Notas del lector

Notas del lector

Noticias enviadas por los lectores

Estudiante Terciario Cruz Roja

Mediante la presente deseo dejar asentado que me siento una persona estafada por el instituto superior Cruz Roja Filial Salta N° 8034 ya que aposte a un instituto que es parte de una organización mundialmente reconocida en la asistencia y ayuda al prójimo. Pero a medida que iba transcurriendo el tiempo en la institución, dejaba mucho que desear, desde el trato despectivo de las administrativas a los directivos que solo les importo cobrar, sobre todo cuando sos del interior o de familia que junta de a poco los billetes para poder pagar las cuotas y poder llegar a sentir la satisfacción de que alguien de la familia se reciba en una institución reconocida y que pueda volver a ayudar a los demás.

Pero solo bastaría con ver la atención déspota y denigrante que tienen las señoritas de la caja cobro que reciben el esfuerzo de familias o de un trabajador que apuesta a la educación profesional, una educación que hoy en día quedo truncada por el contexto del COVID, donde la institución no pensó ni en bajar las cuotas, aun cuando no prestaba los servicios que ofrecieron, ni tampoco busco adecuarse para poder brindar una educación equitativa, acorde y con experiencia de la que se jactaba en ser referente en el ámbito de la salud, para todos sus alumnos, alumnos quienes personas que dejaron de trabajar o bien no contaron con el servicio de internet o de comunicación para recibir "las clases" de profesores que solo se limitaron a pedir prácticos extensos, sin disertación de clases, incluso a pedirlos que sean transcritos en documentos Word para su comodidad, o bien casos de prácticas que solicitaban videos de los alumnos, cuando ellos no se ocuparon de dar una clase grabadas, para que futuros profesionales de la salud tengan herramienta para desenvolverse en el mundo de la salud en un futuro no lejano a este año.

Pues una organización que se encargó de publicar y promover la ayuda a quien los necesitaba con dineros provenientes de las donaciones, no se ocupó en lo que realmente estaba en su alcance, en formar profesionales idóneos en el ámbito de la salud, con buena formación, sustentado en la teoría como en experiencias de los profesores y educadores que se encargarían de volcarlas en los alumnos. Si bien el contexto de la cuarentena nos alcanzó a todos, aunque en diferentes medidas, una organización mundialmente conformada y constituida, no contaba con una página, una wep o plataforma para que los alumnos puedan por lo menos obtener los materiales o bibliografía idónea a sus respectivas carreras o bien clases donde los profesores puedan dictarlas al alcance de todos. Llegando al periodo de dejar libre a los alumnos que no pudieron conectarse por no tener el acceso a los servicios de comunicación o bien de no poder entregar los prácticos porque no lo entendieron.

Seis meses llegamos a pagar para que los profesores nos digan que quedamos libres o que las materias que eran promocionales ahora ya no lo son y se debe de rendir finales para aprobarlas. Seis meses se pagó para buscar alternativas de comprender temas que los profesores no dictaron o se encargaron de subir a sitios web en donde no todos tuvieron acceso.

Y lo peor de todos es que seremos los futuros profesionales que deberemos sacar una placa radiográfica a un paciente con COVID sin saber si la sacamos correctamente. Instrumentistas que deberemos ayudar a los cirujanos con las vastas herramientas que logramos adquirir. Enfermeros que deberemos asistir con la poca y nula practica adquirida o bien el técnico en hemoterapia que brinde resultados con márgenes de errores extenso como de los que fuimos testigos en salta capital en estos días.

Apelo a la empatía y a la intervención responsable de los directivos del instituto Cruz Roja filial Salta para mejorar el resultado que en estos seis meses no supieron afrontar. 

Comentarios

Tucomentario

Nombre