Policiales
¿Y la Justicia?

Salteña denuncia que otro policía abusó de ella y que ahora le hacen la vida imposible

El ataque sexual se habría producido el 13 de junio de 2019 en la provincia de San Luis. La agente de la Policía Federal se desempeña en Salvador Mazza.

Matías Isola
Que Pasa Salta

El calvario de una agente de la Policía Federal comenzó en la noche del 13 de junio de 2019 en un hostal de la provincia de San Luis y continúa al día de la fecha en Salvador Mazza (Salta). La joven de 26 años denunció que un compañero abusó sexualmente de ella ante la mirada de sus compañeros de la fuerza que habían viajado a la provincia puntana en misión de trabajo. Tras el hecho, se iniciaron una serie de persecuciones y hostigamientos hacia su persona que no cesan. En el medio, su pedido de Justicia sigue firme e inclaudicable.

VER TAMBIÉN: "Tartagal sumó otra muerte por coronavirus y además se registraron 11 nuevos contagios"

En la denuncia radicada el 7 de mayo de 2020, la joven dejó asentado que en la noche fatídica habían compartido junto a otros efectivos policiales una salida a un bar. En un momento ella se retiró al hostal, se acostó a dormir en una habitación que compartía con otras dos agenes y de repente, facilitados por una de ellas, habrían irrumpido tres policías. Uno de ellos se avalanzó sobre su humanidad y allí comenzó el ultraje. Ante los desesperados gritos y el forcejeo, el hombre tuvo que deponer su actitud, ante la inacción de los testigos.

Tras el traumático episodio ocurrido en San Luis, la víctima denunció lo sucedido ante sus superiores y allí encontró una respuesta por demás desagradable: "Ya los perdonaste, dejá que la justicia divina se encargue". No sólo que no la ayudaron con su denuncia, sino que además le pusieron palos en la rueda y le imposibilitaron todo tipo de ascenso (aspiraba a cabo como siguiente escala).

Hicieron la vista gorda

El tormento fue doble para la agente. Denunció que sufrió el ataque sexual y que cuatro compañeros no hicieron nada para detenerlo. Es más, asegura que una de las mujeres le sugirió que se quede callada y que no saque a la luz el hecho. De esta forma, buscaron blindar con un manto de impunidad al cabo acusado del ultraje.

La damnificada no sólo no encontró eco en sus superiores tras la denuncia, sino que sufrió la humillación de la proliferación de su denuncia interna. "Algo tan íntimo y tan doloroso para mi persona. Es lamentable saber que lo que tanto me costó hablar, en minutos se haga de público conocimiento", dejó asentado en su denuncia.

En la denuncia penal que publicó El Tribuno, la mujer dejó en claro todo lo que sufrió en este tiempo por la falta de empatía dentro de la Policía Federal: "Sé que este pedido es poco formal, pero por favor no quiero que me hagan más cosas. Todo esto es muy doloroso para mí, el animarme a hablar, a denunciar y ahora tengo que tener mas fuerzas para lidiar porque en la dependencia se enojan porque hice una denuncia de un delito de abuso sexual".

Esta nota habla de:
4Comentarios
  • Y
    Yo

    Canas tenian que ser y que no se dieron cuenta todiavia de lo que son

    Ver más

    16/08/20
    2
    0
    Responder
  • A
    Adriana

    Como es el puterio?

    Ver más

    16/08/20
    1
    0
    Responder
  • P
    Pardo

    Marrones y roña

    Ver más

    16/08/20
    1
    0
    Responder
  • CS
    Canas sucios

    Sigan defendiendo estos negros sucio dan asco delincuentes negros sin estudio

    Ver más

    15/08/20
    5
    0
    Responder

Tu comentario

Nombre