Salta
No es por ahí

Apretaron a Santi Maratea en Salta: "No sabía qué hacer, tuve un toque de miedo"

El influencer que consiguió camionetas 0KM y donaciones para comunidades wichí del norte salteño contó el momento que atravesó en su intento por ayudar solidariamente.

Matías Giliberti

Que Pasa Salta

Hasta hace unos días, Santiago Maratea era un desconocido para muchas personas en Salta, pero supo ganarse el reconocimiento y respeto luego de movilizarse para ayudar a familias en situación de vulnerabilidad social extrema que residen en la provincia. En las últimas horas debió enfrentar una serie de situaciones innecesarias que lo pusieron en un rol que tal vez nunca imaginó. Lo contó en sus historias de Instagram junto a fotos del momento. 

El influencer llegó este fin de semana con las camionetas que compró con donaciones de sus seguidores (Ford) y por gentileza de otra marca (Chevrolet). Además de un camión con miles de elementos para mejorar la calidad de vida de las comunidades wichí de Tartagal, Embarcación y alrededores. Lo que tal vez no esperaba es que su obra solidaria generara descontento. 

De acuerdo a su relato, Maratea se encontraba alojado en una escuela junto a Omar, su contacto en Salta quien también se movió para generar la campaña, cuando aparecieron personas desconocidas -provenientes de la localidad de Hickman- que reclamaban ayuda. El pedido lo sorprendió, ya que no se trata de un político o persona con funciones que le otorgaran el poder de dar respuesta inmediata. 

Tras dialogar con la gente, más adelante tuvo que vivir más momentos de tensión. Dirigentes de las comunidades (que se renovaron este fin de semana) lo interceptaron y manifestaron su desacuerdo con la forma en que se pensó la gestión de las donaciones. Ocurre que una de las camionetas sería convertida en ambulancia, pero luego se decidió usarla como un "centro de desnutrición móvil" que gestionaría la fundación Pata Pila. Esto no les gustó nada. 

Santi, con su buena predisposición, habló con los representantes originarios y les explicó que por cuestiones legales no podían simplemente dejarle los vehículos y que alguien debía "facturarlos". Uno de los elegidos era Omar y otro la fundación en cuestión. 

Lo más complicado vino después cuando apareció otro supuesto cacique y, en wichí, comenzó a incitar a la violencia. Ahí tuvo que retirarse con su equipo, acompañados por la Policía de Salta. 

La fundación Pata Pila finalmente se bajó del proyecto por considerar que traería conflicto a su obra benéfica. Ante ello, Maratea y sus colaboradores decidieron poner las camionetas a nombre de Omar, quien deberá incluso modificar su situación fiscal en AFIP para que todo esté más que claro. 

MIRÁ LAS HISTORIAS DE SANTI MARATEA Y SU DURO RELATO. 

Esta nota habla de:

Comentarios

  • Salteño

    No le gusto a la clase política

    Ver más

    Responder
    • gra

      Cada comunidad tiene su idiosincracia . Hay que entenderlos , nada más . Era una donacion para los wichis . Eso tienen que aclarar de antemano. Sobre todo con su
      cacique . Siento lo que le pasó a Santiago y Omar . Muy buen gesto

      Ver más

      Responder
  • Noemi

    Realmente que vergüenza esa gente es muy vaga y drogada no son todos pero tenía que averiguar bien antes de entregar y a ese hombre que le dejo???

    Ver más

    Responder
  • Valle

    Por favor está gente ni Agradecen .son unos vagos y Delincuentes.no les gusta Que les enseñen higiene educación ni trabajo.les gusta vivir de dádivas y encima son Atrevidos

    Ver más

    Responder
  • mmmmmm

    lo mejor seria un proyecto laboral e invitarlos a trabajar¡ para completarlo y que funcione

    Ver más

    Responder
  • el coya

    Seguro deben haber sido mandados por un mandamas (politico, finquero, etc) de la zona que no le convenia que done cosas... pero los wichis se cagan de risa de nosotros... son unos comodos no quieren laburar en nada... nunca piden laburo,,, siempre todo de arriba

    Ver más

    Responder
  • Pirineo

    Y el que se murió que alquilaba maquinarias y campos, con casas, 4x4 y toda la prole metida como ordenanzas, teléfono directo con líderes políticos. No vengan a vender cuentitos románticos. Hay mb pero también los que se cagan entre ellos y vaaaaaagggggooooooossss

    Ver más

    Responder
  • Cacica

    Uhh el poder ahí adentro maneja todo. Ellos deciden que criollo o criolla va a trabajar allí. Quien no. Hay un manda más siempre y al tiempo no es pobre; recoge documentos y señala a quién votar. Es más, se ponen De novios con criollas y no son dulces precisamente. Una periodista de Salta escribe ñañaña, porque ñañaña porque soy investigadora ñañaña a nivel nacional ñañaña y cuenta pelotudo es que se imagina o le hacen decir. Jaja .

    Ver más

    Responder
  • Historia

    Mi madre les regalaba ropa, zapatos, alimentos. Compraba sus artesanías. Las mujeres pasaban con los hijos en la espalda por las casas ; ellos, recibían lo recolectado. Lo que no les gustaba lo tiraba en la calle. Son muy especiales, otra cultura...

    Ver más

    Responder
  • EL GAUCHO LUNARI

    Quien lo juna al cara de choto este?

    Ver más

    Responder
  • Berta g

    Los wichis son una mierda de gente, no deberian donarles ni un tarro con excrementos!!!!

    Ver más

    Responder

Tucomentario

Nombre

Más de Salta

¿Quiere recibir notificaciones?
Subcribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante