Salta
Matías Isola
Que Pasa Salta
Allá está la libertad de prensa

El día que Salta tuvo su propia jueza Barú Budú Budía

La jueza María Edith Rodríguez dictaminó un polémico fallo que prohíbe a los medios de comunicación hacer mención al grupo Los Nocheros en el tratamiento del caso Teruel.

Transcurría el año 1992 cuando Tato Bores hizo culto de su genialidad e inmortalizó a la jueza María Romilda Servini de Cubría con el pseudónimo de Barú Budú Budía. El inolvidable monologuista contó con el respaldo de otras personalidades del ambiente periodístico que con humor y sagacidad repudiaron la censura de la magistrada que mediante un fallo prohibió un sketch donde se la mencionaba y donde se cuestionaba su desempeño. A su vez, los medios de comunicación se veían imposibilitados de usar su nombre. Aquel improvisado coro de artistas y periodistas fue uno de los momentos televisivos más brillantes del siglo pasado en Argentina.

De la tristemente célebre Servini de Cubría a la salteña María Edith Rodríguez hay un sólo paso. La jueza de Garantías 7 colocó una mordaza virtual a los medios de comunicación para que eviten el abordaje mediático del caso Teruel con mención del grupo folclórico Los Nocheros. De esta forma, tanto los medios locales como los nacionales se verán cercenados en su campo de trabajo en un claro ejemplo de atentado contra la libertad de prensa. Por ese motivo, desde la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA) no tardaron en emitir un comunicado para repudiar el fallo de la jueza y definirlo como un "claro intento judicial de censura en Salta" (ver link).

El polémico fallo no sólo generó repercusión en Salta, sino también en el resto del país (ver link). Varios medios de comunicación se expresaron en contra de la medida por su carácter arbitrario, y lo plasmaron en sus portadas con sugestivos titulares. El intento de callar a los trabajadores de prensa con un "bozal legal" puede constituirse en un lamentable precedente en tiempos de democracia y libertad de prensa. "Se trata de una resolución mordaza que configura claramente un intento de censura prohibido de manera expresa por nuestra Constitución", reza el comunicado de ADEPA en uno de sus párrafos.

Separar la paja del trigo, de eso se trata sintéticamente este caso. Cuando se aborda el tema Teruel, se hace alusión al acusado de cometer el supuesto delito de abuso sexual: Marcos Lautaro Teruel. La intención de los medios de comunicación dista mucho de manchar el nombre de Los Nocheros y de sus respectivos integrantes. Claramente, el hecho cobró mayor relevancia a nivel nacional por el apellido del acusado, pero el eje de la cuestión no tiene que ver con el grupo folclórico sino con la gravedad que revisten las denuncias.

La Justicia determinará la culpabilidad o la inocencia del joven, y lo deberá hacer más allá del apellido que porte. No debería ser un factor influyente ni mucho menos preponderante. El abordaje responsable del tema tiene que ver con las denuncias en sí y no con otras cuestiones que distan de tener relación con el asunto de fondo. Con su fallo, la jueza Rodríguez lo único que hizo fue desviar la atención. Por ese motivo, no sólo los medios de comunicación la cuestionaron, sino también vastos sectores de la sociedad, alarmados por su polémica decisión. El fallo no pasó desapercibido y salvando las distancias, rememoró a la jueza Barú Budú Budía.

Te puede interesar
3Comentarios
  • H
    HUGUITO

    ENTENDEEEE quiere tapar para darle impunidad a gustavo, el de la gorra. a LA MAFIA

    Ver más

    Hace 11 días
    3
    0
    Responder
  • D
    diosa

    Aparte de JULI, UNA FORRA, y yo, ya ves Matias, no te lee ni tu mama! por que no probas con aprender musica? quizas puedas lograr algo, como los nocheros..
    l

    Ver más

    Hace 11 días
    0
    5
    Responder
  • J
    Juli

    Si es increíble la justicia en salta

    Ver más

    Hace 15 días
    5
    0
    Responder

Tu comentario

Nombre