Notas del lector
Noticias enviadas por los lectores

Pedimos que nos escuchen!!

 La triste espera de un preso federal de la provincia de Salta. La carta que aquí escribo refleja la dura y angustiosa espera que tienen los privados de libertad en el sistema del servicio Penitenciario Federal a causa de la confección de leyes y artículos que no benefician de alguna manera a muchas personas que se encuentran detenidos inocentemente o por "supuestos vínculos" o relaciones a través de comunicaciones telefónicas y contactos personales. La idea de esta carta es simplemente que se pueda difundir en algunos medios de comunicación para que alguien se preocupe o pueda dar alguna explicación de lo que sucede con las leyes nuevas y poder explicarlas o de hacernos entender el porque estamos privados de la libertad. Muchos presos estamos dentro de un penal solo por una escucha telefónica en dónde los jueces nos condenan solo porque entienden que las conversaciones que se graba tiene indicios de alguna maniobra o diálogos en códigos en donde "la famosa ley o artículo del supuesto" nos condena sin saber si realmente es cierta o falsa esa acusación. También ocurre que a veces se condena o se detiene a personas solo por ser portador de apellidos o sorprendentemente por recidir o ser nativos de ciudades fronterizas. Hay casos que se interviene un teléfono y a su vez al teléfono que llama y a su vez al que llama este y así sucesivamente, llegando a veces a conversaciones normales o entre familias y sin embargo ya lo etiquetan como cómplices, participantes o relacionados con personas dedicadas al narcotráfico. Lo más doloroso de ésta situación es que cuando nos privan de la libertad, sobreviene una cantidad de situaciones extremadamente angustiosas. Por un lado él gasto económico que tenemos que afrontar en pagos de abogados, (son lo más caro dentro del sistema judicial) el dejar a la familia, hijos menores sin recursos para mantenerse ya que en la mayoría de las casos somos sostén de familia, la pérdida de puesto de trabajo, la separación de los vínculos familiares y sobre todo la vergüenza y la marginación del entorno familiar, laboral y vecinal. Por el otro lado tenemos que vivir día a día la dura realidad de vivir en un sistema carcelario federal en situación límite donde los pabellones están abarrotados de detenidos en donde supera la cantidad normal de internos, también los secuestros de vehículos, documentación, efectos personales y embargos preventivos de dinero y propiedades. La espera de un juicio dentro de un penal que en la mayoría de los casos dura hasta dos años por solo una llamada de teléfono. En el transcurso de ese tiempo muchos de los presos pierden sus casas, sus familias, hay separaciones matrimoniales, peleas familiares, se pierden muchos trabajos por ser parientes de una persona presa, en realidad a nuestros familiares se le cierran todas las puertas. Lo que acá los presos pedimos es que por lo menos los que tienen prisión preventiva o solo están procesados podamos esperar en nuestros hogares hasta que se pueda esclarecer nuestra situación procesal. Así no abandonamos a nuestras familias e hijos, podamos continuar con nuestros trabajos normalmente. Los que están ya condenados pedimos que vuelvan los beneficios de poder reducir las condenas por conducta ejemplar, por trabajo, por educación escolar, por cursos y talleres, demostrando así que podemos reinsentarnos en la sociedad o tener salidas transitorias. La actual ley dice que se tiene que cumplir la condena completa sin importar los beneficios o estudios realizados. Esta ley solo logra que los reclusos al saber esta normativa no quieran estudiar, trabajar o preocuparse por ser mejor persona ya que lo ven de forma inútil realizar estás cosas sin beneficio alguno. Al tener beneficios y reducciones de penas los reclusos se preocupan por su salud, su educación, su trabajo, se vuelven personas instruidas y preparadas para regresar a sus hogares y reincentarse de la mejor manera en la sociedad. Solo pedimos ser escuchados y que se vean los casos con más cuidado y preocupación ya que solo una firma de un juez puede destruir de por vida la familia e integridad de una persona. Queremos saber que abarca a la ley actual, nadie nos informa, que derechos y que obligaciones tenemos. Que nos den una explicación real de cuáles son los beneficios de una salida transitoria, para una prisión domiciliaria, los tiempos que hay que esperar para una presentación. Que nos ayuden a conocer nuestras leyes para no ser engañados por los abogados que nos piden mucho dinero. Supuestamente desde julio del año 2.017 salió una ley nueva en donde sé cortan todos los beneficios que la anterior ley nos brindaba. Hay gente que por una simple llamada de teléfono está cumpliendo seis años de condena, cuando un asalto a mano armada o un abusador tiene condenas muchos menores en seis años a cumplir. Estamos pidiendo solamente una justicia justa y equitativa para todos y que se tengan en cuenta las condenas según la gravedad de los hechos en forma beneficiosa para todos. Somos personas normales, con familia y sobre todo seres humanos con derecho a saber y estar informados de nuestras leyes y reglamentaciones carcelaria.

0Comentarios

Tu comentario

Nombre