Opinión
Psicólogo Cognitivo Conductual
Para tener muy en cuenta

Dolor fisco y dolor mental: dos caras de la misma moneda

El Lic. Ricardo Sarain establece que el dolor físico y la salud mental están profundamente entrelazados y necesitan ser tratados juntos.

Muchas personas que viven con enfermedades mentales como la depresión, la ansiedad y TEPT también informan que experimentan dolor físico, según múltiples estudios que examinan el vínculo entre el dolor crónico y la salud mental. Si bien los médicos podrían no ser capaces de identificar una razón física para este tipo de dolor, los profesionales de la salud mental están de acuerdo en que el dolor y la salud mental están profundamente entrelazados y necesitan ser tratados juntos.

El Dr Lindsay Henderson del portal LiveHealth, expresa: "Sabemos que el dolor físico, como dolores de cabeza y dolor de espalda, puede ser un síntoma de ansiedad, depresión y estrés. Y también es cierto que el dolor crónico puede contribuir a los síntomas de depresión y ansiedad los síntomas físicos y mentales a menudo se alimentan entre sí en un ciclo que es difícil de romper, por lo que es difícil saber cuál fue el primero. "

Sin embargo, lo que vemos es un completo divorcio entre la medicina y la psicología.

La revista médica de Australia publicó un estudio de 2013 que informa que el 40 % de las personas que presentan para el tratamiento del dolor de espalda también tienen un trastorno depresivo importante. Otro estudio publicado en la revista PAIN halló que hasta el 42 por ciento de las personas que viven con problemas de salud mental también experimentan dolor de espalda y cuello. A pesar de estas estadísticas, muchas personas que viven con estas condiciones de co-ocurrencia a menudo se sienten solas, lo que puede exacerbar sus enfermedades.

Lady Gaga, defensora de la relación entre dolor crónico y salud mental, convive a diario con fibromialgia y dice que se enfurece cuando la gente afirma que la fibromialgia y otras afecciones del dolor crónico no son reales. Ella fue agredida sexualmente a los 19 años y el recuerdo de esa situación le trae dolor físico. Dice: "Recuerdo, ansiedad y depresión te terminan llevando al dolor del cuerpo como resultado".

Henderson dice: "La reducción del dolor no reduce necesariamente los síntomas de la depresión o la ansiedad".

Para aquellos que viven con dolor crónico y ansiedad, depresión, la experiencia de ir de médico a médico y que le digan que todo está en su cabeza puede ser frustrante y corto de enfoque.

La TCC como tratamiento, tiene alta efectividad para regular los pensamientos y emociones que influyen en la experiencia del dolor, haciéndola más o menos intensa. La investigación ha demostrado que la terapia cognitivo-conductual, que específicamente se dirige a los pensamientos y las emociones, ha sido más eficaz en el manejo del dolor y la depresión/ansiedad. "

Redes sociales para adultos mayores

La socialización en línea puede debilitar el vínculo entre el dolor y la depresión para las personas mayores, según un estudio realizado en EEUU. Los adultos mayores salen poco y por lo tanto interactúan poco socialmente, mas con los costos de este país de los taxis y etc.

En el estudio participaron 3.401 personas de 67 o más. Aquellas personas que interactuaban en redes sociales, tuvieron una tasa de 54% menos probabilidades de sufrir depresión.

Shannon Ang, de la Universidad de Michigan explica: "El uso de medios sociales en línea para mantener el contacto con familiares y amigos es una buena manera de compensar a las personas de la tercera edad que restringen sus actividades sociales debido al dolor. No va a reemplazar ver a la gente en persona, pero ayudará a complementar sus actividades reducidas.

Posibles soluciones

A pesar de la prevalencia y los costos del dolor crónico tanto para los individuos que viven con él como para la comunidad en general, el acceso a servicios eficaces y especializados es limitado.

El dolor funciona principalmente como una alarma, trabajando para interrumpir todas las otras preocupaciones, metas, deseos y motivaciones. Cuando es duradero e intratable, lo denominamos crónico.

Via 1: La vía analgésica: pastillas hasta que disminuye el dolor.

Via 2: Tratamiento médico intregrado más Terapia Cognitiva conductual

- Mindfulness, según estudios, es eficaz para reducir el dolor crónico.

- La práctica de yoga ayuda mucho con los dolores físicos en general.

- La Terapia Cognitiva de Aceptación, posee herramientas probadas para aliviar el sufrimiento asociado al dolor.

- Acupuntura

Verdades en torno al dolor crónico

-Reconocer que el dolor es fundamentalmente un acontecimiento emocional. El dolor es sensorial y emocional. La experiencia emocional tanto del miedo como de la depresión debe ser considerada como el núcleo de la experiencia.

- El dolor crónico es algo que le pasa a una persona normal no a alguien con problemas psicológicos.

- El dolor es inevitable, pero la respuesta al mismo depende de nosotros.

- El dolor crónico no debe ser visto como una señal interrupción de todas nuestras actividades.

- A pesar de lo que se cree, muchas personas con dolor crónico no se deprimen, ni se vuelven pasivas, sino que luchan para resolver su problema.

Te puede interesar