómetros al sur. Cuando a los fiscales les cuesta avanzar, los poderes del Estado tienen la obligación de analizar qué está pasando. No podemos ignorar esto", expresó Cornejo.

¿Secreto a voces? o ¿El polvo que sale bajo la alfombra? Las declaraciones no solo son de alto voltaje, sino que le terminan dando la razón a lo que vienen denunciando hace bastante los habitantes del departamento, de que el negocio de la droga llegó para suplantar a la actividad ganadera.

"En esta zona del departamento de Anta nos cuesta muchísimo investigar. En la causa de Mamaní tuvimos un montón de trabas, de presiones políticas. Me amenazaron y dijeron que algo iba a pasar. Sufrimos una serie de embates a los que les debimos hacerle frente. Esta es la situación actual", sostuvo Simesen de Bielke. Y agregó de manera tajante: "En esta zona circulan muchos camiones desde Paraguay y Bolivia, y es fuerte la presunción del tránsito de droga. Es difícil investigar allí porque el poder lo tienen el cura, el comisario, el intendente".

Esta nota habla de: