Internacional
¿Qué tiene en la cabeza?

Todo por un par de likes: lacra se grabó mientras mataba a golpes a su gato

En principio no hay ninguna causa en contra del youtuber aunque la condena social no le tiene piedad.

Se llama Matías Vera Oyarzún, tiene 15 años, es del sur de Chile y se convirtió en el personaje más odiado de las redes sociales. Como muchos chicos de su edad, tiene su propio canal en YouTube y alcanzó un relativo éxito con 12 mil seguidores. Sin embargo, un video que publicó hace unas semanas lo convirtió en el gran villano de la web. Se grabó golpeando a su gato hasta la muerte, con una maldad y sadismo pocas veces visto y, lógicamente, los usuarios no para de cuestionarlo.

En las redes se hace llamar "Peluchin Entertainment" y, aunque debió borrar el video del asesinato a la mascota, sigue publicando como si nada hubiera sucedido. Es por eso que su canal está colapsado de comentarios en los que lo insultan y en Twitter hay dos hashtag (#JusticiaParaJason y #PeluchinEntertainment), donde los usuarios descargan su ira contra él y hasta piden que vaya preso.

La furia de los defensores de animales, indignados por la violencia con la que el youtuber asesinó al gato, hackearon sus cuentas, divulgaron sus datos privados y hasta presionaron a las autoridades para que actúen en consecuencia.

A raíz del gran impacto y conmoción pública que generó este episodio, es que la Policía de Investigaciones (PDI) informó que el caso ya está siendo investigado.

"Informamos a la Fiscalía respecto a estos antecedentes, que en conjunto ordenó ciertas diligencias y tras un proceso investigativo como el empadronamiento de testigos logramos establecer la identidad del menor, a los padres de éste y cómo ocurrieron los hechos. El gato falleció y no tenemos un registro de dónde está su procedencia en este minuto. El fiscal de turno instruyó en este momento no tomarle declaración al menor", dijo el subjefe de la Brigada de Investigación Criminal, subcomisario Mauricio Negrete.

En principio no hay ninguna causa en contra del youtuber aunque la condena social no le tiene piedad. En su último video publicado hay más de 6 mil comentarios con insultos hacia él y en Twitter y Facebook se difunde todo tipo de material en su contra.

2Comentarios

Tu comentario

Nombre