Política
Diferencia abismal

Pocos kilómetros los separan: un intendente presente y el otro ausente

Hubo un caso de coronavirus en un humilde barrio de Rosario de Lerma y Martínez ni se apareció. Personalmente, el intendente de Quijano estaba en los controles de vehículos y vecinos.

Negligencia y ausencia. Por estas horas nadie puede explicar porque Enrique Martínez, el intendente de Rosario de Lerma decidió hacer regresar a una repatriada que no cumplió con la cuarentena y la llevó a uno de los barrios más humildes de su pueblo. Sin seguimiento ni control.

Hay decena de denuncias de los vecinos del barrio Islas Malvinas que las mujeres, una de ellas dio positivo no cumplieron con el aislamiento. "Hubo hasta un asado en esa casa", denunciaron. Enterado de esto, Martínez ni se apareció. Ni el ni ningún funcionario se acercó a darle explicaciones a los vecinos que hoy están con mucho miedo de haberse contagiado.

Paralelamente, mientras vecinos esperaban que alguien de la gestión de Martínez o el propio jefe comunal, a unos pocos kilómetros sobre la ruta 36, el vecino intendente de Campo Quijano, Carlos Folloni tomaba la decisión de realizar controles más rigurosos para los vehículos y los vecinos.

Pasada las 22.30, Folloni estaba en persona controlando el ingreso a Quijano mientras sumaba a policías municipales para garantizar la seguridad de sus vecinos.

Esta nota habla de:
2Comentarios
  • J
    jajajajaj

    tampoco aue folini sea una maravilla, lo que hace es circo mediatico

    Ver más

    14/05/20
    0
    0
    Responder
  • NMET
    no molesten está trabajando

    Que la gentusa de rosario de lerma no moleste y haga cuarentena y cierre el pico parece decir el dente. Una ausencia absoluta y ni una palabra de la mujer de los asados y los paseos. El inteN DICE QUE ESTÁ AL DENTE el asado de corona

    Ver más

    13/05/20
    0
    0
    Responder

Tu comentario

Nombre