Internacional
No te la puedo creer

"Es real": el increíble mensaje de mujer luego de morir por 27 minutos

Los médicos que atendieron a Tina Hines explicaron que la paciente sufrió una pao cardíaco durante 27 minutos.

Durante 27 minutos, Tina Hines, de Arizona, sufrió una parada cardiorrespiratoria. En otras palabras, murió durante casi media hora, según relataron sus familiares.

Ya intubada en el hospital, Tina abrió los ojos. Incapaz de hablar o de moverse, hizo un gesto con la mano para que le alcanzaran un papel y un bolígrafo. Casi como si se tratara de un mensaje críptico, escribió con dificultad varias letras entrelazadas en las que se leía: "Es real".

Cuando sus seres queridos le preguntaron con preocupación a qué se refería, ella miró hacia arriba, como si intentara señalar el cielo.

En una entrevista con la prensa, su esposo, Brian Hines, explicó que el ataque cardíaco de Tina fue inminente. El día en que se derrumbó, estaban a punto de salir de casa para disfrutar de una caminata cerca de su casa en Phoenix, en febrero de 2018.

En cuanto su esposa cayó al suelo, Brian Hines comenzó el masaje de reanimación cardiopulmonar (RCP), una maniobra que en opinión de los doctores, salvó a Tina. Antes de que llegara la ambulancia, tuvo que revivir a su mujer, y madre de sus cuatro hijos, dos veces.

Según relató, Tina nunca había tenido ningún problema cardíaco, por lo que el ataque fue completamente impredecible y traumático. Gracias a que Brian no desistió y continuó la reanimación, su mujer recuperó la conciencia media hora después en el hospital. Los médicos explicaron que el corazón de Tina se detuvo durante 27 minutos, y que tuvieron que utilizar un desfibrilador seis veces para revivirla.

El mensaje que escribió con dificultad en un papel ya dio la vuelta al mundo, y ella se muestra encantada de contar exactamente lo que vio mientras sufría el paro cardíaco. 

"Era muy real, los colores eran muy vibrantes", narró al diario local, después de asegurar que vio a una figura que parecía Jesús, de pie frente a unas puertas negras que daban paso a una luz brillante.


Te puede interesar
0Comentarios

Tu comentario

Nombre